Economía

‘La minería tiene vocación económica y social’

La directora ejecutiva del Gdiam, Claudia Jiménez. dice que la implementación de una regla de ahorro y estabilización contracíclica fortalecería la renta minera del país.

Claudia Jiménez Jaramillo, directora ejecutiva del Gdiam.

Economía Por: Portafolio

Para el Grupo de Diálogo sobre Minería en Colombia (Gdiam) los fallos de la Corte Constitucional sobre operación extractiva alteraron las relaciones que hay entre las alcaldías municipales y el Gobierno Nacional por el tema de las competencias en el uso del suelo y subsuelo.

(Lea: La producción de oro aumentaría en el 2018

Su directora ejecutiva, Claudia Jiménez Jaramillo, afirma que, ante este panorama, este grupo de reflexión entre opuestos construye unos acuerdos fundamentales sobre como la minería en Colombia pudiera contribuir de manera positiva al desarrollo equilibrado del país.

Así mismo, reitera que la reforma al Sistema General de Regalías, aunque en el papel se justificó, se presentaron “efectos colaterales indeseados”, y se debería volver a revisar, más si se quiere fortalecer la renta minera, “es un tema que necesita un impulso para el progreso de Colombia”.

(Lea: Formalización ayudará a impulsar producción minera para el 2018

Y asegura que la minería resiliente (sostenible) y socio ecológica tiene un balance positivo, porque la actividad extractiva, además de ser incluyente y sostenible, debe ser competitiva en términos que pueda generar un valor agregado en el escenario internacional.

(Lea: Carbón, oro y esmeraldas, las cartas de la minería en el 2018

¿Cuáles son las líneas de trabajo del Gdiam para su estrategia de acción?

En la primera fase se trazó la estrategia en tres ejes: minería incluyente, minería resiliente y minería competitiva. Y en la segunda fase, por la nueva realidad de la actividad extractiva, se revisaron algunos temas que no habían sido desarrollados de manera detallada. Estos son inclusión territorial u ordenamiento territorial. Así mismo, lo que tienen que ver con consultas populares y diálogo territorial, que se desprenden de los reciente fallos de la Corte Constitucional.

Se presentó un impacto territorial en la actividad minera...

Los fallos alteraron las relaciones que hay entre las alcaldías municipales y el Gobierno Nacional por el tema de las competencias en el uso del suelo y subsuelo. Este debate que se generó a partir de las sentencias del alto tribunal cambió en cierta medida la operación minera del país. Entonces vale la pena revisarlo a la luz de las nuevas circunstancias jurisprudenciales.

El punto de vista del Gdiam con respecto a la renta minera, ¿cómo beneficiaría la operación?

Es un tema que se revisará ya que no hay un acuerdo establecido. La renta de la minería legal es un tema que necesita un apalancamiento para el progreso del país. Debe ser plataforma para el desarrollo debido a una renta minera generada en la formalidad. La reforma al Sistema General de Regalías (SGR), aunque en el papel se justificó, se presentaron efectos colaterales indeseados, y se debería volver a revisar, más si se quiere fortalecer la renta minera.

¿El debate comenzó desde que se implementó el actual SGR?

El haber eliminado incentivos como el de tener unas regalías mayores para las zonas productoras, o que están en áreas de influencia de los proyectos mineros, con respecto al resto del país, ha hecho que el sector minero, así como las regiones donde opera la actividad extractiva, se desanimen para fomentar la actividad. Estas regiones deben tener una renta minera más alta ya que ofrecen su zona para la operación.

¿La renta minera fortalecería un fondo de estabilización?

La implementación de una regla de ahorro y estabilización contracíclica es una necesidad. La regla fiscal actual es muy general de carácter constitucional y que no esta muy relacionada al ciclo del precio de los comodities. El Gdiam ha analizado de cerca cómo fue la evolución y el desarrollo de Chile que apalancó la internacionalización de su economía en un fondo de ahorro y estabilización nutrido exclusivamente con la renta minera, lo que permitió que en temporada de vacas flacas siguiera la inversión.

¿Cómo promueven la producción minera sostenible?

La minería resiliente (sostenible) y socio ecológica tiene un balance positivo. La minería bien hecha existe en muchas partes del mundo. La actividad minera debe desarrollarse con una gestión ambiental responsable. Es decir, la producción debe utilizar una tecnología y recursos para que el balance impacto-beneficio no presenten afectaciones al medio ambiente. Así mismo, se deben aprovechar los recursos naturales de forma responsable sin comprometer a las futuras generaciones.

Un proyecto minero puede generar beneficios económicos posteriores...

Es posible que la minería tenga una vocación de desarrollo económico y social. La actividad es transitoria. Y posterior a la operación en ese territorio se deben presentar actividades económicas complementarias que se generen una vez se cierra el proyecto minero. El país debe comprender que hay diferentes clases de minería pero que todas son con operación sostenible.

Una minería sostenible, también es competitiva...

Poner el término competitividad en la definición de minería para desarrollarla en Colombia no es fácil. Sin embargo, se han realizado intercambios para llegar al acuerdo que la minería en el país, además de ser incluyente y sostenible, debe ser competitiva en términos que pueda generar un valor agregado en el escenario internacional. Producir al menor costo posible un producto que pueda tener ventajas en el mercado mundial. Para el Gdiam, se debe asegurar la actividad minera y que simultáneamente los ciudadanos que habitan las zonas de influencia gocen de una mejor calidad de vida.

¿Cuál es la razón de ser del Gdiam?

El grupo interdisciplinario y de opuestos, fue creado con la intención de aportar a las políticas públicas, al sector privado y a la sociedad civil las ideas y procesos que hemos logrado construir para una minería sostenible y competitiva.