Economía

Nuevo presupuesto para las regalías sería de $18 billones

Portafolio confirmó que el proyecto buscaría que la bolsa de recursos aumente 26,1%. Nueva directora del DNP presenta su hoja de ruta.

Gloria Amparo Alonso, directora del DNP.

Economía Por: Portafolio

La bolsa total de recursos que tendría el Sistema General de Regalías (SGR) para el bienio 2019 y 2020 crecería más de 25% en el proyecto que está ultimando el Departamento Nacional de Planeación (DNP) y que debe radicar ante el Congreso en las próximas semanas.

(Lea: Primer ajuste al Presupuesto del 2019 irá a más inversión). 

Portafolio conoció que el monto total para las vigencias 2019 y 2020 ascendería a $18 billones, es decir, 26,1% más que el registrado en los años 2017 - 2018, cuando fue de $14,5 billones, y que incluyó un excedente de $1,9 billones de recursos ‘ahorrados’ por las entidades en años anteriores.

SISTEMA DE REGALÍAS 

Esta cifra serviría para aumentar el número de proyectos que pasan del papel a la realidad, aunque también será necesaria una reforma al Sistema General de Regalías (SGR), titánica tarea que tendrá a cargo Gloria Amparo Alonso, nueva directora del DNP, quien ayer presentó la hoja de ruta de su gestión.

La funcionaria explicó que los ajustes al SGR empezarían por devolverles recursos a las zonas productoras de petróleo y minas, que, afirmó, “se ven muy afectadas por el impacto medioambiental y necesitan recursos de compensación para mitigar el impacto ambiental que genera la exploración y explotación, y esto podríamos hacerlo a través del proyecto del presupuesto bianual”.

De hecho, según la directora, la última reforma hecha al sistema ya contemplaba esta devolución de recursos y ya debía haber terminado este periodo de transición, pero eso nunca sucedió, en parte por la caída de los ingresos petroleros de las regiones.

Así las cosas, el SGR tendría dos modificaciones importantes: la primera se incluiría en la aprobación del presupuesto bianual e incluiría los compromisos del presidente Iván Duque, lo que quiere decir que iría de la mano con el Plan Nacional de Desarrollo, también a cargo de Planeación. 

(Presupuesto del 2019: más para sectores, pero menos para inversión). 

La otra sería la gran reforma al sistema, que desde varios sectores se ha pedido con urgencia, aunque su trámite se daría hasta el próximo año. Allí se incluirían revisiones a las partidas y las formas para hacer más eficiente el SGR.

Asimismo, dijo Alonso, “la idea es buscar otros mecanismos para mejorar su funcionalidad, porque claramente nos estamos demorando mucho en aprobar la ejecución de los recursos en los Ocad, y hay muchos dineros de funcionamiento del sistema que están mal gerenciados y podrían ir a esas compensaciones de las zonas productoras”, explicó.

De hecho, los cambios que se están estudiando se encuentran en la misma línea de las recomendaciones hechas por la Contraloría General –en donde Alonso se desempeñaba como Vicecontralora General–, tras realizar una radiografía de las regalías, en la que encontró diversas falencias administrativas.

PRIMEROS 100 DÍAS 

Sin embargo, esta es solo una de las tareas que tendrá la nueva directora del DNP, pues también deberá ‘lidiar’ con los ajustes en la entrega de subsidios y aumentar las partidas de inversión del Presupuesto General de la Nación (PGN) del 2019.

Sobre el primer punto, explicó que el principal frente de ataque quedará incluido en la reforma pensional, si se tiene en cuenta que este sector es de los que más recibe apoyos del Estado. “Seguramente esta reforma no se hará este año, aunque puede que sí se deje radicada, ya que en la agenda legislativa también están la tributaria y el presupuesto bianual de regalías”, recalcó.

En cuanto al nuevo Sistema de Selección de Beneficiarios para Programa Sociales (más conocido como Sisbén 4.0), Planeación Nacional sigue en su desarrollo, y solo hasta el 2020 entraría en funcionamiento, de modo que para ese entonces inicie una nueva depuración profunda de personas que no deberían recibir subsidios estatales.

“El problema está muy bien diagnosticado, pero entraremos a revisar qué hacer, en general, con los subsidios. De hecho, queremos retomar una ley que se estaba tramitando en el Congreso, pero por alguna razón no avanzó”, señaló. Lo anterior tendría que hacerse con una nueva ley, ya que la que mencionada por la directora se archivó el pasado 20 de junio.

De otro lado, sobre los recursos para inversión del PGN, la directiva de la entidad detalló que, de algo más de $26 billones que tiene el Gobierno Central, gran parte están comprometidos para vigencias futuras de infraestructura vial y planes sociales, y solo quedarían $6 billones para otros programas.

“Nuestras tareas serán tratar de conseguir recursos adicionales para atender más necesidades de inversión y reorganizar el plan de inversiones al programa del Presidente. Esto lo haremos junto con el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla”, concluyó la directora de Planeación.

EL PLAN DE DESARROLLO 

El Plan Nacional de Desarrollo, que definirá toda la hoja de ruta del Gobierno para los cuatro años de gestión también está a cargo de Planeación Nacional y es una de las prioridades para los primeros 100 días de mandato. “Legalidad, emprendimiento e innovación y tecnología serán las bases de este plan, en el cual estamos trabajando fuertemente y de forma articulada desde distintas entidades”, agregó Gloria Amparo Alonso, directora del DNP.

Asimismo, en esta hoja de ruta se incluirían distintos programas para mejorar el desarrollo de políticas públicas, tener mejores manejos del gasto público y facilitar el acceso a cadenas productivas, por mencionar algunas.

PLANEACIÓN NACIONAL ALISTA REESTRUCTURACIÓN DE FONADE

El Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo (Fonade), adscrito a Planeación Nacional y señalado como un fortín político en los últimos años, será sometido a una profunda reestructuración.

Así lo confirmó Gloria Amparo Alonso, directora del DNP, quien aseguró: “Buscamos volver esta entidad a sus orígenes, de modo que pueda apoyar a las regiones como un estructurador de proyectos, ya que esta es una de las falencias que han tenido las iniciativas”. Agregó que “el presidente Duque me dio vía libre para hacer estos cambios y ya estamos en plan de iniciarlos”.

Entre las modificaciones estaría crear una gran entidad que se encargue de diseñar las obras de todas las regiones y crear una especie de Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) pero no de megaproyectos, sino de pequeños y medianos para los territorios.

“En lo anterior, ojalá podamos apalancar recursos provenientes de la Nación, e incluso ojalá Fonade pueda llegar a traer y tomar recursos de la banca multilateral”, explicó Alonso.

Incluso, es tal el nivel de la reestructuración que están trabajando para que esta entidad tenga un cambio de nombre, de modo que “pueda dar credibilidad de su gestión”.

En conjunto con estos cambios, desde la dirección del DNP están a favor de eliminar los Órganos Colegiados de Administración y Decisión (Ocad) –entes que definen los proyectos en que se invierten los recursos de regalías–, ya que, en su concepto, tienen muchos trámites y ralentizan la aprobación de las iniciativas.

Sebastián Londoño Vélez
En Twitter: @SLondonoV