Economía

Las propuestas de Iván Duque y Germán Vargas Lleras para impulsar la construcción

Los dos candidatos presidenciales participaron del panel que hizo parte del foro “Construyendo Colombia”, organizado por Camacol.

Foro Camacol

Economía Por: Julian David Calderon Hortua

Como parte de la agenda del foro “Construyendo Colombia”, organizado por Camacol, los candidatos presidenciales Iván Duque y Germán Vargas Lleras expusieron sus programas de gobierno en materia de construcción ante un auditorio de representantes del sector. De acuerdo con Sandra Forero, presidente de Camacol, la construcción produce 78 billones de pesos al año y jalona otros 38 billones más en insumos, por lo que es de vital importancia conocer la política que para el sector tienen los aspirantes a la presidencia del país. Otros candidatos fueron invitados a participar, pero solo ellos estuvieron presentes en el evento.

(Lea: Vivienda social, la que sumó más área nueva en el 2017)

Duque y Vargas Lleras coinciden en que se hace necesaria una mayor oferta de suelo urbanizable, factor que ha sido uno de los obstáculos más reiterativos para el desarrollo de proyectos de construcción. A su vez ambos destacan que varios de los programas de impulso a la demanda de vivienda nueva implementados deben mantenerse, pero con algunos cambios.

(Lea: Precio de la vivienda nueva aumentó 6,09% en el 2017)

Duque fue el primero en exponer sus propuestas para el sector de la construcción. En materia de financiación, ampliaría de 20 a 35 años el plazo para financiamiento de vivienda a nivel nacional. “Eso permite ampliar el monto financiable del 70 al 80% del valor total de la vivienda. ¿Qué impacto tendría esto en la ciudadanía? Le liberaría casi 15% del flujo de caja mensual a los hogares colombianos durante el periodo de pago de la vivienda”, explicó. Asegura Duque que con este cambio se beneficiarían todos los sectores, pero especialmente los estratos 2, 3 y 4.

Asimismo, promovería que los programas de ahorro del arriendo, que hoy solo adelanta el Fondo Nacional del Ahorro, puedan ser desarrollados también por la banca comercial, permitiendo el acceso de más personas a este tipo de beneficio.

Propone generar 1,5 millones soluciones de vivienda en el periodo de cuatro años. Para ello construiría 900.000 viviendas nuevas y mejoraría 600.000 más.

Para dicho mejoramiento tiene un cálculo estimado de 5 millones de pesos por unidad para que se mejore la calidad de vida de los hogares mediante la correcta adecuación de piso, techo, cocina y otros espacios de la casa. Como parte de esta propuesta se llevaría esta opción de mejoramiento al campo, con 180.000 unidades en zonas rurales.

Ampliar la capacidad de apalancamiento para la financiación de la vivienda en 7 billones de pesos mediante la reducción de 50 puntos básicos en el costo del acceso a la vivienda.

En cuanto a la oferta de suelo para construcción, Duque afirmó que con la coordinación adecuada entre el Estado y los entes territoriales se pueden generar entre 16.000 y 20.000 hectáreas, lo que beneficiaría a los constructores y a los compradores, puesto que el precio del suelo es un factor de bastante peso en el costo final de la vivienda.

Finalmente, afirmando que las cosas buenas deben reconocerse, Duque aseguró que de llegar a la presidencia mantendría herramientas implementadas en el actual gobierno que han tenido buenos resultados, como los programas de cobertura a la tasa de interés para la compra de vivienda nueva, así como los programas que ya se adelantan en cuanto a la vivienda de interés social (VIS). Sin embargo, enfocaría esfuerzos adicionales al impulso de la vivienda No VIS, para hogares con ingresos medios, pues este tipo de proyectos tienen un mayor impacto positivo en el sector constructor, que requiere de una reactivación importante.

De hecho, frente a los beneficios que hoy da el Gobierno para la adquisición de vivienda nueva, Duque propone aplicar esos mismos beneficios para la compra de una segunda vivienda, siendo ésta el límite para aplicar a los subsidios.

En el foro Germán Vargas Lleras expuso después sus propuestas para el desarrollo de un sector con el que está muy familiarizado, pues fue ministro de vivienda del presidente Juan Manuel Santos.

Coincide en varios aspectos con las propuestas de Duque. Por ejemplo, al ser uno de los promotores de programas como Mi Casa Ya para hogares con ingresos entre 1 y 2 salarios mínimos y también en la versión para hogares con ingresos entre 3 y 4 salarios, se compromete a mantenerlos, pues su éxito fue demostrado, asegura. A diferencia de su contendor de debate, Vargas Lleras haría un esfuerzo especial en impulsar los proyectos de VIS, pues tener una vivienda propia es un hecho que permite a muchas familias dejar atrás muchos de los aspectos de la denominada pobreza extrema. Como meta tendría entregar 150.000 nuevas unidades de vivienda gratuita. También mantendría la cobertura de tasas para vivienda de mayor valor, para la clase media.

Como meta propone la construcción en 4 años de 1,200.000 nuevas unidades: 600.000 unidades de VIS, incluidas 100.000 para sectores rurales. Para lograr esta última parte, reintegraría al Ministerio de Vivienda la facultad de desarrollar la vivienda rural, función que hoy es del Banco Agrario.

Adicionalmente pondría en marcha dos nuevos programas: la construcción en sitio propio para permitir financiamiento a miles de cooperativas o asociaciones de Colombia que hayan comprado o habilitado la tierra. No se trata que cada afiliado a una cooperativa avance por su cuenta en la construcción de su casa, sino que en dicho terreno una constructora con experiencia pueda adelantar las obras. El segundo programa sería impulsar el leasing o arrendamiento social con y sin opción de compra, así como facilitar el entorno para que se puedan tener las pólizas para cubrir esos arrendamientos.

En lo referente a la oferta de suelo, a través de un programa nacional de gestión y habilitación de suelos, habilitaría 13.000 nuevas hectáreas, que son las que se requieren para alcanzar las metas en construcción de vivienda 1,2 millones de viviendas.

Ya dentro del desarrollo del debate, moderado por Mauricio Reina, ambos candidatos entregaron detalles de su programa, por ejemplo en materia de financiamiento.

Duque asegura que su programa tendría un costo de 10,7 billones de pesos en los 4 años, con lo que por año serían 2,7 billones de pesos. Las propuestas de Vargas Lleras, de acuerdo con el documento que contiene su programa de gobierno, costarían cerca de 16 billones de pesos. Precisamente Vargas Lleras señaló que en la actualidad se gastan más de 11 billones de pesos en 22 programas de menor impacto, por lo que él “canalizaría, aún en medio de la estrechés fiscal, muchos de esos recursos al programa más exitoso: los subsidios a los temas de vivienda para casa gratis”.

Finalmente, entrando en el terreno de la política, frente a los resultados de la jornada electoral del domingo pasado, en la que se determinó una nueva conformación del Congreso, ambos candidatos hablaron de la necesidad de hacer alianzas en el legislativo.

Vargas Lleras esgrimió su experiencia como ministro del interior y como legislador, periodos en los que sacó adelante más de un centenar de iniciativas en el Congreso, por lo que como presidente no tendría problema en lograr las alianzas necesarias para lograr el apoyo necesario para las reformas propuestas. “constituir y formar nuevas alianzas que vayan a conducir la rama legislativa, es algo indispensable. “, aseguró.

Por su parte Duque hizo lo propio y aseguró que en cuatro años como senador sacó adelante varias leyes “estando en la oposición, consensuando, sin vender los principios, escuchando a los demás”.


Julián Calderón H.
julcal@eltiempo.com