Economía

Cumplimiento de Regla Fiscal se complicaría en año y medio

El próximo año se lograría gracias a reservas que quedaron del laudo de las empresas Movistar y Claro.

Economía colombiana busca un 'aterrizaje' controlado

Economía Por: Portafolio

La ejecución de ajustes fiscales tendrían un año de gabela para radicarse y aprobarse, ya que desde el 2020 se comenzaría a ver un panorama más agrio que dulce.

Esta fue una de las conclusiones a las que se llegó en el foro ‘Cambio de hora: Retos del Nuevo Gobierno’, organizado ayer por Corficolombiana en el Club El Nogal. Allí, Andrés Pardo, director de Investigaciones Económicas de dicha firma, concluyó que en el 2019, el cumplimiento de dicha norma se podría dar el próximo año, pero por factores no constantes.

(Lea: Ni con otra reforma tributaria se lograría la Regla Fiscal, según Anif)

Lo anterior quiere decir que, para el 2018, la Regla Fiscal sí se cumplirá por los ajustes hechos y los que se vienen para el segundo semestre y, para el 2019, la carta de salvación sería una inesperada.

(Lea: Ajustes pendientes

Se trata del pago hecho por las firmas Claro y Movistar, debido al laudo proferido en su contra y del cual la Nación aún tiene 0,3% de reservas, que podría utilizar para darle cumplimiento al -2,4% del PIB, proyectado por el Comité Consultivo de la Regla Fiscal.

“Las nuevas proyecciones del Gobierno muestran una fuerte caída del gasto primario del Gobierno Central, para darle paso a un mantenimiento en los próximos 10 años, además este deberá incurrir en gastos adicionales en el corto y mediano plazo, con lo cual vemos difícil el cumplimiento de esta regla a partir del 2020”.

En cuanto gasto público, este deberá caer a 14% y mantenerse en dicha cifra por la próxima década con el fin de quedar al día con el compromiso del balance fiscal que estableció el Comité Consultivo.

Asimismo, el directivo de Corficolombiana aseguró en su intervención que las proyecciones de ingresos petroleros plasmadas en el Marco Fiscal de Mediano Plazo son bastante optimistas, si se tiene en cuenta que hace un año se proyectada que estos serían del orden de 0,5% del PIB a partir del 2020, cifra que se revisó al alza y quedó en 1,2% con el nuevo marco fiscal.

“Lo anterior llevaría a que el pago de dividendos se mantuviera en $7 billones constantes, mientras que las proyecciones anteriores eran del orden de $3 billones, es decir, más de la mitad de lo inicialmente pensado”, concluyó.

Economía y Negocios