Economía

En el primer semestre, la llegada de remesas sumó US$2.921 millones

Esto representa un crecimiento de 14,8% frente a la primera mitad del 2017. De mantener este ritmo, superaría meta del Marco Fiscal de Mediano Plazo.

Por revaluación, se perdieron $ 86.000 millones en remesas

Economía Por: Javier Acosta

El ingreso de dinero al país por concepto de las remesas que envían los trabajadores colombianos en el exterior a sus familias continúa en ascenso.

Datos preliminares del Banco de la República señalan que, entre enero y junio de este año, estos recursos sumaron 2.921 millones de dólares.

Dicho monto representa un incremento anual de 14,8 por ciento comparado con los registros de la primera mitad del 2017.

(Lea: Venezonalos podrán enviar remesas de manera legal). 

Si se hace la conversión a pesos, las remesas del semestre alcanzaron los 8,32 billones de pesos. No obstante, el aumento del monto en moneda local frente al año pasado es menor: 11,8 por ciento, pues se habían ubicado en 7,44 billones de pesos.

Esto, si se tiene en cuenta que este año el precio del dólar en el mercado cambiario colombiano ha estado más bajo. Para dar una idea, la tasa de cambio promedio del primer semestre del 2018 fue de 2.850 pesos, frente a 2.920 pesos de hace un año.

De todas maneras, si se mantiene el ritmo de crecimiento que han tenido estos ingresos, fácilmente sobrepasarán la meta planteada en el Marco Fiscal de Mediano Plazo, (6.120 millones de dólares), toda vez que en el segundo semestre la entrada de recursos suele ser mayor.

Al ver la película completa de los últimos 12 meses, al país han ingresado 5.870 millones de dólares, equivalentes a 17,1 billones de pesos.

Estos incrementos se producen como resultado de la recuperación en economías desarrolladas, principalmente Estados Unidos, que sigue siendo el principal emisor de remesas no solo hacia Colombia, sino hacia la gran mayoría de países de América Latina.

En la balanza de pagos, el Banrepública señaló que en países como EE. UU. o España el mercado laboral ha mejorado, con tasas de desempleo menores que también están beneficiando a la población latina.

Pero además, se han visto mayores ingresos desde países como Chile, Argentina, Australia o Brasil, que en los últimos años han sentido un aumento en la migración de colombianos.

Aunque es indudable que la mejora en la economía permite que los trabajadores aumenten los giros, tanto el centro de estudios Anif como la Unidad de Información y Análisis Financiero (Uiaf) del Ministerio de Hacienda han advertido que una parte del incremento reciente de las remesas obedecería también a actividades como el narcotráfico.

En un documento, Anif señaló que, según datos de la Cancillería, en el exterior habría unos 5 millones de colombianos, pero solamente “unos 500.000 realizarían envíos de forma regular a sus familias”.

Además, recordó que en el país se ha recrudecido el narcotráfico, con un aumento considerable en las áreas cultivadas con coca.

A su vez, la Uiaf señaló recientemente en un informe que han identificado que recursos provenientes de lavado de activos y/o financiación del terrorismo se han camuflado en remesas, pues han visto mecanismos en que una sola persona recibe varios envíos pequeños con sumas considerables, o un solo remitente despacha montos bajos a muchos destinatarios.

MÁS RECURSOS EN AMÉRICA LATINA 

De todas maneras, los aumentos en las remesas se ven en todos los países latinoamericanos. Por ejemplo, México también está alcanzando récords, pues en el semestre subieron más de 30%, a US$31.975 millones. Mientras tanto, Ecuador, Guatemala y otros países han tenido alzas de alrededor de 15%.