Economía

Seis casos ejemplares en el uso de regalías para el bien de la gente

El Gobierno y U. del Rosario destacaron las iniciativas ejecutadas por este sistema que ha financiado 12.500 ideas por más de $32 billones.

Diputados crearán comité para defender las regalías

Economía Por: Portafolio

Seis proyectos que se desarrollaron en igual número de departamentos fueron distinguidos ayer como ejemplos de la buena utilización de los recursos de regalías, en un acto realizado en Bogotá.

En total, a esta segunda convocatoria del premio ‘Regalías bien invertidas, premio a la excelencia’ se presentaron 282 iniciativas financiadas bajo esta modalidad.

(Lea: Los pecados que tienen al Sistema de Regalías cerca del ‘jaque mate’

En un primer filtro, de allí salieron 54 preseleccionados de 20 departamentos y con valor de $705.000 millones, de los cuales $512.000 eran de regalías.

Luego, funcionarios del Departamento Nacional de Planeación (DNP) verificaron en terreno los impactos, así como las acciones y prácticas novedosas que garantizarían su éxito, sostenibilidad y replicabilidad. Posteriormente, de ahí salieron 14 finalistas que tuvieron el análisis de la academia, el Gobierno, la industria extractiva, organismos internacionales y ONG, quienes seleccionaron a un ganador por categoría.

(Lea: Regalías: más de 5.000 obras con señal de alerta

Las experiencias destacadas fueron: el proyecto ‘Desarrollo de soluciones en CTI para Telesalud en el departamento de Antioquia’, ejecutado por Ruta N, en la categoría de Innovación; en Equidad, el acueducto de la vereda Calafitas II en la comunidad indígena de Saravena (Arauca); en Cierre de Brechas, la construcción y dotación del Centro de Desarrollo Integral CDI Mundo Feliz, en Barrancas (La Guajira); en Integración Regional, el proyecto para el incremento de la competitividad de la cadena láctea en 14 municipios de Cauca; en Participación de la Sociedad Civil, la construcción de la Tercera Fase del acueducto multiveredal de Santa Bárbara (Nariño); y en Generación de Ingresos Sostenibles, el proyecto de ‘Innovación tecnológica e investigación participativa para el mejoramiento de la eficiencia económica y ambiental de los sistemas paneleros de economía campesina en Isnos y San Agustín (sur del Huila)’.

(Lea: El 12% de los proyectos que se financiaron con regalías están en estado crítico de ejecución) 

La intención es realizar la sistematización y difusión de las experiencias a nivel nacional con el fin de que otras comunidades apliquen los aciertos.

‘REFORMA BENÉFICA’

En el acto, organizado por el DNP y la universidad del Rosario, también fueron distinguidas la Gobernación de Guainía así como los municipios de Guarne (Antioquia), Sincé (Sucre) y Concordia (Magdalena).

El presidente, Juan Manuel Santos, resaltó las mejoras que se han instaurado en el Sistema General de Regalías (SGN) con la reforma del 2012. “El aporte de las regalías ha permitido crecer desde las regiones. Desde la reforma hemos impactado directamente en el crecimiento del país en promedio con 0,6% del PIB, es decir, aproximadamente $5 billones anuales le han aportado estas nuevas inversiones a la economía”, sostuvo.

Con recursos del SGR se han aprobado 12.500 proyectos por más de $32 billones; el tamaño promedio de los proyectos son $2.500 millones. Las inversiones en su gran mayoría se han dirigido a los sectores de transporte (39%), educación (14%), agua potable y saneamiento básico (7%) y vivienda (7%).

1
Telemedicina para llegar a lugares apartados: las barreras para acceder a la salud generadas por la distancia se han superado a través de un proyecto de telemedicina ejecutado en Antioquia por la Corporación Ruta N, varias universidades, la Secretaría de Salud y la Cruz Roja. Este se ha aplicado con 123 de 125 municipios del departamento.

En los hospitales que se implementa, los pacientes son atendidos por el médico general, quien diligencia la historia clínica, así como el diagnóstico inicial en la plataforma definida, para que el especialista acceda desde Medellín, donde está el centro de operaciones. Desde allá revisa y emite el concepto y tratamiento. Si se requiere, se hace video-consulta. Otro componente del modelo es la teleasistencia domiciliaria, en la cual se hace seguimiento vía telefónica al paciente para verificar que esté cumpliendo el tratamiento y evolución.

La iniciativa se ha financiado con $26.661 millones de regalías.
2
Un hogar de niños felices en Barrancas: el Centro de Desarrollo Integral (CDI) para la primera infancia, de Barrancas (La Guajira) fue construido y dotado con $3.029 millones de regalías, en el 2015. Antes de existir, los menores –entre 6 meses y 5 años–, de ese municipio asistían a una casa sin las condiciones adecuadas.

En su mayoría se trata de hijos de mototaxistas, amas de casa, vendedores de lotería y de verduras, que gracias a este proyecto cuentan con una ayuda para su aprendizaje, mientras reciben apoyo nutricional y emocional. La operación está a cargo del ICBF.
En una amplia área hay siete salones, cocina con despensa, comedor, parque y área administrativa.

La sede queda en el barrio Los Cerezos pero recibe además a los menores de edad de sectores vecinos. Allí reciben el desayuno, media mañana, almuerzo y merienda; luego de un descanso, hacia las 3 p.m. vuelven a sus casas.
3
En Cauca, la leche mejoró y se multiplicó: en total, 1.628 familias de la cuenca lechera del Cauca se beneficiaron con la iniciativa ‘Incremento de la productividad de la cadena láctea en 14 municipios, que fue ejecutada por la Gobernación, con una inversión total de $24.162 millones, de los cuales $14.551 millones correspondieron al SGR.

Dentro del proyecto capacitaron a los beneficiarios en buenas prácticas como la división de potreros, identificación de zonas de pastoreo y de ordeño, manejo de leche, mejoramiento del suelo, recuperación de praderas, establecimiento de forrajes y manejo de registro, acordes con los suelos de cada municipio. Así la producción de leche aumentó de 15 a 28 litros/día. Cada animal pasó de generar 3 litros a 9. La calidad también mejoró y con ella el precio.

Actualmente hay además cuatro plantas de procesamiento.
4
Agua: equidad para los U’wa de Saravena: los habitantes de la vereda Calafitas II en Saravena (Arauca), un asentamiento conformado desde 1945, ya no tienen que desplazarse en promedio 15 minutos a pie hasta el río más cercano, que fue por años su única fuente de abastecimiento.

Pero además de la incomodidad estaba el problema de la falta de potabilidad. Un estudio de la Asociación de Cabildos y Autoridades Tradicionales Indígenas de Arauca indica que las principales causas de consulta de esta comunidad en el hospital local eran la parasitosis intestinal (56%) y las afecciones gástricas (22%), Los niños, por supuesto eran los más afectados por el consumo de agua no tratada.

Con la llegada del preciado líquido hasta sus hogares, tras la construcción de un acueducto aéreo, las 19 familias, pertenecientes a la etnia U’wa, han mejorado mucho su calidad de vida. La iniciativa fue financiada con $159 millones provenientes de recursos de regalías.
5
Trapiches eficientes en Huila: el proyecto de ‘Innovación tecnológica e investigación participativa para el mejoramiento de la eficiencia económica y ambiental de los sistemas paneleros de economía campesina en los municipios de Isnos y San Agustín (sur del Huila) buscaba que los trapiches produjeran más y contaminaran menos.

Con una inversión de $5.652 millones ($5.214 fueron de regalías), se enfoca en 15 trapiches comunitarios y beneficia a 200 familias. Con la mayor eficiencia de las hornillas y las pailas, así como el mejoramiento de las variedades de caña, la producción promedio regional pasó de 80 a 150 kilos de panela/hora. Así mismo, se redujo el consumo de leña y llantas, pues ahora la combustión se hace con bagazo de caña. Ricardo Cerón, un beneficiario, cuenta que “en el trapiche artesanal producíamos 1,25 tonelada y ahora son 2,5, con más ganancias”.

6
Minga para un acueducto: cerca de 3.000 pobladores de las veredas Santa María, Cruz de Amarillo, La Victoria y San Isidro en San Juan de Pasto, así como San Luis Alto, San Luis Bajo, La Palizada y La Concepción, en la localidad de Tangua, sufrieron por la falta de agua durante décadas.

Por ello se embarcaron haciendo uso de ese mecanismo ancestral de origen indígena llamado minga para construir la tercera fase del acueducto multiveredal Santa Bárbara, que hoy les lleva agua potable durante las 24 horas.

El proyecto demandó una inversión de $4.762 millones, de los cuales $2.933 millones fueron de regalías. En la construcción era normal ver un desfile de hombres y mujeres llevando al hombro los materiales para la bocatoma, el desarenador y el tanque de almacenamiento, ya que no existía otra manera de hacerlo, ni siquiera con bestias.

DESTACAN A ENTES REGIONALES Y LOCALES

En la modalidad de mejor entidad territorial en el manejo de las regalías se evalúan tres dimensiones: transparencia, ejecución e integración regional.

Además, esta distinción tiene cuatro categorías: mejor Gobernación y mejores alcaldías por su entorno de desarrollo económico y social (mayor desarrollo, intermedio y menor desarrollo).

Guainía recibió el premio como mejor gobernación. El jurado resaltó sus esfuerzos al no contar con una alta capacidad institucional y fiscal.

Guarne (Antioquia) se llevó la distinción entre los municipios con mayor desarrollo, entre 39 candidatos que se presentaron, por tener una visión de integración regional en el largo plazo.

En cuanto a localidades con desarrollo intermedio, entre 689 municipios se destacó Sincé (Sucre), que ha ejecutado más de 19 proyectos, ubicándose por encima de la media en el índice de gestión de iniciativas de regalías.

En la categoría de municipios con menor desarrollo, hubo 316 aspirantes y el galardonado fue Concordia (Magdalena), por haber tenido buenos resultados a pesar de su distancia del centro del departamento y sus dificultades de acceso.

Igualmente, en el acto, fueron mencionados Carmen de Carupa (Cundinamarca) como el municipio más transparente, Sincé como el más eficaz y eficiente, y Peque (Antioquia) como el más destacado en términos de su mejora continua.

Si bien el galardón entregado ayer por el Gobierno Nacional y la universidad del Rosario no significa ningún desembolso en dinero ni en especie desde el orden central para estos entes –excepto los de áreas petroleras–, sí genera ventajas a la hora de presentar los proyectos futuros para su aprobación ante el Gobierno.