Economía

La 'bomba' pensional que recibirá el nuevo presidente

Un documento del Ministerio de Hacienda advierte que el país continúa subsidiando jugosas pensiones. 

Pensiones

Economía Por: Portafolio

En el empalme entre el presidente electo Iván Duque y el saliente Juan Manuel Santos uno de los temas que se está abordando con pinzas es el de la sostenibilidad del sistema pensional, que requiere con urgencia medidas de choque, so pena de que colapse en un mediano plazo.

Así lo señala un reciente documento que preparó el Ministerio de Hacienda, en el que en líneas generales advierte que el país continúa subsidiando un paquete de jugosas mesadas. Y aunque no lo menciona, la mayoría las reciben excongresistas y exmagistrados de la República.

(Lea: Seis cosas que debe saber sobre el ahorro pensional)

Según cifras oficiales que se pusieron en conocimiento de Duque, para cubrir esas mesadas que representan tan solo el 20 por ciento del total de pensionados, se deben sacar del erario anualmente al menos 14,7 billones de pesos, el equivalente a unos 1.000 millones de pesos por persona.

Uno de esos casos es el de Fernando Rueda Franco, quien como suplente del senador liberal Luis Guillermo Vélez, fue congresista por 49 días y echando mano de una demanda, hoy apelada, obtuvo mesada de legislador: 19,5 millones de pesos. Y con montos como el de él, pero cumpliendo con los tiempos legales laborados, se pagan más de 700 pensiones que también reciben subsidio.

(Lea: Pensiones: entre una realidad compleja y problemas crecientes

El único intento para controlar ese desangre es el fallo de la Corte Constitucional, del 2013, que puso un techo de 25 salarios mínimos para el reconocimiento de las pensiones más altas. Pero el Ministerio de Hacienda advierte que el Consejo de Estado ha venido emitiendo sentencias a favor de exmagistrados con una nueva jurisprudencia, que dispara esas mesadas al último sueldo percibido.

(Lea: Las pensiones hay que dejarlas como están: CGT

“El costo (de esos fallos) ascendería a $ 59,1 billones en valor presente neto adicionales al valor actual, es decir el 7,67 por ciento del PIB a precios del 2017”, dice el oficio de Hacienda.

MÁS PROLE

Pero esa no es la única vena abierta en el tema pensional por cuenta de fallos judiciales. La cartera de Hacienda señala en su informe que jueces y hasta las altas cortes no solo siguen modificando los parámetros de pensión, sino que además están extendiendo esa gabela a la familia de crianza de los beneficiados.

En efecto, hay fallos en los que incluso se les extiende el beneficio de pensión de sobreviviente a los nietos de actuales y futuros pensionados. En caso de que estas decisiones queden en firme, le valdrían al Estado el 1,75 por ciento del PIB, es decir 14,3 billones de pesos.

Y hay algunos casos en los que los beneficiados tienen apenas 14 años, lo que significa que el Estado –a costa de los contribuyentes– les tendría que pagar esa mesada casi de por vida.

La sostenibilidad del sistema también está en juego por cuenta de varias iniciativas que cursan en el Congreso, cuyo impacto sumado podría superar los 300 billones de pesos. Una de ellas, del congresista de ‘la U’ Mauricio Lizcano, es el de reducir el número de semanas que requieren las mujeres para pensionarse, pasando de 1.300 a 1.150. Esa consideración de género le valdría al erario 70 billones de pesos más.

Y hay otra iniciativa, del senador del Polo Alexánder López, que también golpearía las finanzas del Estado. Esta busca que las mesadas se reajusten mensualmente con base en el salario mínimo y no con el Índice de Precios al Consumidor (IPC). Si el gobierno Duque no ataja esa propuesta con sus aliados en el Congreso, podría valer 101 billones de pesos adicionales.

A este panorama se une el hecho de que desde el 2004 el Estado no cuenta con reservas para el financiamiento de las mesadas. Esto ha obligado al Gobierno a sacar del Presupuesto General de la Nación una cifra anual de cerca de 40 billones para garantizar su pago. Y los giros que actualmente hacen los casi 8 millones de aportantes a la seguridad social también se usan para cubrir las mesadas activas.

LA SALIDAS

Aunque el documento del Ministerio de Hacienda no lo menciona, es obvio que el mensaje para Duque es el de la urgencia de una reforma pensional, a la que los últimos gobiernos le han sacado el cuerpo. De hecho, el tema es tan impopular que se esquivó durante la campaña presidencial, pero el mandatario electo lo tuvo que abordar. Incluso ya habló de la necesidad de una cirugía a fondo.

“El reto más grande que tenemos es ampliar la base de cotizantes, porque hoy hay 22 millones de personas ocupadas y menos de 8 millones son las que están cotizando a pensión y salud”, dijo Duque en una reciente entrevista con el diario ‘Portafolio’.

Y hay un dato que impresiona aún más: de los 2 millones de pensionados, 1’060.000 reciben una mesada de un salario mínimo. El resto oscila entre 1,5 millones y 19,5 millones de pesos mensuales.

Sobre el tema de los subsidios, el presidente electo admitió que “la mayor concentración se está yendo hacia la población más rica y deberíamos buscar que se fueran a quienes más lo necesitan”.

No mencionó, sin embargo, cómo lo hará y tampoco habló de la ampliación de la edad de retiro que estamentos como la Ocde le han pedido a Colombia analizar, insinuando que incluso sea la misma para mujeres y hombres.

En todo caso, Iván Duque prometió que una vez evalúe todas las cifras que ha recibido en las reuniones de empalme, incluidas las pensionales, le presentará al país los lineamientos de los ajustes que va a ejecutar.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.co