Economía

‘Hay que asumir compromisos con el cambio climático’

El embajador de Chile en Colombia, Ricardo Navarrete, afirma que las empresas deben proteger el medioambiente mediante la implementación de procesos sostenibles.

Ricardo Navarrete Betanzo

Economía Por: Redacción Portafolio

Uno de los sectores económicos que ha tenido especial impulso para el gobierno de Chile en cuanto a cobertura y fortalecimiento es el de la generación de energías renovables. Además de ser aceptada por la sociedad del país austral, la evidencia de sus avances y logros por los resultados son ejemplo para las naciones vecinas.

(Lea: “Aumento de las exportaciones confirma la reactivación de la economía”: MinComercio)

Con este marco, Chile promovió en los países de la región la conformación de lo que se llama la Liga Empresarial contra el Cambio Climático (LECCC) que convoca a industriales y hombres de negocios para que se sumen al esfuerzo de seguir trabajando en el desarrollo del aparato productivo, pero con procesos sostenibles y respeto al medioambiente.

(Lea: ‘La minería tiene vocación económica y social’)

En diálogo con Portafolio, Ricardo Navarrete Betanzo, embajador del citado país en Colombia, afirma que este grupo de líderes empresariales debe dar cuenta de la importancia que tiene proteger los diferentes ecosistemas, reconociendo que el cambio climático se está convirtiendo en una amenaza para la humanidad. El lanzamiento de LECCC capítulo Colombia será hoy jueves a las 7:00 p.m. en la residencia del embajador chileno en Bogotá.

¿Cómo armaron el marco legal para sincronizar las energías renovables a la matriz de energía?

Todos los sectores políticos en Chile asumieron el compromiso de perfeccionar y modernizar su legislación para permitir que las tareas a ejecutar modificaran la matriz con generación térmica a carbón a renovables no convencionales. El desafío está en sintonizar cada una de las fuentes de generación convencional y no convencional. Esta última proviene de sistemas eólicos, solares, geotérmicos y mareomotriz.

¿Cuál es el balance que hace el sector energético en cuanto a generación de energía renovable?

Es bueno. Existe una vanguardia, no solo en Latinoamérica, sino a nivel mundial. El ex vicepresidente de Estados Unidos, Al Gore, destaca la experiencia de Chile en esta clase de tecnología.

En el año 2012 la participación de las renovables en la matriz era pequeña. Al 2016 se incorporaron al sistema 21 proyectos. En el 2017 se integraron otros siete. Y a corto plazo se introducirán 12 nuevos, los cuales en la actualidad están en pruebas. En conjunto llegarían a aportar poco más de 2 megavatios (Mw).

En el largo plazo, ¿cuánto alcanzaría la participación de las no convencionales en la matriz energética de Chile?


La mirada al 2050 es que el 70% de su matriz energética este apoyada en energías de fuentes renovables. Y en el 2032 comenzar a exportar esta tecnología y servicios para la generación solar.

Chile tiene condiciones excepcionales para producir esta tecnología, como en el desierto de Atacama, en donde se presentan niveles de radiación altos.

¿Cuáles son los países a los que exportarían esa tecnología?

Se están desarrollando unos programas en conjunto con Argentina, en las provincias de Rosario y Santa Fe. Ha habido reuniones entre las autoridades de ambos países.

Otra de las apuestas de su país en la materia es la promoción de techos solares en las empresas.

El país ha tenido avances importantes porque ha promovido incentivos para que las empresas se inscriban en esta iniciativa. Una de las compañías que más le a apostado a esta tecnología es la Viña Concha y Toro. También se suman Latam y Colbún con proyectos interesantes. En la lista aparecen ademas Arauco, Enaex, Mall Plaza, Maciza y Sodimac, las cuales son conocidas en Colombia por sus inversiones.

¿Cómo sincronizar a empresas y gobierno en la iniciativa del cambio climático?

No solo se requiere de buenas políticas públicas o excelentes gobiernos, sino asumir compromisos con el cambio climático. También, ayudar a incorporar al sector privado en esta empresa, para que sean las comunidades en su conjunto las que apoyen los compromisos de sostenibilidad y respeto por el medioambiente.

¿Cómo serviría la LECCC de articulador en este proceso?

La misión en Bogotá será convocar a empresas pequeñas, medianas y grandes para que hagan parte de este equipo con el fin de que sus procesos sean sostenibles, reconociendo el derecho que tienen las compañías a trabajar en su propia rentabilidad maximizando utilidades.

¿Cómo nace la LECCC?

La red de empresarios se sustenta en una experiencia que nació en el Reino Unido en el 2005. La creó el Príncipe de Gales. En Chile se concibió en el 2009 con la finalidad de promover un escenario de discusión sobre políticas públicas desde la iniciativa privada o empresarial, como reacción a la huella de carbono de las compañías e industrias.

¿Cómo se incubaría la idea en Colombia?

Con la embajada de Chile, ProChile y la Cámara de Comercio Colombo Chilena se busca gestionar la idea acá. Amparados en el modelo chileno, se crearía un grupo de colombianos y para colombianos, para que promuevan el desarrollo de energías renovables. Así mismo, para la disminución de la huella de carbono. El lanzamiento de LECCC capítulo Colombia será hoy jueves a las 7:00 p.m. en la residencia del Embajador de Chile.