Economía

Panorama complicado para nuevos acuerdos comerciales

Los posibles convenios con Japón y los Estados Asociados de la Alianza del Pacífico podrían no darse al término del gobierno del presidente Santos.

Cumbre de las Américas

Economía Por: Portafolio

A poco menos de tres meses del final del mandato del presidente Juan Manuel Santos, los acuerdos comerciales que están en negociación (Japón, Estados Asociados de la Alianza del Pacífico y Turquía) pareciera que no lograrán ser firmados antes del próximo 7 de agosto.

Del lado de Japón, aunque las conversaciones están adelantadas, todavía se discuten las cuotas nacionales agrícolas para entrar a ese mercado.

(Lea: ‘Exportadores no le han sacado provecho al TLC con EE. UU.’

Entre tanto, los pasos comerciales y de acceso para los Estados Asociados (Australia, Canadá, Singapur y Nueva Zelanda) a la Alianza del Pacífico vienen con ritmos diferentes, ya que algunas de las mesas de negociación han avanzado rápidamente, mientras que otras lo han hecho lentas.

(Lea: Australia y la A. del Pacífico ya negocian su TLC

Esto podría ir en contravía de lo expresado por el presidente Juan Manuel Santos, quien deseó que en julio, cuando la Alianza del Pacífico se reúna en México, se pueda tomar la decisión del ingreso de los Estados Asociados. Este lo dijo durante la pasada Cumbre de las Américas, a mediados de abril en Lima.

Por último, con Turquía el proceso del acuerdo comercial ha sido bastante lento, por lo que sería casi improbable que se llegue a cerrar en agosto.

(Lea: El país está en la ruta de un acuerdo comercial con India

Además, hay que sumarle que en un reciente debate presidencial sobre economía y salud, cuatro de los candidatos con mayor opción, según las encuestas, coincidieron en que revisarían los tratados de libre comercio (TLC) que el país ha suscrito y no son proclives a firmar otros acuerdos de la misma naturaleza en el corto plazo.

El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo le dijo a Portafolio que la cartera “avanza dentro de la agenda de profundización de las relaciones comerciales para garantizar que los exportadores tengan mayores alternativas en el futuro y que, al tiempo, el país se beneficie de la competitividad alcanzada por los mercados de otras naciones. En este orden de ideas, estamos en un proceso con Japón dentro de la negociación que pretende encontrar la cobertura y el balance que satisfaga los intereses de los dos países”.

El Mincomercio indicó que con Turquía hubo una reunión a finales de abril y que existe el interés de seguir explorando alternativas que permitan profundizar el intercambio comercial entre ambas naciones.

“Será indispensable incrementar el conocimiento de los sectores productivos de los dos países, para lo cual tenemos una agenda en materia de inversión y promoción”, contó la cartera.

Del lado de los Estados Asociados de la Alianza del Pacífico, habrá una reunión en Canadá en los próximos días. Para ese escenario, la instrucción dada por los presidentes es lograr un importante avance en el proceso de negociación.

“Trabajamos de la mano con el sector privado, revisando sus intereses y observaciones, y seguiremos cumpliendo con nuestra tarea de mejorar las condiciones de acceso de las exportaciones colombianas, en un escenario internacional en el que resulta de la mayor importancia diversificar los mercados de destino”, concluyó el Ministerio de Comercio.

GREMIOS PIDEN PACIENCIA


Tanto Analdex como la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) argumentaron que es mejor esperar al próximo gobierno antes que llegar a firmar acuerdos en estos tres meses, que podrían ser desequilibrados para los intereses nacionales.

Javier Díaz, presidente de Analdex, expresó que “con Turquía la parte agrícola se ha venido enredando, porque las ofertas para nosotros no han sido suficientes. Igual sucede con el tema de Japón. Es difícil cerrar una negociación en la integralidad cuando no hay un equilibrio. Lo mejor es que el Gobierno no se apresure y se lo deje al futuro presidente, porque la prisa no es una buena estrategia”.

Es bien sabido que tres gremios agrícolas, como el del azúcar, la leche y la carne, han manifestado su inconformidad por lo que podría suceder si hay un acuerdo comercial con Nueva Zelanda y Australia. Jorge Bedoya, presidente de la SAC, afirmó que “en la próxima reunión en Ottawa (Canadá) habría un interés por acelerar la entrada los Estados Asociados, para ponerle broche de oro en México, en julio. Pero lo importante es que quede bien hecho”. Vale recordar que Nueva Zelanda es el mayor productor de lácteos y Australia, uno de los de azúcar.

Andrés Felipe Quintero Vega
En Twitter: @QuinterovAndres