Economía

Empresarios no apoyan aumento del salario mínimo propuesto por Uribe

Para la Andi, el proyecto no es viable ya que afecta varios frentes de la economía nacional. 

Salario mínimo

Economía Por: Portafolio

Tras casi dos semanas de conocerse la propuesta del senador Álvaro Uribe Vélez de aumentar el salario mínimo de manera extraordinaria, aun se conocen reacciones de los gremios frente a la viabilidad y el apoyo de esta medida.

Este lunes, la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), dio a conocer su postura frente al tema asegurando que dicha propuesta no es viable ya que afecta cuatro frentes de la economía nacional: productividad y competitividad, finanzas públicas, informalidad e inflación.

(Lea: Aumento del salario mínimo: ¿Por qué sí y por qué no?)

“La idea de incremento en el salario mínimo tiene inmensas desventajas en estos cuatro frentes, por lo cual no es una propuesta viable y por lo tanto no podemos acompañarla”, afirmó Bruce Mac Master, presidente de la Andi.

El dirigente gremial advirtió también que la figura anunciada para solicitar facultades extraordinarias para el Presidente, a través de un proyecto de ley de iniciativa legislativa, tendría fallas legales fundamentales en caso de no contar con el aval del Gobierno.

(Lea: Aumento del salario mínimo que propone Uribe iría a las cesantías

Adicional a esto, llamó la atención en que las discusiones de este tipo deben darse en el ámbito de la Comisión de Concertación Laboral, de la cual hacen parte el Gobierno Nacional, los trabajadores y pensionados, y cinco gremios representando a los empleadores.

“Desde la Andi se han venido haciendo propuestas para adelantar un 'Plan de Choque' para la economía que permita recuperar en parte el terreno perdido durante el último año y medio y se retome la senda del crecimiento económico a tasas superiores al 4%”, señaló Mac Master.

Entre las ideas está crear un salario mínimo que con simplicidad y justicia remunere de manera integral a cualquier trabajador bien sea en el sector urbano o en el sector rural, así como contar con esquemas laborales que permitan formalizar actividades como la recolección de cosechas, los períodos de siembras o las actividades urbanas que requieren esquemas simples para el cumplimiento de la función social como pequeños empresas del transporte, del turismo, de la producción, servicios o comercio.

“Estamos en el momento de estudiar todas las alternativas posibles que permitan formalizar ese 48,5% de los trabajadores que están fuera del sistema de seguridad social colombiano. Tenemos que atrevernos a pensar cosas nuevas, el reto es inmenso. Todas estas propuestas sin desmedro, por supuesto, de todos los derechos de los trabajadores”, agregó el dirigente.