Economía

El autopago listo para ganar terreno en Colombia

Estos mecanismos replantean las tendencias de atención al cliente del comercio.

Autopagos

Economía Por: Portafolio

Como parte de los planes de transformación digital, en el caso del comercio una de las estrategias que está ganando terreno en Colombia es el sistema de autopago (self checkout).

Estos mecanismos han sido ampliamente difundidos en Norteamérica, particularmente en supermercados, farmacias y otro tipo de establecimientos, en donde los consumidores pueden gestionar por sí mismos los pagos de sus compras.

(Lea: Homecenter trae primeras cajas de autopago del país)

Y los datos muestran que estos sistemas están ganando cada vez más terreno, pues la firma de investigación RBR pronostica que para 2022, habrá más de 400.000 máquinas de autopago instaladas por los minoristas en más de 60 países en todo el mundo.

Según NCR, compañía que desarrolla soluciones tecnológicas para el procesamiento de pagos, en Colombia los puntos de pago (cajas asistidas por el cajero) están iniciando su presencia en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Bucaramanga, Cartagena, Pereira y Tunja en los almacenes de Homecenter, inicialmente.

(Lea: Estas son las nuevas tecnologías de pago que están llegando al país

Los nuevos puntos de autoservicio cuentan con varias novedades que representan un cambio en la experiencia de pagos para los clientes.

NCR plantea algunos de ellos, entre los que se encuentran un menú intuitivo para el usuario, aceptación automatizada de efectivo, registro digital de firma en el comprobante de la tarjeta débito o crédito, control de seguridad por peso, “entre otros que aportan una nueva experiencia al cliente y toma la delantera con respecto a otras tecnologías”.

SERVICIO AL CLIENTE

Justamente, estos nuevos canales de pago han creado en el mundo tendencias diferentes en cuanto a la atención al consumidor, que pueden ser replicadas en el mercado colombiano.

“La frustración de los compradores en las filas, ventas perdidas por abandono y deficiente servicio al cliente, son los principales desafíos que enfrentan las grandes y pequeñas empresas del sector, sobre las cuales el autoservicio ofrece una solución eficiente para el comercio y para los clientes”, señala NCR.

De hecho, un estudio realizado por la compañía señala que, el 54% de los minoristas pudieron aumentar el rendimiento mediante el uso de soluciones de autopago y el 76% tuvieron un mejor servicio debido a pagos cortos y más rápidos.

“Con el selfcheckout los clientes podrán encontrar rápidamente las respuestas que necesitan, sin esperar que alguien los atienda, y manejar sus tiempos de pago, sin sentirse presionados por las largas filas. Por su parte, las tiendas podrán enfocarse en mejorar sus servicios y procesos”, puntualiza. Por lo pronto, la tecnología es de adopción reciente en Colombia, pero ha tenido alto grado de aceptación entre los consumidores.

Roger Bigio, Vicepresidente de Retail de NCR para América Latina, se mostró bastante complacido con la buena acogida que ha tenido hasta el momento esta tecnología, pese a su reciente disponibilidad en el mercado nacional.

“Colombia está reduciendo rápidamente las brechas en este aspecto con respecto a otros países de la región. Sobre todo en ciudades capitales, está comenzando a demandar esta clase de servicio a sus retailers”. Incluso, cuando se combina el autopago con las cajas tradicionales asistidas por una persona, han mejorado la experiencia del cliente y agilizado los procesos de check out.

A juicio de voceros de NCR, “ha sido una gran sorpresa ver como personas de diferentes edades y perfiles han adoptado esta tecnología y la toman como su primera opción cuando van a las tiendas. En este caso, se combinaron ambas tecnologías, el autopago y las cajas tradicionales asistidas por el cajero, que han permitido una experiencia personalizada en tienda y haciendo que las líneas de venta se muevan más rápido”.

A esto, añaden que “la última decisión la tiene el consumidor, y el self checkout puede llegar a ser una herramienta valiosa que les permita a los minoristas poder mantener más cajas disponibles, y así ofrecerles a los clientes un servicio superior, flexible, y a la conveniencia de cada usuario”.

MENOS USO DEL EFECTIVO

Aunque los sistemas de autopago tienen la opción de recibir efectivo, la realidad es que utilizando medios de pago electrónicos se hacen más rápidas y sencillas las operaciones. Y es que si bien se han logrado avances para lograr una sociedad sin efectivo, aún hay varias preocupaciones de los consumidores. Un informe de NCR señala que los cinco temas que más hacen parte de las inquietudes son las debilidades de seguridad y la privacidad financiera, la disponibilidad de un plan B en caso de falla de los sistemas, menor control de los gastos, baja disposición de los consumidores a cambiar el efectivo y la sensación de tener menor control sobre sus finanzas personales.