Economía

Aumento en tarifas de transporte público incrementaría ventas de motos en Bogotá

Así lo determinó un análisis de la Universidad de La Salle en el que se asegura que el costo del transporte equivale al 16% de la canasta familiar.

Motos

Economía Por: Portafolio

Según analistas de la Universidad de la Salle, con el incremento en las tarifas de TransMilenio y el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), que empezará a regir desde este viernes dos de febrero, aumentarán las ventas de motocicletas en Bogotá.

Estudios de la institución revelan que cerca del 60% de los actuales motociclistas eran usuarios de transporte público y la motivación principal para el cambio fue el costo del pasaje. “Otras motivaciones han sido la disminución de tiempo y en especial, dejar de padecer, los problemas de calidad del servicio, cobertura y accesibilidad del servicio público”.

(Lea: Restricción a parrilleros en Bogotá no aplicará a conductores elegidos y escuelas de manejo)

De acuerdo con Edder Velandia, docente de la Universidad de La Salle, es necesario comprender que la motocicleta, además de tener beneficios fiscales, es una opción para movilizarse de una familia.

“La viabilidad económica de la motocicleta aumenta con cada incremento en el pasaje del transporte público e incluso esta situación impulsa el uso de otras opciones como el automóvil de segunda mano y la bicicleta”, señala el experto.

(Lea: Ya está firmado el decreto que reglamenta el incremento de $100 en el pasaje de Transmilenio

El incremento que anunció el distrito a las tarifas del transporte público equivale al 4,54%, valor inferior al definido como referencia para el ajuste del salario mínimo legal mensual vigente. Así, los precios pasarían de $2.200 a $2.300 en el bus troncal rojo y de $2.000 a 2.100 en los buses zonales.

Y aunque analistas consideran que es un valor aceptable, Velandia considera que estas cifras representan un fuerte impacto en la economía de los hogares de estratos 1, 2 y 3, identificados como los principales usuarios del transporte público.

(Lea: Prohíben llevar parrillero hombre en moto en Bogotá

“Para una familia que recibe ingresos cercanos a los dso salarios mínimos, el costo del transporte equivale al 16% de la canasta familiar. Un valor que no puede sustituirse, ya que los desplazamientos diarios al trabajo o estudio son obligatorios y de estos dependen los ingresos de la familia”, explica la institución.

Ante este cambio de sistema de movilidad la institución educativa hace un llamado para que se planeen con prudencia los ajustes a las tarifas, debido a que traería un impacto negativo en el número de usuarios de transporte público así como a la proliferación de motos y autos en la ciudad.

“Ya es momento de activar planes como cargos por congestión, aumentos de las tarifas de los parqueaderos e incluso peajes a las entradas de la ciudad para generar ingresos que sean direccionados a subsidiar el transporte público. Dichas medidas pueden ser impopulares para algunos sectores de la sociedad, pero su direccionamiento adecuado puede ser la solución para un transporte público de calidad, asequible y con impacto positivo en la calidad de vida de los ciudadanos que usan esta opción diariamente”, asegura Velandia.