Economía

Propuestas de los candidatos en el agro y lo rural son incompletas

La agricultura en 2017 sostuvo el crecimiento de la economía nacional con un crecimiento de 4.2% por encima del total nacional que se situó en 1.8%.

Agro

Economía Por: Portafolio

La economía colombiana se encuentra bajo una reconfiguración en la que parece haber olvidado su vocación agrícola para superponer el auge petrolero. Dicha extracción de hidrocarburos viene de una política estatal que la abraza su gran rentabilidad, sin embargo, los debatibles modos de extracción se han puesto en el primer plano, aún más cuando en el marco de los procesos de Paz de La Habana el agro fue postulado como factor transformador y de primer orden. Así, las propuestas que se planteen por los candidatos presidenciales alrededor de la agricultura y en general del sector rural deben partir de estrategias para que el sector agrícola sea competitivo en el mercado mundial, sea tecnificado y supla las necesidades de acceso a la tierra y ascenso social.

(Lea: Candidatos no han entendido los retos del sistema de salud)

Analizando el agro en Colombia se pueden dibujar las siguientes problemáticas: I) la tecnificación e innovación, II) la concentración de la tierra, III) la carecía de ascenso social, IV) la infraestructura, V) el fin del conflicto armado y vi) el narcotráfico.

(Lea: ¿Cuál candidato tiene la mejor propuesta para impulsar la educación?)

Frente al primer eje podemos observar que todos los candidatos a la presidencia comparten la idea de que la tecnificación es el camino a seguir para aumentar la competitividad ahora bien existen diferencias en las metodologías de tecnificación en particular en lo referente a los roles del Estado y del sector privado
De cara al segundo factor, la concentración de la tierra es un aspecto que algunos candidatos obvian así como otros tienes programas específicos ante esto. En el primero de los casos se encuentra el candidato Iván Duque quien obvia por completa el tema de la concentración de la tierra, problemática que ha afectado a más de miles de colombianos víctimas del conflicto armado. Por su parte del candidato Germán Vargas Lleras lo toca tangencialmente, es decir, Lleras propone distribuciones de terrenos estatales (baldíos) que no toca directamente a los latifundios en la nación.

(Lea: La dificultad de implementar las propuestas fiscales de los candidatos)

De otro lado encontramos las propuestas del candidato liberal Humberto de la Calle, quien basándose en el cumplimiento del punto 1 de los acuerdos de la Habana, retoma el proyecto de una reforma rural integral, sin embargo, es ligera e incluso insuficiente por tratar múltiples aspectos y escenarios y no generar proyectos concretos.

Al observar las propuestas de Sergio Fajardo es posible ver que éste candidato reconoce la concentración de tierra como un problemática social que debe ser solucionada con instrumentos como crédito blando y subsidios para apoyar la adquisición de los predios.
Dicha propuesta se muestra como aliciente, no obstante, sigue dejando los grandes latifundios intactos. Finalmente vemos la propuesta de Gustavo Petro, quien pone la política agraria como pilar fundamental de su programa de gobierno. El candidato basa su propuesta en efectos progresivos de los impuestos al latifundio improductivo para generar aumentar la producción y usar los instrumentos estatales para distribuir la tierra que salga a la venta con estas políticas. Esta propuesta es bastante ambiciosa, aunque no tiene en cuenta factores como la falta de un censo de tierras que permita la identificación de estas propiedades extensivas e improductivas, situación que pone trabas a la posible ejecución de ésta política.

En cuanto a las problemáticas asociadas al acceso social es posible observar que esto se enmarca en las bajas oportunidades de las poblaciones rurales que encontrándose vulnerables son absorbidos por la criminalidad y demás dinámicas del conflicto, como el desplazamiento forzado. Las condiciones de la guerra intestina que enfrenta Colombia han generado procesos de migración forzada hacia los grandes centros urbanos dejando la mano productiva joven fuera de su campo de acción y a los ancianos en el campo. Para solucionar esta problemática los candidatos Sergio Fajardo, Humberto de la Calle y Gustavo Petro, han propuesto: fortalecer los procesos educativos, implementar cadenas productivas para mejorar el nivel socioeconómico de los habitantes. La disyunción se encuentra en torno al tipo de educación otorgada en los territorios; para el caso de Sergio Fajardo, él busca impulsar carreras universitarias y especialmente impulsar la formación técnica y tecnológica. Humberto de la Calle prioriza la educación sectorial mientras que Gustavo Petro propone educación superior de forma gratuita. Estás propuestas obvian los sobrecostos fiscales producidos por esto. Respecto a Germán Vargas y Iván Duque, estos candidatos priorizan aspectos relativos a la producción e impulsar el sector vía infraestructura. Esto olvida los encadenamientos del capital humano.

La carencia de infraestructura logística del sector rural colombiano hace que este sector no sea competitivo, esto lo reconocen todos los candidato por lo que presentan sus propuestas en inversión en infraestructura. Para Iván Duque se basa en la competitividad provocada por la infraestructura de las TICS y la seguridad de los derechos de propiedad, olvidando problemas de pobreza y abandono estatal que sufren estos territorios y no aportan al desarrollo rural de la comunidad. Germán Vargas presenta un programa basado en el impulso de vías de cuarta generación y la infraestructura de trasporte, esta propuesta busca mejorar la competitividad del sector pero no apoya la inversión ni apoya la maximización de la rentabilidad de los productores. Los candidatos Humberto de la Calle, Sergio Fajardo y Gustavo Petro presentan inversión en vías y subsidios para mejorar la inversión. No obstante, estos no especifican el origen de los recursos ni el programa para realizar estos subsidios.

Ante el panorama del fin del conflicto armado se evidencian tres clases de propuestas: la propuesta del candidato del centro democrático Iván Duque quien se opone a la implementación del acuerdo y pide una reforma estructural a éste, sin embargo, ante el sector rural no reformula el punto uno de la Habana. La segunda visión es la Germán Vargas Lleras quién propone aceptar el acuerdo y reformularlo mínimamente entorno a lo agrícola, este candidato no expone que cambios puntuales. Humberto de la Calle, Sergio Fajardo y Gustavo Petro argumentan respetar el acuerdo e implementarlo.

Finalmente el reto en temáticas del Narcotráfico se ubican en la sustitución de cultivos y la erradicación, el debate de este punto se articula con los desafíos del acuerdo de la Habana. Así todos los candidatos presidenciales están en contra de los cultivos ilícitos aunque cada uno tiene su propuesta para combatir el fenómeno.

En consecuencia, el tema agrícola presenta desafíos fuertes para el próximo gobernante del país.

Susan Cristina Sánchez y Omar Garzón
Área de estadística del centro de investigación para el desarrollo CID de la facultad de ciencias económicas de la Universidad Nacional.