Economía

Análisis de las propuestas de los candidatos para el comercio exterior

Ojalá el nuevo presidente asuma el reto y convoque a la sociedad a encontrar un modelo viable y sostenible de inserción en la economía mundial.

Puertos

Economía Por: Portafolio

Hace tres décadas cuando se inició el proceso de apertura económica, en Colombia había una fascinación tan generalizada que las críticas a ese proceso eran marginales. Y cuando se firmó el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, había tal unanimidad acerca de su conveniencia, que solamente voces aisladas advertían sobre los riesgos de una negociación adelantada cuando Colombia ya había realizado una drástica reducción unilateral de aranceles.

Lea: (¿Quién tiene la mejor propuesta para la infraestructura del país?).

Paradójicamente, en la actual campaña presidencial, todos los candidatos expresan reservas acerca de dicho acuerdo, al tiempo que el país ha sido incluido por Estados Unidos en la lista negra de países que no garantizan la propiedad intelectual. Ese mismo argumento se esgrime para diferir el ingreso del país a la Ocde.

Lea: (¿Cuál candidato tiene la mejor propuesta para impulsar la educación?).

Esta coincidencia en una propuesta de revisión de los acuerdos comerciales se hace en el marco de la campaña presidencial, después que el presidente Trump impusiera, bajo amenazas, la revisión del tratado norteamericano de libre comercio con Canadá y con México cuyos alcances aún están por definir.

Lea: 'Propuestas de los candidatos presidenciales para la industria son incompletas'

El programa de gobierno de Gustavo Petro dice que la política internacional estará orientada “…hacia el multilateralismo y la diversificación de las relaciones internacionales con las distintas regiones del mundo, especialmente con los países y sociedades de América Latina y el Caribe”, haciendo hincapié en lo que se conoce como la cooperación Sur-Sur.

Lea: (Incoherencias de las propuestas de los candidatos en impuestos).

A nivel interno el candidato de la 'Colombia Humana' promete que “…asumirá la transición y la recomposición de la economía mediante el fortalecimiento de la agricultura, la reindustrialización en sectores estratégicos, el incremento de la inversión ambiental y en ciencia y tecnología, para estimular cambios tecnológicos y la gestión de la biodiversidad”; es decir, se priorizará el mercado interno como estrategia industrial y se transformará al país de una vocación extractiva a una productiva modernizando el sector agrario. Esas propuestas son coincidentes con las crecientes criticas que avanzan contra la minería extractivista que causa daño ambiental pero las políticas de desarrollo nacionales y regionales tienen un fuerte énfasis minero y no hay avances aún hacia desarrollos mas sostenibles y esa propuesta de Petro parece explicar en parte la gran simpatía que ha generado en sectores juveniles.

Lea: (Candidatos presidenciales no contemplan reforma pensional integral).

El candidato Iván Duque del Centro Democrático propone diversificar los socios comerciales y la oferta exportable por medio de una política que simplifique y elimine trámites “…sobre la base de nuevas tecnologías, con acceso a mecanismos de financiación alternativa, y acompañamiento técnico a las empresas para aprovechar las oportunidades de los TLC”.

Lea: (¿Qué tan viables son las propuestas de los candidatos presidenciales para la generación de empleo?).

Y afirmó públicamente ante empresarios y trabajadores: “No voy a firmar ni a negociar un TLC más en los próximos cuatro años, pero nos vamos a dedicar a aprovechar los que tenemos, para que las confecciones colombiana llegue a muchos mercados” comprometiéndose con la industria y proponiendo el programa ‘Colombiano compra colombiano’.

Para lograrlo promete fortalecer el Sistema Nacional de Competitividad, Ciencia, Tecnología e Innovación para generar “…un ecosistema de innovación que articule a los distintos actores y apoye el proceso de emprendimiento de principio a fin”, haciendo que el conocimiento de los centros de investigación y universidades se transfiera al aparato productivo; lo cual facilitaría la creación de empresas “incentivando el capital de riesgo e impulsando su inserción en mercados nacionales e internacionales”. Pero su propuesta de 'congelar' el ingreso a la OMC para lo cual se ha logrado la aprobación de la casi totalidad de comités ha sido catalogada por el Gobierno como inviable.

Humberto de la Calle del Partido Liberal asegura que “los aranceles estarán organizados de manera que no se graven los insumos para la actividad productiva, y que todos los bienes finales importados a los que aplica el arancel tengan una tasa plana”. Dicha tasa será “por encima del promedio actual, pero dirigido a eliminar la heterogeneidad y el desorden del arancel actual”; sin embargo, se conservará el arancel de 0% para aquellos bienes y servicios que están actualmente en esa categoría.

De la Calle propone reformas estructurales que permitan aumentar y diversificar la oferta productiva y la oferta exportable, reduciendo la dependencia del país frente a las materias primas, el carbón y el petróleo. Siendo el negociador de los acuerdos de la Habana se esperaría de el una mayor contundencia en la defensa del desarrollo de los acuerdos en el tema rural pues la modernización del catastro, condición para una agricultura moderna enfrenta durísimas resistencias legales, políticas, empresariales y legislativas.

El ex vicepresidente Vargas Lleras propone fortalecer la industria como mecanismo de crecimiento económico y generación de empleo; para ello, presentó el programa ‘Mejor Industria’, el cual contempla seis pilares: productividad, formalización, financiamiento, acceso a mercados, investigación y desarrollo y reducción de costos logísticos.

Además propone una reforma tributaria que incluye una “reducción del impuesto de renta hasta en un 30%”; frente a la formalización laboral sugiere la creación de un nuevo régimen de transición; en cuanto a la financiación, se compromete a “fortalecer las líneas de crédito de Bancoldex y Finagro y a ampliar la cobertura del Fondo Nacional de Garantías hasta el 50% de la cartera total de las Pymes”; y sostiene que es imperativo continuar avanzando en infraestructura en materia de vías, puertos y aeropuertos.

Vargas como los demás candidatos le han apostado a la estrategia de prometer reducir los impuestos, y eso, frente a una calificación a la baja por parte de las agencias internacionales de riesgo tiene un contenido electoral y poca viabilidad fiscal.

Entre tanto Sergio Fajardo concentra su propuesta en el fortalecimiento de la educación, y el apoyo a Ciencia y Tecnología como agentes de la innovación. A su favor está su formación académica del más alto nivel, su experiencia gubernamental de la cual carecen otros candidatos, y su apuesta por la educación y la innovación.

Adicionalmente se ha negado a entrar en la pugna que polariza a los candidatos que encabezan las encuestas, pero al parecer esa posición no tiene la audiencia que merecería, en un país en el cual la temperatura de los ataques personales, las amenazas en las redes están determinando que los candidatos se vean forzados a jugar el papel de contradictores agresivos para complacer a la tribuna.

Los TLCs son como un puente pero solo se cruza cuando se tienen bienes y servicios para exportar, que sean demandados y cumplan los estándares de calidad mundial.

Resta mucho por mejorar en educación, productividad e infraestructura y logística; pero al observar el marchitamiento de Colciencias, la bajísima calidad de la educación y la persistente corrupción, hay que reconocer que no hemos encontrado la ruta de una inserción de la económica sostenible en el mercado mundial.

El Presidente de la Andi Bruce McMaster, ha propuesto denunciar el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, pues a Colombia le han mantenido el nuevo arancel de 25% al acero y 10% al aluminio ( del cual han sido eximidos Argentina y Brasil), pues lo considera una violación del TLC .

Por su parte la Ministra de Comercio Exterior María Lorena Gutiérrez, estima que la vía de la confrontación es inconveniente y que los reclamos deben mantenerse en las instancias que el mismo tratado tiene para esos fines y actuar por la vía diplomática y el cabildeo de los gremios afectados.

Ojalá el nuevo presidente, más allá de sus promesas electorales, asuma ese reto y convoque a los actores de la sociedad colombiana a encontrar un modelo viable y sostenible de inserción en la economía mundial.


Beethoven Herrera Valencia, profesor U. Nacional y Externado
Con colaboración de Santiago León estudiante, CID,
Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional.