Economía

Vivienda social, la que sumó más área nueva en el 2017

Las familias tendrán más oferta disponible, ya que el año pasado los proyectos que finalizaron obra aumentaron, lo mismo que los nuevos que entraron al mercado.

Según Camacol, se han entregado 134.380 viviendas con subsidio a la tasa de interés, 70 por ciento de las cuales son VIS.

Economía Por: Redacción Portafolio

En días pasados, el presidente de la entidad financiadora de vivienda Credifamilia, Juan Sebastián Pardo, destacó cómo en medio de un entorno de desaceleración económica, las ventas de vivienda de interés social (VIS) crecieron en valor en el 2017, mientras que los demás segmentos no registraron cifras al alza.

(Lea: El mercado de la vivienda nueva sintió la desaceleración)

“Lo de la VIS es muy importante, porque demuestra que los hogares están encontrando oferta y que, además, tienen capacidad de compra”, agregó.

(Lea: ¿Qué son los intereses de subrogación y cuándo deben pagarse?)

Esta afirmación se confirmó ayer en el reporte consolidado del 2017 sobre VIS y no VIS (rangos medio y alto), en el cual el Dane destacó que el área que inició obra en el primero se incrementó casi 20% contra -10,6% en el segmento no VIS.

(Lea: Casi la mitad de los proyectos de APP se quedan en el papel)

Para el gerente de la Lonja de Propiedad Raíz de Medellín, Federico Estrada, “claramente la oferta subsidiada se encuentra en un nicho de mercado en el que había –y aún hay– una demanda insatisfecha, la cual, hay que reconocerlo, ha contado en los últimos años con una política de Estado acertada que ha tenido un impacto importante, como nunca antes había sucedido”.

Édgar Solano, gerente de Construcciones Planificadas, coincidió con Estrada y destacó que, sin duda, los subsidios destinados a esta oferta están motivando a la gente, que está viendo una gran oportunidad de adquirir casa nueva.

PLAZO PARA LA INICIAL

“A esto hay que sumarle que ahora se están manejando más plazos para pagar la cuota inicial, lo que a los compradores les da más campo de acción para ajustar sus cuentas”, dijo el directivo, quien agregó que, a pesar de algunos datos a la baja en los nuevos proyectos no VIS, “en el caso específico de Bogotá el año comenzó de forma positiva, por el lanzamiento de nuevos proyectos en el occidente de la ciudad”.

Efectivamente, el reporte entregado ayer por el Dane sobre el desempeño de todo tipo de oferta durante el cuarto trimestre del año pasado evidenció la recuperación de Bogotá, por lo menos en lo que tiene que ver con el inventario general que entró al mercado. Según la entidad estadística, “la capital y el área de influencia de Medellín presentaron, en conjunto, la mayor participación del área iniciada con 35,9% (29,4% de vivienda diferente de VIS y 6,4% de vivienda social).

Algo para tener en cuenta es que la VIS en estas dos ciudades aún está en ajustes; se espera que en el segundo semestre del año la tendencia alcista sea un hecho. Les siguieron Cali, Cundinamarca y Barranquilla, que registraron una participación conjunta de 34,1% (19,7% de no VIS y 14,5% deVIS).


En Twitter: @GabrielFlorezG