Economía

El mundo quiere más cacao colombiano para este año

Desde Malasia hasta México y la Unión Europea, se espera que los pedidos aumenten más de 7% en volumen. En una década, la industria logró revertir la balanza comercial.

Eduard Baquero, presidente de Fedecacao.

Economía Por: Redacción Portafolio

El aroma a café, que ha posicionado a Colombia a nivel mundial, ahora tiene como acompañante en la canasta exportadora al del cacao, que en la última década conquistó varios mercados internacionales, dobló su producción y pasó de tener más exportaciones que importaciones.

(Lea: ‘Las cuotas agrícolas ofrecidas por Japón al país son ridículas’)

En diálogo con Portafolio, Eduard Baquero, presidente de Fedecacao, dijo que espera que este año las exportaciones crezcan 7% en volumen.

(Lea: La edición de genes de cacao no será regulada)

¿Qué balance hace de las exportaciones de cacao en los últimos años?

Hace 10 años, el país exportaba 650 toneladas y el año pasado, las ventas externas alcanzaron 11.926 toneladas de cacao en grano. El subsector cacaotero no solo exporta en grano, sino también algunos subproductos, semielaborados y otros elaborados. Si se hiciera la conversión de estos en cacao en grano estaríamos hablando de un total de 24.000 toneladas exportadas. Además, el año pasado el país alcanzó la máxima producción en toda su historia, la cual fue de 60.000 toneladas, mientras que hace una década eran 33.000 toneladas. En cuanto a importaciones, en el 2007, el país compraba 12.795 toneladas y el año pasado, las compras externas fueron de solo 488 toneladas.

¿Cuál ha sido el secreto del éxito?

La actividad del cacao en Colombia nunca ha sido fácil, porque las áreas sembradas de cacao, en el pasado y ahora también pero con menor intensidad, han sido zonas de orden público bastante complicadas. El principal departamento productor de cacao es Santander, segundo es Antioquia, en la zona del Urabá, y tercero, Arauca, en municipios como Arauquita, Saravena, Fortul y Tame. Otro departamento cacaotero es Huila, también afectado por la violencia. En la medida que esto fue cambiando, la gente volvió a sus plantaciones y adoptó la tecnología que la Federación Nacional de Cacaoteros le enseñó, para manejar las enfermedades, que es un gran problema. Otra tarea importante fue una que se hizo de la mano del Ministerio de Agricultura, hace un par de años, renovando plantaciones. Ahora son 38.000 familias que viven de esta industria.

¿Cuáles son los principales compradores del cacao colombiano?

De las 11.926 toneladas en grano del 2017, como país el primero fue México con 25%. Luego le siguen países de la Unión Europea como Holanda con 16%, Italia (16%) y España (15%). Por otro lado, Malasia tiene una connotación importante, por lo que era un gran productor de cacao. Hoy en día ya no lo es y están más dedicados al cultivo de la palma. Tienen cerca a uno de los grandes productores a nivel mundial, como lo es Indonesia. Sin embargo, la calidad de nuestro de cacao y de la manteca es excelente. El mercado de Malasia ha venido creciendo de una manera importante. En el 2014, este país no nos compraba nada y en este momento ya representa el 14% de las exportaciones.

¿A qué nuevos mercados esperan llegar o consolidarse más?

El mercado norteamericano es un reto importante, aún más con Canadá que ha venido aumentando bastante. Este año se hicieron unas exportaciones hacia allá, de manera directa con Fedecacao, que también está en la comercialización. En EE. UU. también estamos tratando de involucrarnos de una manera un poco más fuerte. Ha habido una campaña agresiva de la mano de ProColombia y Minagricultura para promocionar el cacao colombiano en el mundo. Hemos participado en diferentes eventos en el mundo, que han sido muy importantes, como el Salón del chocolate, en París (Francia).

¿Qué metas tienen para este año?

El país ha venido creciendo en producción más o menos en un tasa del 7%. Esperamos mantenerla, sin embargo, este año es importante precisar que las condiciones climáticas no han estado de la mejor manera, pero hasta ahora no hemos reportado algunas consecuencias significativas. Con el tema de exportaciones, la idea es seguir manteniendo un incremento de 7%, lo cual va muy de la mano del mercado.

Vale recordar que el 2017 fue un año complicado, porque los precios internacionales tuvieron una baja y en algunos casos el mercado interno pagaba unos valores iguales o superiores al mercado foráneo. Este año el precio del cacao ha mostrado una pequeña reactivación y esperemos que se mantenga. En los últimos días, ha estado alrededor de los 2.570 dólares por tonelada, mientras que el año pasado registró casi 1.800 dólares por tonelada. Asimismo, la tasa representativa de mercado a la baja es otro de los factores que afecta de alguna manera.


Andrés Felipe Quintero Vega
En Twitter: @QuinterovAndres