Economía

Proyecto de ley busca congelar bienes a dirigentes venezolanos

De ser aprobado, aquellos que sean sospechosos de delitos como narcotráfico y corrupción serán sancionados en el país.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela

Economía Por: Portafolio

El senador Rodrigo Lara, del partido Cambio Radical, presentó al Senado un proyecto de ley que busca congelar los bienes que puedan tener en el país dirigentes venezolanos del chavismo que sean sospechosos de delitos como narcotráfico y corrupción.

De acuerdo con el proyecto, las personas y empresas del vecino país sospechosas de delitos relacionados con el narcotráfico, la corrupción y el lavado de activos deberán ser sujetos de sanciones en Colombia.

(Lea: 'Maduro utiliza la economía para mantener el control político')

Así, si es aprobado el proyecto, los bienes quedarán congelados mientras se adelantan las investigaciones judiciales sobre su naturaleza y origen, con el fin de evitar que los activos de la cúpula del régimen venezolano sean lavados a partir de transacciones financieras.

"Nuestras economías no se pueden convertir en un refugio para el lavado de activos provenientes del robo permanente a la economía venezolana", afirmó Lara.

(Lea: Maduro invita a privados a participar en subastas de divisas

Adicional a esto, Lara presentó una lista de sospechosos que incluye a "los 50 responsables más importantes de la cúpula del régimen" en Venezuela, entre ellos el presidente Nicolás Maduro y el líder oficialista Diosdado Cabello, así como familiares y "posibles testaferros".

Según el legislador colombiano, dirigentes chavistas están enviando sus recursos a Colombia y Brasil, donde "terminan inyectados en circuitos de lavado de activos particularmente en finca raíz".

Aunque admite que no tiene identificado los bienes que quedarían congelados, Lara confió en que las transacciones están siendo vigiladas por "Europa y Estados Unidos".
Los activos que sean objeto de procesos judiciales podrían "ser trasladados a un fondo" destinado a "prestar ayuda humanitaria a los migrantes venezolanos", agregó el senador.

En un comunicado emitido esta semana, el partido Farc, que emergió de los acuerdos de paz firmados en 2016 con la ya disuelta guerrilla marxista, anticipó su rechazo a un proyecto "profundamente inamistoso contra un país hermano".

Colombia y Venezuela, que comparten una convulsa frontera de 2.200 km, pasan por un periodo de alta tensión diplomática, a raíz de acusaciones mutuas entre autoridades.

Bogotá, que tacha de dictadura al gobierno de Maduro, prácticamente mantiene congeladas las relaciones con Caracas desde hace poco más de un año, en medio del éxodo de cientos de miles de venezolanos que huyen de la escasez de alimentos, medicinas y productos básicos.