Economía

Los puntos débiles para que Colombia ingrese a la Ocde

Las recomendaciones de los comités de Comercio y Laboral del ‘club de buenas prácticas’, realizadas a principios de año, no se estarían cumpliendo en algunos temas.

Presidente Santos

Economía Por: Redacción Portafolio

Noviembre será trascendental para las aspiraciones del país de acceder a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), ya que, en París, el día 7 es la reunión con el Comité de Trabajo, y el 26 con el de Comercio, los dos últimos eslabones para completar los 23 comités que tiene el ‘club de las buenas prácticas’.

(Lea: El próximo año Colombia podría ser parte de la Ocde, según el presidente Santos)

No obstante, algunos puntos podrían retrasar los planes del presidente Juan Manuel Santos de ingresar a la Ocde en el primer trimestre del año entrante. A comienzos del 2017, esta organización elaboró una hoja de ruta con recomendaciones para que Colombia pudiese completar estos últimos dos comités. Del lado del comercio, uno de los puntos más importantes es el de propiedad intelectual.

(Lea: Corrupción, uno de los obstáculos que más retrasa la competitividad del país)

Estados Unidos, uno de los miembros con más peso en la Ocde, hizo una revisión a Colombia, fuera del ciclo normal del reporte 301, que analiza el cumplimiento de normas internacionales de propiedad intelectual. Esto a raíz de denuncias de compañías de esa nación que señalan que el país no estaría cumpliendo con las reglas al respecto. Aunque eso no tiene una relación vinculante con la Ocde, podría tener alguna influencia al revisar si se ha mejorado en este tema.

Incluso, en los comentarios adicionales, aceptados por el Gobierno estadounidense el 20 de octubre, algunos gremios de ese país, como la Asociación Nacional de Manufactureros (MAN, por su sigla en inglés) dijeron que ciertas prácticas de las empresas colombianas, y el propio Gobierno, “son inconsistentes con los estándares de la Ocde”.

María Lorena Gutiérrez, ministra de Comercio, Industria y Turismo, viajó el primero de noviembre a Washington para reunirse con representantes de la Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos (USTR, por sus sigla en inglés), con el fin de hablar sobre estas denuncias de posibles violaciones de propiedad intelectual.

En los comentarios (de las empresas) han pedido que en un futuro reporte (...) se incluya a Colombia dentro de una lista prioritaria de observación. Aún no existe un pronunciamiento oficial sobre estos comentarios. Actualmente, el país se encuentra en la lista de observación (Watch List), que no tiene efectos sancionatorios, sino que busca mantener un espacio de diálogo para solucionar algunos problemas que se presenten. Debe aclararse que el informe 301 se limita exclusivamente a asuntos de propiedad intelectual. No tiene que ver con los temas de chatarrización, etanol y alcohol, entre otros, como algunos han mencionado”, dijo la Ministra.

Gutiérrez añadió que “el informe 301 es un proceso de revisión interno de Estados Unidos, ordinario y periódico. No tiene relación alguna con el trámite de adhesión a la Ocde y tampoco es un requisito de acceso. Algunos comentaristas han querido unir los dos temas, pero son independientes”.

La funcionaria añadió que de la Watch List también hacen parte Canadá, Brasil, Perú, México, Suiza, Grecia, Guatemala y Turquía, entre otros.

LAS PATENTES DE LAS FARMACÉUTICAS

Por otro lado, una de las cartas que llegó a la USTR fue la de Afidro, el gremio que representa a las firmas farmacéuticas extranjeras en Colombia. Allí se mencionó el caso del medicamento Glivec, que fue declarado de interés público el año pasado por el ministro de Salud, Alejandro Gaviria. Esto generó una serie de comentarios sobre la violación de patentes por parte del Estado colombiano.

Gustavo Morales, presidente de Afidro, aseguró que “en el tema farmacéutico algunas medidas recientes del Gobierno han sido percibidas como una barrera injustificada de acceso a los mercados. Para ser justos, el Estado ha ido corrigiendo esas decisiones. A principios de este año se expidió un decreto que le pone orden a ese tema. Sin embargo, quedan algunas preocupaciones que seguramente serán debatidas en las reuniones de París, como por ejemplo las referidas a los productos biológicos; eso inquieta mucho a los países con sedes de empresas farmacéuticas innovadoras. A esto se suma la regulación de precios específica contra productos patentados”.

DEUDAS SINDICALES

Asimismo, el tema laboral ha sido blanco de críticas, no solo por la carta de Human Rights Watch sobre la situación en el departamento de La Guajira, sino también por incumplimientos con los sindicatos.

A principios de este año, la Ocde le informó al Gobierno que debía asegurar los derechos laborales y la integridad de los sindicalistas; no obstante, esto no se ha cumplido”, dijo Alejandro Pedraza, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia (CUT).

“Han venido asesinando sindicalistas en el país, especialmente a los de la CUT, y la tercerización, el desempleo y la informalidad han aumentado. Por estas razones, seguimos insistiendo que mientras no se cumpla con eso no se debe dar su acceso a la Ocde. Mediante estudios que hicieron la Central Sindical de Estados Unidos y la de Canadá, los Gobiernos de ambos países, a través de sus ministerios del Trabajo, le hicieron saber a la Ocde que Colombia no ha honrado los compromisos que adquirió”, agregó Pedraza.


Andrés Felipe Quintero Vega
En Twitter: @QuinterovAndres