Economía

Por errores en fechas de vencimiento se botan casi 10 millones de toneladas de comida al año

Esta cantidad de productos alimenticios corresponde al 34% de los producidos, según cálculos de Planeación Nacional.

Fecha de vencimiento

Economía Por: Julian David Calderon Hortua

Al momento de hacer sus compras, muchos consumidores revisan primero la fecha de vencimiento de sus productos. Cuando la fecha de vencimiento está cercana, es decir a ocho o menos días, la mayoría desiste de llevar el producto por temor a perder su dinero al no poder consumirlo en su totalidad. Estos casos se dan principalmente en los grandes supermercados, quienes piden a los proveedores recoger los productos próximos a caducar y remplazarlos.

(Lea: Agro-ciudad, conexión clave)

Así comienza una cadena de desperdicio de alimentos que, en muchas ocasiones, inicia en la misma planta de producción al no calcular correctamente la vida útil de los alimentos que procesan.

(Lea: Ventas minoristas cayeron 0,9% en el 2017)

A las pérdidas económicas que para ellos produce este fenómeno, se suma el desperdicio de alimentos que, según indica Planeación Nacional, es superior al 34% del total de los alimentos del país.

De acuerdo con este organismo, entre productores y consumidores de alimentos, al año se desperdician en Colombia 9,76 millones de toneladas de comida. Con esta cantidad se podrían alimentar más de 8 millones de personas al año.

Por eso, desde el programa de ingeniería de alimentos de la Universidad de La Salle, se dice que “es un reto para la industria procesadora de alimentos, establecer el tiempo y las condiciones de almacenamiento de sus productos, de forma tal, que sea de alta calidad e inocuo para el consumidor”.

De acuerdo con Liliana Peralta, directora del programa, “ante la normatividad vigente es necesario que las empresas definan el tiempo de vida útil usando técnicas precisas con las que además aumentarán la eficiencia del almacenamiento”. De esta forma los productores bajarán sus índices de desperdicio y mantendrán en el mercado por un tiempo más adecuado la calidad que el consumidor espera.

Señala Peralta que los más afectados por esta situación son los micro, pequeños y medianos empresarios que se dedican al procesamiento de alimentos.

Desde la academia se trabaja en la capacitación de productores y comercializadores de alimentos con cursos y talleres enfocados a reducir estas pérdidas para las empresas. Uno de ellos es el de ‘Determinación del tiempo de vida útil de un alimento’, donde los expertos de la Universidad de La Salle, usando la modelación matemática, enseñan cómo disminuir los errores en el cálculo de las fechas de vencimiento.

FECHA DE VENCIMIENTO VS. FECHA DE CONSUMO PREFERENTE

No es lo mismo que el empaque diga ‘consúmase preferiblemente antes de…’ a que diga la fecha de vencimientos, pues se trata de dos conceptos completamente diferentes. Una confusión que muchos consumidores tienen frecuentemente al revisar las etiquetas de los productos.

De acuerdo con expertos de La Salle, el consumo preferente hace referencia al tiempo en el que el producto mantiene intactas sus propiedades, sin que su ingesta suponga un riesgo. La fecha de vencimiento advierte sobre el día límite, a partir del cual, el alimento no es adecuado para el consumo desde el punto de vista sanitario.

Por confusiones como esta y otras referentes a la fecha de vencimiento o su ausencia, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos llega a desperdiciarse el 40% de los alimentos procesados.