Economía

Sobornos de Odebrecht son peores de lo conocido hasta ahora

Al parecer, las coimas que pagó la constructora brasileña son tres veces la cantidad que confesaba hace casi dos años.

Odebrecht

Economía Por: Portafolio

El fiscal general, Néstor Humberto Martínez, aseguró que Odebrecht habría pagado cerca de 32,5 millones de dólares en sobornos en Colombia, es decir, tres veces la cantidad que confesaba hace casi dos años cuando admitió haber llevado a cabo uno de los esquemas de sobornos más grandes en la historia corporativa.

Martínez describió un escándalo más profundo y generalizado que el admitido por Odebrecht en un acuerdo con las autoridades brasileñas y estadounidenses en 2016. Ese acuerdo enumeró 11,1 millones de dólares en sobornos pagados para ganar dos proyectos de infraestructura colombianos como parte de una trama que afectó a una docena de países en América y África.

(Lea: 'Odebrecht no ha demandado al Estado colombiano')

El fiscal dijo que los 11,1 millones de dólares provinieron de Brasil y el resto de los contratos colombianos, lo que aumenta el nuevo total a 32,5 millones de dólares.

Odebrecht sobornó a docenas de funcionarios y ejecutivos colombianos para obtener seis contratos con el gobierno desde 2009 a 2014, dijo Martínez. Casi tres docenas de personas ya han sido acusadas y cinco condenadas, incluido un exsenador y un ex viceministro.

(Lea: Marcelo Odebrecht en detención domiciliaria

La Fiscalía también presentó pruebas ante la Corte Suprema contra otros nueve políticos.

3.500 MILLONES DE DÓLARES

El excepcional alcance global del soborno de Odebrecht emergió en 2016 cuando la empresa alcanzó un acuerdo de 3.500 millones de dólares con las autoridades estadounidenses, brasileñas y suizas. Admitió haber pagado 788 millones de dólares en una docena de países por más de 100 contratos en lo que el Departamento de Justicia de Estados Unidos llamó el mayor caso de corrupción extranjera en la historia.

(Lea: Fiscalía pide a Corte Suprema investigar a ocho congresistas y un exministro por caso Odebrecht

Desde entonces, la compañía ha llegado a acuerdos con varios gobiernos latinoamericanos, incluidos de Republica Dominicana, Perú y Panamá. En Colombia, el caso se ha alargado y Odebrecht ha dado a entender que la demora es el resultado de autoprotección.

Además, Odebrecht está buscando una compensación de hasta 1.300 millones de dólares por el trabajo que hizo en la carretera más grande de la nación antes que se detuviera por el escándalo de soborno. Las audiencias en ese caso fueron postergadas al 11 de septiembre.

Martínez dijo que la investigación se ha alargado tanto tiempo porque es compleja y profunda, y Colombia quería hacer su propia investigación. Solo en la región, Colombia rechazó ofertas de Brasil para compartir pruebas porque llegaron con la condición de que ni Odebrecht ni sus ejecutivos podrían ser implicados en los crímenes.

"Colombia fue el único país que no aceptó recibir pruebas de los fiscales brasileños", dijo. "Es por eso que pudimos llevar esta investigación al punto donde está. Es por eso que hay tres brasileños acusados con órdenes de arresto pendientes".

Los tres -Amilton Hideaki Sendai, Eder Paolo Ferracuti y Marcio Marangoni- todos ocuparon puestos en Odebrecht o en una filial y se cree que están en Brasil, dijeron los fiscales.

Las llamadas a Odebrecht Colombia en busca de comentarios no fueron respondidas.

¿CONFLICTO DE INTERESES?

Martínez, miembro del gabinete en tres gobiernos colombianos, ha sido acusado de conflicto de interés en el caso porque antes de convertirse en fiscal general en 2016 fue un abogado clave para Grupo Aval, la empresa matriz del socio colombiano de Odebrecht en uno de sus contratos. La implicación ha sido que él está protegiendo a su empleador anterior.

Grupo Aval, el grupo bancario más grande de Colombia y controlado por Luis Carlos Sarmiento Angulo, se asoció en 2010 con Odebrecht para construir una sección de una carretera de 1.000 kilómetros llamada Ruta del Sol que conecta la región de Bogotá con la costa del Caribe.

Lo hizo a través de la compañía que controla Corficolombiana SA. Grupo Solarte, una empresa de construcción familiar, también adquirió una participación minoritaria.
Martínez rechazó la acusación de conflicto de intereses. Dijo que en las dos ocasiones en que los casos de Odebrecht han pasado por su despacho, se recusó, con permiso del tribunal. Mostró una copia de una de esas decisiones judiciales, con fecha del 21 de junio. Martínez dijo que también se haría a un lado para futuros casos de Odebrecht.

Maria Paulina Riveros, la vicefiscal general que ha reemplazado a Martínez, dijo que uno de los arrestados es José Elías Melo, expresidente de Corficolombiana. Se espera que el juicio contra Melo, que se encuentra bajo arresto domiciliario, comience este mes. "Me sorprende que haya una percepción de tratamiento diferente para aquellos vinculados al caso", dijo Riveros.

Los fiscales han acusado a "personas conocidas como el Sr. Melo, así como a congresistas".

RECTA FINAL

Riveros dijo que el caso contra Odebrecht está en su recta final y que la mayor parte de la investigación debería concluir antes de fin de año. Odebrecht estaba construyendo Ruta del Sol y tenía otros cinco contratos en Colombia.

Los fiscales dijeron que establecieron empresas ficticias que presentaron facturas por trabajos que nunca se hicieron, utilizaron las ganancias para pagar gastos e intermediarios y canalizaron lo que quedaba en sobornos.

El esquema comenzó a revelarse cuando los fiscales recibieron la cooperación del exsenador Otto Nicolás Bula Bula y del ex viceministro de Transporte, Gabriel García Morales, ambos acusados. "Fue como una cadena", dijo Riveros. "Cuando comenzaron a cooperar, todas estas otras líneas de la investigación comenzaron a revelarse".