Economía

Como en Chile, la confianza le daría más ritmo al PIB de Colombia

La mejora del optimismo de los consumidores y de los empresarios empujaría alza en la economía en el segundo semestre. Proyecciones son positivas.

Felipe Larraín

Economía Por: Portafolio

La terminación de la incertidumbre electoral en Colombia sería la carta de salvación de la economía nacional.

El ejemplo más concreto está hacia el sur: en Chile, donde el comportamiento económico también es en parte dependiente de una materia prima, la recuperación del PIB tras las elecciones del año pasado fue mejor de la esperada.

Lea: (Ni con otra reforma tributaria se lograría la Regla Fiscal, según Anif).

Ese país tiene crecimientos del producto por encima del 4% en lo que va del año, las inversiones volvieron a crecer luego de cuatro años en rojo y todas las proyecciones se han ajustado al alza, debido al aumento de las confianzas.

Lea: (Las gabelas tributarias que debería eliminar el gobierno Duque).

Felipe Larraín, ministro de Hacienda del país austral, le llama a esto el círculo virtuoso. En diálogo con Portafolio, explicó que “la mejora en las confianzas del consumidor y de los empresarios fueron claves para dar el salto en este sentido, y esto se dio justamente durante la primera vuelta electoral que tuvimos en noviembre y tras la segunda, cuando Sebastián Piñera logró la presidencia”.

CÍRCULO VIRTUOSO

Y agregó: “Pegamos un salto que no es aumento suave, sino significativo (...) el año pasado crecimos 1,5%, y este año, a mayo, lo hemos hecho en 4,7%, y la idea es lograr un 3,8% en todo el 2018”.

Lo anterior se suma a que esa nación viene sintiendo una mejora en el consumo y la inversión, que Larraín lo atribuye no solo a la mejoría del comportamiento global, sino a lo que pasa internamente en el país, es decir, al repunte de la confianza, la caída de la incertidumbre y a mejorar las políticas económicas.

En esta premisa coincidió la firma Nielsen. En su informe ‘Perspectivas de la economía colombiana: ¿Qué esperar del país para el segundo semestre del 2018?’, la consulta asegura que la expectativa es positiva, y no solo por el hecho de que los periodos junio - diciembre de todos los años es mejor.

“Adicionalmente, como suele ocurrir en la mayoría de los países, una vez finalizado el proceso electoral, los consumidores tienden a recuperar la confianza y reactivar su gasto. Cuando vemos la tendencia del PIB, para los años electorales, se presentan crecimientos frente al año anterior en todos los periodos, menos en el 2014”, agrega el informe.

El caso anterior se refiere al histórico colombiano desde inicios de siglo, y tiene semejanzas con Chile, lo cual hace pensar que el futuro cercano del PIB nacional tendría condiciones más favorables.

EFECTO PIÑERA - DUQUE

Sobre el país austral, Nielsen agregó que “este mercado presentó contracciones en el consumo en los cuatro trimestre del 2017. Una de las hipótesis sobre la causa del estancamiento se basó en la incertidumbre por las elecciones de diciembre pasado, cuando el país tenía la opción de cambio de modelo político y económico de Sebastián Piñera”.

E indicó que tras el triunfo de este último, en diciembre, hubo un despegue potencial: “en el primer trimestre del 2018 se observaron importantes crecimientos del PIB y una recuperación de la canasta, que vuelve a terreno positivo”, dice Nielsen, que coincide con Larraín, quien, incluso, afirmó que el repunte se comenzó a dar durante la primera vuelta, que ocurrió en noviembre.

El paralelo, en este caso, es igual al de Colombia. Según un análisis de Fenalco, publicado en la más reciente Bitácora Económica –que muestra el desempeño y expectativas del sector– el gremio habla de que desde mayo se viene sintiendo lo que denominan el ‘efecto (Iván) Duque’, en referencia a que desde la primera vuelta electoral, los empresarios aumentaron en cuanto a optimismo.

TERMÓMETRO LOCAL

Esto fue justamente lo que explicó Larraín, en el sentido de decir que las confianzas de los consumidores y los empresarios comenzaron a repuntar (y no han parado) desde antes del balotaje. De hecho, solo entre enero y marzo, la economía chilena creció 4,2%, la mejor cifra en cuatro años y con proyecciones de seguir mejorando a corto y mediano plazo.

“Claramente hay una recuperación, la cual se ha dado por un PIB no minero que ha crecido en forma solida y empujado este repunte; tenemos crecimiento bastante generalizado y no concentrado en un solo sector”, concluyó el ministro de Hacienda chileno.

El termómetro local, que miden varias encuestadoras y centros de estudios, apunta a que el PIB de Colombia tendría esta misma tendencia. Por ejemplo, en el caso de la confianza de los consumidores, Fedesarrollo halló que, en mayo, este dato se ubicó en 8,9%, mientras que en abril había registrado 1,5%; este crecimiento, vale decirlo, estuvo explicado en que las expectativas de los colombianos son cada vez mejores.

GASTO DE HOGARES SIGUE AL ALZA

El gasto de los hogares en junio del 2018, tuvo un crecimiento real de 2,7% frente al mismo mes del año pasado. Así lo confirmó la firma Raddar, que aseguró que este resultado “consolida el terreno positivo del crecimiento”, y que en “el semestre, el crecimiento fue de 2,6% frente al primer semestre del año anterior”.

Con este resultado, los hogares colombianos completaron once meses reportando que sus gastos están en terreno positivo, luego de haber pasado más de un año en números rojos.

La firma también encontró que en lo que va corrido del año, el indicador siempre se ha mantenido en terreno positivo y siempre ha estado por encima del 1%, y llegando incluso a superar el 3%, cuando lo hizo en mayo.

En ese mes, la firma reportó que el Día de la Madre en Colombia siguió siendo puntero en impulsar el gasto de los hogares, sobre todo porque llevó a que la cifra se expandiera hasta el 3,1%.

Durante el quinto mes del año los hogares desembolsaron $52,6 billones, según reportó
en su momento Raddar.