Economía

El carbón seguirá mandando en la generación de energía

Dos proyectos térmicos, La Luna y Bijao, que entre ambos tendrán una alta capacidad instalada, son el botón de muestra de que el mineral se mantiene como insumo líder.

Las térmicas Bijao y La Luna tendrán en conjunto una capacidad instalada de 1.585 Mw.

Economía Por: Portafolio

Mientras en el mundo proscribe el carbón como materia prima para la generación de energía eléctrica, a través de las centrales térmicas, Colombia por el contrario le sigue apostando a este mineral y a la citada tecnología para el suministro de corriente a hogares, comercio e industria.

Así, el país aprovecharía los yacimientos y sus reservas de carbón, estimadas para durar cien años, como combustible que alimente la fuente térmica, la cual ya está empleando procesos sostenibles para evitar impactos en el medio ambiente.

(Lea: Sindicato y Cerrejón habrían logrado acuerdo

Precisamente, en las próximas semanas, dos grandes proyectos térmicos a base de carbón tendrían el aval de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), con lo que le permitirían iniciar las obras civiles de su montaje en el 2019, y entrarían en operación en el 2023.

Los proyectos son la centrales térmicas de La Luna, en el Cesar, y Bijao, en Córdoba, con los cuales la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme) busca garantizar la confiabilidad en el suministro de energía.

(Lea: Las exportaciones de carbón habrían crecido 50% en valor

GRAN CAPACIDAD INSTALADA

El proyecto térmico de La Luna (TermoLuna), ubicado entre las cabeceras municipales de El Paso y Becerril, se caracteriza por poseer un complejo carbonífero propio que suministra el mineral, a boca de mina, a la planta de generación.

(Lea: Multa a minas de carbón del Cesar

“La central térmica nace de la necesidad de crearle valor al combustible que poseemos, que con una mina propia le dará seguridad y abastecimiento eléctrico al país con un modelo enlazado entre insumo y fuente de generación, lo que implica importantes ahorros en transporte y logística del mineral”, señaló un vocero del proyecto.

El complejo TermoLuna, cuyo operador será la multinacional Sloane, tendrá una capacidad instalada de 1.125 megavatios (Mw) que se configurarán en tres unidades cada una de 375 Mw. Así mismo, su capacidad de generación se trazó en 1.080 Mw.
Además, sería la primera planta térmica que se conectaría a 500 kilovoltios (Kw) al principal anillo del Sistema Interconectado Nacional (SIN).

“Representaría cerca del 8% del mercado eléctrico de generación para el país, y por su localización estratégica permitirá garantizar aún más la confiabilidad de suministro de energía en el territorio nacional”, aseguró la fuente consultada.

La inversión del proyecto será de US$1.600 millones, los cuales serán divididos para su desembolso en dos partes: el primero, de US$600 millones, será para el montaje de dos unidades, y el segundo, para una expansión a mediano plazo. Con el montaje y posterior puesta en operación de TermoLuna, esta central térmica generaría 1.500 empleos indirectos y se estima en 4.500 los indirectos.

En su proceso de generación, utilizará la llamada tecnológica Ultra Supercrítica, la cual permite producir más kilovatios de transmisión con menos volúmenes de carbón. También se emplearía el sistema de enfriamiento precondensado para reducir los volúmenes de agua.

“Emplearía una tecnología de vanguardia en generación térmica a carbón en el mundo y sería la primera en Latinoamérica con esta característica. Así mismo, sus procesos permitirían el ahorro de agua hasta en un 75%, mientras las convencionales lo hacen en un 37%”, precisó el vocero de TermoLuna.

Con este proceso sostenible, el complejo térmico reduciría hasta en 75% la emisiones de CO2, de acuerdo a los convenios de París y a los requerimientos de la Ocde.

Por esta razón, en cuanto a los costos de generación de TermoLuna, estos se transarían por debajo de proyectos de energía renovable, incluso de térmicas que funcionan con carbón térmico pulverizado.

CONFIABILIDAD PARA EL OCCIDENTE DEL PAÍS

El complejo térmico Bijao (TermoBijao), localizado en el municipio de Puerto Libertador (sur de Córdoba), a diferencia de su homólogo TermoLuna, dependerá del carbón que le surta la mina que opera la empresa Sator, filial del grupo Argos.

Portafolio pudo establecer que la citada central, cuya batuta estaría en manos de una multinacional del sector que solicitó reserva del nombre, tendrá una capacidad instalada de 460 Mw y su insumo será el carbón pulverizado.

TermoBijao tendrá una capacidad para la generación de 300 Mw, que entrarán al anillo occidental que hace parte del SIN. Y la energía que salga de la planta térmica será transportada por una línea de 27 kilómetros (Km) de longitud y con capacidad de 220 Kw hasta la subestación de Cerro Matoso.

Aunque no se ha establecido aún el monto de inversión del proyecto TermoBijao, la multinacional interesada estima que una vez se tengan todos los permisos terminará de hacer los cálculos para definir la viabilidad financiera.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio