Economía

Carbón gana terreno en la generación térmica

Este mineral ha incrementado los niveles de consumo en los citadas plantas de generación, incluso en algunos meses por encima del gas.

Mina de Carbón

Economía Por: Redacción Portafolio

El carbón se niega a perder terreno como materia prima para la generación de energía en las plantas térmicas del país. Sólo entre diciembre de 2017 y enero de 2018 su consumo aumentó en un 45%, mientras que en este último mes a febrero del presente año, el índice fue del 35%.

(Lea: En julio comienza llenado en el embalse de HidroItuango)

Además, la participación de la oferta y demanda del mineral también queda evidenciada en los más recientes registros de la firma Concentra, la cual con base en información de XM, señala que entre el 1 de enero del 2017 y el 13 de abril del 2018 fue del 36,6%.

(Lea: Expiden el marco de la política para contratación de proyectos de generación de energía)

“El carbón ha incrementado sus niveles de consumo en las termoeléctricas, incluso en algunos meses por encima del gas. Y solo basta con observar su comportamiento en los primeros cuatro meses del presente año para establecer el repunte”, señaló Hemberth Suárez, consultor de la firma OGE Legal Services.

En enero pasado, el volumen consumido de carbón fue de 132,56 GBTUD, un 43% más en comparación con el mismo mes del 2017, que fue de 57,31 GBTUD. Para febrero, el nivel llegó a los 175,78 GBTUD; en marzo a los 196,86 GBTUD y, en abril (con lectura al día 13), fue de 84,27 GBTUD.

El aumento en el consumo del mineral negro también registró movimientos favorables en cuanto a su precio. En el 2017, la cotización más baja se presentó en febrero cuando se registró $158,8 por kilovatio hora (Kw/h), y el más alto correspondió al mes de noviembre, cuando se selló en $176,8 por Kw/h.

El reporte de Concentra indica que respecto a los precios según tecnología se tiene que: “en el periodo de tiempo analizado, las plantas que generaron con gas natural declararon un precio de oferta promedio durante el 2017 de $406,9 por Kw/h, las de carbón de $168,3 por Kw/h y las de combustibles líquidos de $534,1 por Kw/h”.

“Desde el punto de vista costo/beneficio, generar con carbón está siendo mucho más económico para las centrales térmicas, ya que a menor volumen de consumo, se ofrece mayor cantidad de energía al Sistema Interconectado Nacional (SIN)”, señaló una fuente consultada del sector eléctrico.

La generación eléctrica mensual promedio en gigavatios hora (Gw/h) entre el 1 de enero y el 31 de diciembre del 2017 fue del 11,3% para gas, 4,7% para carbón, y la participación de combustibles líquidos fue de menos del 1%.

Cabe recordar que en la actualidad la composición térmica se divide en: 1.669 megavatios (Mw) instalados de generación con gas natural, 1.356 Mw con carbón y 1.248 Mw con diésel. El resto lo componen además el Jet A1-Gas Natural y Jet A1.

PROYECTOS PIDEN PISTA

De los 529 proyectos vigentes para la generación de energía registrados ante la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme), con corte al 31 de marzo (2018), nueve son térmicos con base en el carbón, pero solo cuatro están listos para aterrizar, y su montaje comenzaría en el 2019, son: La Luna, Bijao, Paipa y Tasajero.

Los nueve proyectos en conjunto (ver mapa), tienen una capacidad instalada de 2.988,9 Mw, y de generación de 2.988.900 Kw.

“Al tener unas grandes reservas del mineral para más de 80 años, se garantiza la confiabilidad en el abastecimiento de las termoeléctricas y, por ende, en el suministro de energía”, indicó Ricardo Ramirez, director de la Upme.

El funcionario precisó que hoy las plantas térmicas son complejos con procesos ambientalmente sostenibles para la generación de energía térmica con base de carbón, incluso con reducciones “considerables” en las emisiones de CO2.

El Ministerio de Minas y Energía (MME) reportó una producción de 89,4 millones de toneladas de carbón durante el 2017. “La meta se cumplió gracias en parte al trabajo articulado de la institucionalidad”, aseguró el jefe de la cartera minero energética, Germán Arce Zapata.

Por su parte, un vocero de la multinacional brianica Sloane Energy Colombia, consultado por Portafolio, recalcó que hoy las plantas de generación térmica poseen una tecnología Ultra Súper Crítica (USC) que permiten producir energía con los máximos estándares de sostenibilidad en términos de emisiones e impacto social

Es el combustible más barato y el único que Colombia realmente tiene. Eso da como resultado el costo marginal más bajo para la matriz energética en el territorio nacional”, señaló la fuente, y enfatizó que, “es energía firme, complementaria a los renovables y a los hídricos”.

En el mismo sentido, el consultor de OGE Legal Services (Hemberth Suárez), señaló que para apalancar estos proyectos térmicos a carbón está el cargo por confiabilidad. “Según la Upme, para la producción para estos complejos debe ser a menor costo”, dijo.

Los citados cuatro proyectos térmicos con base a gas están en la recta final para tener sus permisos en regla y comenzar el montaje de sus respectivas infraestructuras entre el 2019 y el 2020.

En total, las futuras térmicas sumarían 1.470.000 Gw de capacidad en la generación, e instalada estaría en 1.470 Mw.


Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio