Economía

Inversionistas urgen reformas rápidas al presidente electo

Iván Duque cuenta con poco tiempo para impulsar revisiones fiscales, impositivas y previsionales, aseguran.

Iván Duque

Economía Por: Portafolio

El alivio entre la comunidad empresarial y los inversores de Colombia podría resultar efímero tras la decisiva victoria de Iván Duque en la segunda vuelta de la elección presidencial la semana pasada.

Lea: (La propuesta para la generación de empleo de Iván Duque).

Si bien las acciones y la moneda mantuvieron sus pequeños avances de este año tras conocerse los resultados, hay indicios de que tanto el Gobierno como el mercado deberían adelantar todas las reformas y los planes de obtención de capital.

Lea: (La propuesta para el sector empresarial y el emprendimiento de Iván Duque).

En conversaciones con una docena de banqueros, operadores, estrategas y analistas en los días previos y posteriores a la votación, surgió una línea común: si bien es posible que esta vez los inversores hayan eludido una bala, crecen las probabilidades de que Colombia tenga un Gobierno de izquierda pronto, posiblemente a partir de 2022.

Lea: (Las propuestas en salud de Iván Duque).

La opinión es que el oponente de Duque, el exalcalde de Bogotá Gustavo Petro estará en una posición más fuerte para ganar la próxima elección presidencial tras obtener el 42 por ciento de los votos, algo así como una marca de agua para los candidatos de izquierda en este país políticamente conservador que también es el más desigual de América después de Haití.

El apoyo de los pobres y progresistas, que buscan una mayor protección social y diversificación económica, puede seguir creciendo conforme Petro lidera la oposición desde el Congreso.

Como Colombia ha restituido el límite de un solo mandato presidencial de cuatro años, Duque cuenta con poco tiempo para impulsar revisiones fiscales, impositivas y previsionales después de asumir el 7 de agosto, dado que la agitación para la próxima campana comenzará aproximadamente a la mitad de su mandato.

Esto también sugiere que las empresas que evalúen ventas de activos, ofertas públicas iniciales o emisiones de bonos en el extranjero deben avanzar con mayor rapidez, según los participantes del mercado que hablaron con Bloomberg y pidieron el anonimato porque no estaban autorizados a opinar en nombre de otros.

AMBIENTE MÁS OPTIMISTA

Este sentimiento es particularmente fuerte en Bogotá, la capital, donde Petro obtuvo la mayoría de los votos en las elecciones presidenciales. En Medellín, hogar de cerca de la mitad de las compañías del índice bursátil Colcap de Colombia, Duque arrasó. El ambiente es más optimista y los bancos están ocupados haciendo transacciones. Una serie de emisiones de deuda, ofertas de acciones y actividad de fusiones y adquisiciones parece prometedora para el segundo semestre de 2018.

Se espera que Grupo Energía Bogotá recaude hasta 1.200 millones de dólares en una transacción de seguimiento a partir del 16 de agosto. Itaú Colombia emitió bonos locales la semana pasada y Frontera Energy, un productor de energía cotizado en Canadá con yacimientos en el país suramericano, vendió obligaciones negociables en el extranjero.

El mayor desafío en el mercado local de capitales podría ser persuadir a las muchas empresas exitosas y en crecimiento de capital cerrado para que vendan acciones y salgan a bolsa. Las explicaciones para no hacerlo variaban desde el temor a las estructuras impositivas complejas hasta la preocupación por la posibilidad de que los requisitos de divulgación revelen la dimensión de la riqueza de las familias y estimulen los secuestros.