Economía

Derechos ‘antidumping’ ponen tensa la relación comercial con Chile

El país austral llamó a consultas a Colombia en el marco del TLC por un gravamen adicional del 10,35% a tambores metálicos cilíndricos.

Tanques

Economía Por: Redacción Portafolio

Una medida tomada a finales de marzo por el Gobierno colombiano ha generado inquietudes en Chile, tanto así que la nación austral llamó a consultas al país, en el marco del TLC.

(Lea: La diversificación de la oferta exportadora y el acuerdo de paz)

El origen del malestar son unos derechos antidumping definitivos, impuestos el 21 de marzo de este año, a “las importaciones de tambores metálicos cilíndricos de capacidad igual a 208 litros, clasificadas en la subpartida arancelaria 7310.10.00.00 originarias de la República de Chile, en la forma de un gravamen Ad-valorem del 10,35%, el cual se liquidará sobre el valor FOB declarado por el importador, adicional al arancel vigente en el Arancel de Aduanas Nacional para la mencionada subpartida”, reza la resolución del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

(Lea: MinComercio premió a tres empresas colombianas por lograr altos estándares de calidad para exportar)

Asimismo, se aclara que estos derechos se aplicarán por un término de cinco años, contados a partir de la fecha de publicación de la resolución.

La investigación inició el 30 de enero del año pasado, a petición de la empresa nacional Greif Embalajes Industriales S.A. contra la firma Manufacturas Metalúrgicas Rheem Chilena Ltda.

El Gobierno chileno se opuso a la decisión del Mincomercio, por lo que llamó a consultas a Colombia. Precisamente, María Lorena Gutiérrez, ministra de Comercio, dijo que “estas controversias son normales en el marco de un intercambio comercial dinámico como el que tenemos con Chile. En la medida en que un país obtiene un rol más importante en el comercio internacional, se vuelve objeto de este tipo de controversias. Colombia responderá a este requerimiento y aportará toda la información en la que se soporta que aplicó todo el debido proceso.

Hicimos la investigación pertinente, visitamos a la empresa chilena y verificamos las condiciones de competencia en las que se estaba importando esta mercancía. Después de todo el proceso, tomamos esta medida que busca proteger los intereses de nuestros industriales”.

Si ambas naciones no llegan a un acuerdo, Chile puede convocar a un tribunal arbitral, para dirimir el percance comercial.