Economía

Manufacturas: nuevo reto del TLC con la UE, tras el éxito del agro

En cinco años del acuerdo, las ventas externas del país se diversificaron, dado que los productos minero-energéticos pasaron a ser 46% de la canasta.

La piña ha sido uno de los productos beneficiados por el acuerdo.

Economía Por: Portafolio

El próximo primero de agosto se cumplen cinco años de la entrada en vigencia del TLC entre la Unión Europea y Colombia, y el primer resultado que salta a la vista es el de la diversificación de la canasta exportadora del país, dado que los productos minero-energéticos pasaron de representar 73% en el 2013 a 46% en el 2017.

“El balance de estos cinco años es positivo, no solo porque se ha diversificado la canasta del lado colombiano, sino también porque es un acuerdo moderno con reglas claras. Y hemos mantenido un buen diálogo para seguir trabajando en las barreras arancelarias y no arancelarias, para facilitar el comercio entre ambos”, manifestó Christoph Saurenbach, consejero Comercial de la Unión Europea en Colombia, quien resaltó el gran protagonismo en exportaciones que han tenido productos del agro nacional, como el aguacate, la piña y el cacao, entre otros.

(Lea: TLC con UE ha abierto puertas a 113 nuevas empresas nacionales

En esta misma línea, Javier Díaz, presidente de Analdex, coincidió en que, en este acuerdo, la canasta exportadora del país se ha diversificado, sin embargo, dijo que el próximo reto es que las manufacturas nacionales logren tener un desempeño similar a los productos agrícolas.

Ambos expertos también insistieron en el hecho de que el TLC inició en un momento de desaceleración económica mundial, luego de la caída de los precios del petróleo. “La enfermedad holandesa que vivía Colombia en ese momento no hizo que fuera posible un mejor aprovechamiento del acuerdo”, describió Díaz.

(Lea: ‘El TLC con la UE diversificó ventas externas del país’

Otro de los puntos que resalta en el balance de los cinco años es el déficit que se ha generado en la balanza con la Unión Europea. En el 2013, el superávit para Colombia era de US$1.678 millones y el año pasado, se registró un déficit de US$1.138 millones. Y en lo corrido de este año, a mayo, la tendencia parece ser igual, dado que hay un déficit de US$817,3 millones.

(Lea: En cuatro años de TLC con la Unión Europea se han exportado US$8.807 millones

No obstante, Javier Díaz indicó que no hay que preocuparse por esta cifra, siempre y cuando se recupere por otro camino como el de la inversión extranjera directa desde ese bloque económico.

Según un análisis del gremio exportador, los flujos de inversión de inversión extranjera directa provenientes de Europa han crecido 24,3% desde el 2014. De los 14 países de la Unión Europea que invirtieron en Colombia se observó contracción únicamente en cuatro países. Además la inversión proveniente de Italia creció cinco veces en su valor observado. “El balance a casi un lustro de la implementación del acuerdo comercial con la UE, ha dejado un balance de luces y sombras. Si bien la balanza comercial ha pasado a ser deficitaria, el incremento de las exportaciones no minero-energéticas en US$467 millones es alentador”, concluye el documento de Analdex.

De cara al futuro, Saurenbach afirmó que el panorama es alentador, dadas las previsiones de crecimiento económico, tanto de Colombia como de la Unión Europea. “Hay que valorar la importancia de este acuerdo, porque mientras otras regiones quieren cerrar sus mercados e imponer aranceles, con este TLC seguimos avanzando, con el objetivo de que el flujo comercial aumente, al trabajar en las distintas barreras”, puntualizó el consejero comercial de la Unión Europea en Colombia.

Asimismo, el presidente electo, Iván Duque, reiteró en su cuenta de Twitter: “No vamos a negociar más tratados de libre comercio, pero vamos a aprovechar los que tenemos, para que las marcas colombianas lleguen a esos mercados y generen empleo”. Por esto se esperaría una profundización en el acuerdo comercial entre Colombia y la UE para los próximos cuatro años, dada la importancia de este bloque, que es el segundo socio comercial del país.

BALANCE POSITIVO EN CONTENEDORES

Un informe de la naviera Maersk del primer trimestre del año evidenció que la relación comercial con Europa sigue tomando fuerza y las exportaciones crecen un 15,7%. Específicamente, los envíos de contenedores refrigerados impulsan el ritmo con un aumento del 17,7%, en comparación con el mismo periodo del año anterior, confirmando que la fruta colombiana logra consolidar los esfuerzos de diversificación y apertura de mercado de los últimos años.

“Los despachos de frutas colombianas hacia Europa siguen creciendo, a medida que las relaciones comerciales –producto del TLC firmado hace 5 años– maduran. Nuestros agricultores están sacando provecho de las nuevas tecnologías y de nuevas rutas directas para enviar sus productos a un creciente número de mercados en contenedores refrigerados con atmósferas controladas”, afirma Juan Camilo Vásquez, gerente Comercial de Ventas de Maersk Line.

Allí, vale destacar también el potencial del aceite de palma colombiano en la Unión Europea, que exige cada vez más prácticas sostenibles de producción.

Andrés Felipe Quintero Vega
En Twitter: @QuinterovAndres