Economía

Reglamentan manejo de recursos para el régimen subsidiado

Con un decreto, se definieron las obligaciones de recaudo y la naturaleza y destinación de los recursos que financian el aseguramiento en salud.

Loteria

Economía Por: Javier Acosta

Poco antes de la transición entre los gobiernos Santos-Duque, el Ministerio de Salud y Protección Social expidió el Decreto 1355, firmado el 31 de julio, mediante el cual reglamentó el manejo de los recursos de propiedad de las entidades territoriales destinados al aseguramiento de la población afiliada al régimen subsidiado.

En su parte motiva, la reglamentación explica que la modificación hecha por el Decreto 2265 de 2017 al decreto único del sector (780 de 2016), definió las condiciones generales de operación de la Administradora de Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud -ADRES-. Asimismo, recordó que el artículo 13 de la Ley 1816, que fijó el monopolio rentístico de licores destilados, estableció que dichas rentas son de propiedad de los departamentos, “por lo que en armonía con el artículo 49 de la Ley 1438 de 2011 será la entidad territorial la que defina el monto de cofinanciación del Régimen Subsidiado que se hará con cargo a esa fuente”.

En síntesis, el decreto responde a la necesidad de “precisar el manejo de la presupuestación de los recursos de propiedad de las entidades territoriales destinadas al aseguramiento de la población afiliada al régimen subsidiado y de la información que debe generar la ADRES sobre el recaudo y ejecución de las rentas de propiedad de estas entidades”.

RESPONSABLES DEL RECAUDO 

En la norma, quedó establecido que las entidades territoriales deberán informar al Minsalud a más tardar el 1º de septiembre de cada año, “el porcentaje y monto aplicable para la siguiente vigencia, de cada una de las rentas territoriales destinadas al aseguramiento en salud y al funcionamiento de las direcciones territoriales de salud”.

La información debe acompañarse del reporte de ejecución de los dos últimos años de cada una de las rentas y de su destinación, y antes del 1º de enero de cada año, la entidad territorial informará los porcentajes destinados al aseguramiento y funcionamiento de las direcciones territoriales de salud, a los generadores de rentas y a los operadores de las mismas.

Otro aspecto a destacar en el nuevo decreto es que serán los administradores y recaudadores, los responsables de girar los recursos destinados al aseguramiento en salud de la población afiliada al régimen subsidiado, y para ello, podrán valerse de mecanismos electrónicos según lo disponga la ADRES, en calidad de entidad recaudadora. Para llevar a cabo estas operaciones, deberán informar los datos del contribuyente, la entidad territorial a nombre de la cual se realizó el recaudo, el concepto, el periodo, el valor y el número del formulario de declaración, además de los demás requerimientos que defina la ADRES.

JUEGOS DE SUERTE Y AZAR 

El decreto también definió el recaudo de los recursos obtenidos de los llamados juegos de suerte y azar, entre ellos, las apuestas, el chance y los premios no reclamados.
Sobre los primeros, los juegos de apuestas permanentes o chance, se aprobó la obligación, por parte de los concesionarios, de declarar y liquidar ante la entidad concedente, el 12% de sus ingresos brutos a título de derechos de explotación.

En cuanto a los recursos provenientes de los premios no reclamados, y según lo dispuesto en la Ley 1393 de 2010, el decreto señala que ocurrida la prescripción extintiva del derecho o la caducidad judicial sin que se haga efectivo el cobro de los premios, el 75% de los recursos que constituyen dichos premios “serán girados por las entidades administradoras y operadoras o los concesionarios a la ADRES, dentro de los primeros diez (10) días hábiles siguientes al mes en el cual ocurra la prescripción o caducidad (…)”.

Al ocuparse de los recursos propios de las entidades territoriales para cofinanciar el régimen subsidiado, quedó establecido que deberán girarse a la ADRES en los primeros tres días hábiles de cada mes para efectos de financiar el giro oportuno de la Liquidación Mensual de Afiliados -LMA-. Igualmente, podrán destinarse al mismo fin los recursos provenientes de la estampilla pro-cultura que no se inviertan en otros componentes de la seguridad social.

Sobre este punto, dice la norma que “la entidad territorial deberá informar, en los términos y condiciones que defina el [MINSALUD], la fuente (sic) de recursos diferentes a las señaladas en la ley para el aseguramiento, con las cuales complementa su aporte para la confinanciación del régimen subsidiado. El no reporte de la información requerida, acarreará para las entidades territoriales, las sanciones de las entidades de control competentes”.

Igualmente importante, es la orden que se da a los mismos entes territoriales de presupuestar, en su respectivo fondo de salud, los recursos que financian y cofinancian el régimen subsidiado con fundamento en el plan financiero territorial de salud.

Otros aspectos reglamentados, tienen que ver con el IVA procedente del monopolio rentístico de licores destilados y del impuesto al consumo de licores, vinos aperitivos y similares, para lo cual se establecen dos reglas: la primera, ordena que el Fondo Cuenta que administra la Federación Nacional de Departamentos deberá girar a la entidad territorial los recursos del impuesto al consumo de productos extranjeros destinados al aseguramiento en salud correspondientes a períodos anteriores a diciembre de 2017; y la segunda, que los giros de las operaciones realizadas a partir del 1º de enero de 2018 deben ir a la ADRES.

Juan Martín Fierro
Especial para Portafolio