Economía

Así estarían robando las estaciones de gasolina a los bogotanos

Los capitalinos pierden más de $5.000 millones al año por tanquear. Personería dice que estos lugares no están cumpliendo con las normas. 

Gasolina

Economía Por: Portafolio

Más de 5.000 millones de pesos pierden al año los bogotanos en la compra de gasolina, debido a la falta de calibración adecuada de los surtidores de servicio.

Así lo advirtió este viernes la Personería de Bogotá, luego de un muestreo realizado a 145 estaciones del cual determinó que 118 no suministran la cantidad adquirida por el usuario.

(Lea: Gasolina: el déficit del Fondo ya llegaría a los $7 billones)

De acuerdo con la entidad, el Decreto 1521 de 1998 establece un margen de calibración a los surtidores de gasolina, el cual les permite suministrar de +0 -7 pulgadas cúbicas por galón a quienes adquieren el combustible. Esto quiere decir que pueden cobrar por el galón completo, pero no surtir esa cantidad. De ahí que 94 de 98 pesos por galón se deje de suministrar.

“Siguiendo la norma, una sola estación tendría mensualmente una ganancia extra aproximada de $4.900.000 y anualmente de $59.000.000. Escalado a las 460 registradas en Bogotá, habrían obtenido mensualmente ganancias por unos 2.265 millones de pesos, y anualmente los capitalinos asumirían un costo adicional no surtido a los vehículos de 27.000 millones de pesos”, explicó la Personería.

(Lea: En un año, el precio de la gasolina subió $831

Dentro de los hallazgos en la muestra a 145 estaciones de servicio ubicadas en la capital, la entidad determinó que 118 de ellas no cumplen con la métrica legal, es decir, los surtidores no se encuentran ajustados y calibrados.

Adicional a esto, determinaron que dichas estaciones venden al mes un aproximado de 7.800.000 galones de combustibles, de los cuales 51.000 galones en promedio dejan de surtir al consumidor.

“La descalibración de esos surtidores representa para los consumidores una pérdida económica de 458 millones de pesos mensuales y 5.494 millones al año”, indicó la Personería.

Junto con esto, el Ministerio Público Distrital encontró que de las estaciones visitadas 94 no se encontraban ajustadas con las normas vigentes en materia ambiental y de distancias de seguridad.

NO HAY UN CONTROL

La Personería también evidenció que en las localidades de Santa Fe, Fontibón, Barrios Unidos, Teusaquillo, Los Mártires, Antonio Nariño y Rafael Uribe, no cuentan con convenios para hacer inspección, vigilancia y control de pesas y medidas en las estaciones de servicio.

“Se constató que en promedio se realiza una inspección al año que no cubre la totalidad de las estaciones, a pesar de que varias de ellas contratan con el mismo oferente y objeto para implementar el control de pesos y medidas”, señaló la entidad.

Desde los Fondos de Desarrollo Local, el Distrito destina cerca de 900 millones  de pesos anuales para este tipo de control en las localidades. Solo se realiza la inspección a las estaciones de servicios una vez cada dos años.

Al respecto, las alcaldías locales responden que no disponen de personal capacitado para cumplir con la obligación.