Economía

Precios del petróleo: escalada y amortiguadores

Es muy probable que los precios del crudo en los mercados internacionales comiencen a declinar.

Petróleo

Economía Por: Portafolio

Hasta inicios de 2014 los precios del crudo se mantenían aún parapetados en las cotas de los casi 100 dólares por barril. Ya para enero de 2018, los precios oscilaban teniendo la referencia de los 50 dólares por barril. Ahora a inicios de junio, se tiene un repunte que va bordeando entre los 65 y 70 dólares.

(Lea: Petróleo Brent, de referencia para Colombia, bajó más de 1%)

Entre otros factores, esto es consecuencia de las medidas de Washington, amenazas y dislocaciones incluidas, que han impactado en los mercados internacionales. El ambiente de zozobra en cuanto a la estabilidad de las relaciones con Irán y Corea del Norte, para sólo nombrar un par de casos, va aupando los precios de los armamentos y del crudo. Sectores económicos poderosísimos que auspiciaron la campaña de Trump en 2016 y que ahora saldarían con entusiasmo sus fondos de inversión y reserva.

(Lea: Venezuela compraría crudo para procesarlo y poder cumplir contratos

No obstante es muy probable que los precios del crudo en los mercados internacionales comiencen a declinar, toda vez que Rusia y Arabia Saudita, señalaran que están listos para impulsar la producción. Como se recuerda, este volumen de crudo había tendido a la baja luego de las críticas condiciones de producción y exportación de países como Venezuela –donde la exportación no estaría llegando a los dos millones de barriles por día- y a las sanciones que se imponen sobre Irán.

También estaría actuando en esa dirección un repunte de la producción de crudo en el propio Estados Unidos, una vez que existe ahora un conjunto de disposiciones más relajadas en cuanto a la exploración, explotación y tratamiento de crudo, en relación con el trato a los sistemas y recursos naturales renovables.

En las condiciones más actualizadas de los mercados petroleros, los precios altos no parecen sostenibles por largo tiempo. Un ejemplo de ello ha sido la posición de Moscú. El Presidente Putin ha expresado que un precio de 60 US$ por barril, “se ajusta a los intereses rusos”. Publicaciones como el Financial Times y The Economist, han subrayado que los presupuestos de gobierno de Rusia para los años de 2017 a 2019, han estado incluyendo lo que serían significativos márgenes de seguridad financiera, con base en cálculos que establecían el barril de crudo con precios de 40 US$.

Nótese que en dólares constantes, el precio del barril de hoy en día, con cotizaciones de 110 dólares, estaría siendo el equivalente a los casi 30 dólares de 1980. Esto es de tenerlo en mente, dados los procesos de “re-primarización” que están teniendo lugar en muchos países emergentes. De ello no es ajeno el conjunto de países de América Latina. En la región se está reforzando el patrón exportador de materias primas con evidente carencia de valores agregados.

Con todos los factores, es muy probable que los precios del crudo se mantengan cerca de los 55 dólares, una vez que los niveles de la Opec retomen las cotas normales. En todo caso, aspectos de coyuntura, tales como inestabilidad política, las sanciones a Irán, y los posibles acuerdos entre Europa y Rusia, son aspectos a tener muy en cuenta en la dinámica de oferta de energía fósil en el mundo.

Giovanni E. Reyes,
Ph.D. University of Pittsburgh/Harvard.
Profesor Titular y Director de la Maestría en Dirección de la Universidad del Rosario