Economía

Llegada de remesas aumentó 20% en los primeros 4 meses

Entre enero y abril sumaron US$1.896 millones, según el Banrepública. Así, se alcanzarán los US$6.120 millones que espera el Gobierno para el 2018.

Remesas

Economía Por: Portafolio

Las remesas que envían a sus familias en el país los colombianos que viven en el exterior, son una fuente de ingresos clave para la economía. Y estos recursos están en ascenso.

Entre enero y abril de este año, los giros sumaron US$1.896,2 millones de dólares, es decir 19,9 por ciento más que en el primer cuatrimestre del 2017, según datos preliminares del Banco de la República.

(Lea: Suramérica crece como origen de las remesas hacia Colombia)

Este ritmo es mucho más acelerado que el que traía la entrada de estos dineros, incluso durante todo el año pasado, cuando crecieron 13,3 por ciento y alcanzaron un máximo histórico de US$5.494,2 millones de dólares, superando así los niveles que ingresaban antes de la crisis financiera del 2008.

De hecho, si se mantiene la dinámica, se podría incluso superar la expectativa que tiene el Gobierno para este año. Según el Marco Fiscal de Mediano Plazo, que fue dado a conocer el viernes, se espera que las remesas alcancen los US$6.120 millones este año, lo que en la práctica representaría un aumento de 11,4 por ciento.

(Lea: Fuerte aumento de las remesas a Colombia

Sin embargo, cuando se hace la conversión a pesos de lo que entró al país en el cuatrimestre, también hay un incremento, pero menos pronunciado.

Las remesas en ese lapso equivalen a 5,37 billones de pesos, 16 por ciento más frente a los 4,6 billones de pesos del año pasado.

(Lea: Ahora podrá realizar transferencias internacionales en 30 segundos

Cabe recordar que esto tiene que ver con el comportamiento del dólar. La diferencia del 2018 radica en que hemos visto menores precios de la divisa, pues ha estado casi todo el año por debajo de los 2.900 pesos.

La tasa de cambio promedio en Colombia entre enero y abril del 2017 fue de 2.910 pesos, comparada con los 2.836 pesos del mismo periodo de este año.

EE. UU., UN MOTOR

Alrededor del 45 por ciento de los recursos provienen de los Estados Unidos. Aunque esa proporción no ha tenido cambios significativos en los últimos años, lo cierto es que recientemente ha ayudado al aumento que tienen los giros de recursos a Colombia.

Según la Balanza de Pagos del Banco de la República, ese país respondió por el 28% del aumento de las remesas en el primer trimestre. Y, en la medida en que la economía estadounidense conserve su dinámica, las expectativas para las remesas se mantienen positivas.

Un análisis realizado justamente en el Marco Fiscal, señala que una mejora en la actividad económica de Estados Unidos tiene un impacto positivo en los envíos de recursos hacia Colombia, pero con un rezago de un año.

En ese sentido, podría decirse que, a pesar de que hay analistas que consideran que a partir del 2019 podría darse un enfriamiento en la primera economía del mundo, por lo pronto las familias colombianas seguirán recibiendo los giros.

Por otra parte, el mismo documento señala que, en contraste, la mejora en la dinámica colombiana tiene un efecto negativo en el flujo de recursos dos años después, pues se reduce la motivación para que los trabajadores migren a otros países, pero además las familias colombianas tendrían menores necesidades de dinero.

Otros temas analizados en el Marco Fiscal fueron el aumento en el precio del dólar, cuyo efecto positivo es temporal, mientras que la inflación golpea a los giros por la pérdida de poder adquisitivo en pesos.

TAMBIÉN PESAN

Otro país que sigue siendo origen importante de los recursos es España, cuya participación es del 15 por ciento.

Es más, datos de la Balanza de Pagos señalan que este país aportó el 22 por ciento del crecimiento de las remesas en el primer trimestre de este año, y los giros se han recuperado “gracias a las mejores condiciones económicas del país, dado que el desempleo se redujo 11 por ciento y los ocupados con nacionalidad de América Latina aumentaron 4 por ciento en el primer trimestre de 2018 con respecto a igual periodo de 2017”, dice.

Así, el Emisor señala que el otro 50 por ciento de crecimiento de las remesas provino principalmente de América Latina, Canadá y Australia, por el aumento reciente en la migración hacia esos destinos.

EL EFECTO EN VARIOS FRENTES

A diferencia de otros países de la región, en Colombia las remesas no tienen un gran peso en la economía.

Según el Banco de la República, estos recursos representaron apenas el 1,7 por ciento del PIB del primer trimestre. Para dar una idea, en la gran mayoría de países centroamericanos pesan entre el 10 y el 30 por ciento.

Sin embargo, esto no minimiza el impacto que tienen los giros en varios niveles.
Por un lado, esta es una fuente de ingresos clave para muchas familias colombianas, pues lo que les envían sus parientes que trabajan afuera les sirve para financiar gastos de consumo, educación e incluso inversión.

Como ha sido tradicional, las regiones que más recursos han recibido son Valle del Cauca (28%), Cundinamarca (17%), Antioquia (16,5%) y Risaralda (7,75%).

Además, su impacto en las cuentas del país no es de poca monta, pues ayudan a reducir la vulnerabilidad externa.

Según el Marco Fiscal, gracias a las remesas, la recuperación de las exportaciones y la mayor inversión de colombianos en el exterior, el país ha logrado diversificar las fuentes de divisas.

De hecho, se espera que este año, el déficit en la cuenta corriente siga bajando y se ubique en 2,8% del PIB, frente a 3,3% en el 2017.

luicon@eltiempo.com