Economía

‘El panorama turístico es positivo, pero aún somos muy pequeños’

Juan Pablo Franky, viceministro de Turismo, confirmó que en las próximas semanas presentarán un plan sectorial de esta industria.

Juan Pablo Franky

Economía Por: Portafolio

El presupuesto limitado, la falta de infraestructura y la informalidad, son algunas de las limitaciones que tiene el sector turístico para crecer al ritmo que se espera. Juan Pablo Franky, viceministro de Turismo, habló con Portafolio de algunas ideas sobre cómo lograr esa meta.

¿Cuánto es el presupuesto para el sector y cuál es su aspiración?

La cifra para el año 2018 está en alrededor de $160.000 millones, y eso incluye todos los aportes fiscales y parafiscales con destinación al turismo.

(Lea: Turismo crecería 3,2% este año en Colombia

Pero cuando uno mira el potencial de Colombia, las necesidades de su infraestructura turística, las inversiones que requieren, y compara con los recursos disponibles, es una cifra importante, pero que no es suficiente para poder explotar al máximo su potencial.

Por ello, además de decir que este es un recurso limitado, también dije que hay que ser enormemente responsables en la manera como se utilizan esos recursos y por eso queremos ser muy estratégicos.

(Lea: Más estadounidenses llegaron a Cartagena

Se habla mucho de la necesidad de invertir en infraestructura, ¿por dónde empezar?

Uno de los trabajos que nos hemos propuesto hacer y que vamos a entregar en los próximos días, es nuestro plan sectorial de turismo, en donde queremos desarrollar una misión a mediano y largo plazo, que incluya un plan estratégico donde se identifique y se proponga una inversión en macroinfraestructura, que pueda representar grandes impactos y que tengan un carácter icónico.

(Lea: Aumento en número de turistas internacionales al país

Para mencionar alguno diría que se debería hacer un desarrollo ecosostenible en La Guajira, pero para eso también se debe dotar a la región con servicios públicos y todas las condiciones para poder atraer hotelería de calidad. Lo que significa, además, que se debe hacer un plan a largo plazo.

Hay otras inversiones por estudiar, que solamente los menciono porque me parece que tendrían un gran impacto a futuro, proyectos tan grandes como los que se han mencionado en Cartagena, que implicaría trasladar la base naval y construir un terminal turístico que pudiese recibir cruceros y tener atractivos temáticos.

También necesitamos invertir en el Amazonas, el río Magdalena y la Sierra Nevada de Santa Marta, que es única y nos diferencia del resto del planeta.

¿Es necesario que el turismo tenga ministerio propio?

Tarde que temprano lo va a tener. El mismo presidente nos ha indicado, y comparto plenamente su visión, de que esta industria tendrá en su momento un rol protagónico en la participación económica del país, en la generación de empleo, de divisas, y yo no podría pensar que eso no va a requerir tener una cartera propia con más recursos y más solidez.

Va a llegar algún día, pero, por el momento, tenemos una directriz que es la de trabajar duro con los recursos que tenemos y encontrar fórmulas muy creativas con la cual podamos atraer la inversión.

¿Se estarían enfocando más en la inversión extranjera?

Una de nuestras labores, de hecho, es lograr que tanto los capitales nacionales como los extranjeros vean en el turismo una manera de construir valor.

Siento yo que muchos de los empresarios en Colombia siempre han visto otras industrias muchas más atractivas, y que el turismo no ha sido eje fundamental de su desarrollo a largo plazo, pero celebro cómo poco a poco esta industria ha empezado a ser parte de los planes de privados.

No obstante, tenemos que traer capitales internacionales, y yo sé que esta simpatía que estamos despertando a nivel extranjero como destino, también está logrando atraer capitales de una industria que tal vez hace unos años no habría sido considerada.

Usted ha dicho que se van a disminuir los trámites y las cargas tributarias para apalancar el sector, ¿por dónde van a empezar?

Alrededor de eso hay que entender que nuestro rol es acompañar y facilitar el crecimiento económico, a través de la gestión de los privados, para ello se han identificado que hay muchas trabas o un exceso de todos los trámites que tiene que surtir una persona para estar dentro de la formalidad, y ha llegado al nivel de ser asfixiante, lo cual termina a su vez motivando la informalidad.

Pero esto es un universo enorme, yo no atrevo en este momento a decir nada distinto a que conozco el gran abanico de situaciones que tiene el empresariado y que responsablemente estamos estudiando para ver cuáles de ellas se pueden simplificar o eliminar de manera razonable.

También sé que no es un trabajo fácil y que eso va a requerir de concurso, tanto del Gobierno Nacional como de los locales, para poder entender que al simplificar vamos a dinamizar y a generar empleo y más valor.

¿Es decir que aún no han identificado esas situaciones?

Sí, pero es una lista larga, porque queremos tener una visión 360°, no solo de las actividades del sector relacionadas directamente con el Ministerio, sino también del sector con todas instancias y entidades locales y nacionales.

Ese es un trabajo extenso, tan extenso como la cantidad de procedimientos existente. Ahora, quiero destacar que sí hay un objetivo que a corto plazo tendremos que plantear la simplificación.

Durante el congreso de aerolíneas realizado esta semana, en Cartagena, se reunió con varias de ellas, ¿cuáles mostraron intención de ampliar su operación?

Para mis son fantásticas las noticias que hemos escuchado, para mi sorpresa hay una intención evidente no de una, sino de muchas compañías en ampliar sus participaciones.
Me llama la atención particularmente los planes de Viva Air con su flota de 50 aeronaves nuevas, que irá incorporando en estos años. Importante anotar también la nueva ruta que va a ofrecer América Airlines entre Miami y Pereira, lo que le abre las puertas a toda la zona cafetera.

Así mismo estuvimos conversando con Air Canada quienes quieren abrir nuevas frecuencias, así como Iberia y Turkish Airlines, pero esto están en una etapa en la que no podemos dar más detalles.

Cabe decir que todos manifiestan que les está yendo bien, hemos tenido un crecimiento sostenido por más de 10 años de tráfico internacional superior al promedio, es decir que las cifras han ido aumentando por más del 11%, lo cual es un indicador muy bueno.

Sin embargo, aún somos muy pequeños, así que crecer sobre una base relativamente modesta no es lo mismo que ir creciendo sobre niveles de 40 o 50 millones de turistas internacionales como lo tienen en otros países.

Lo que llega a Colombia es menos de 0,5% del turismo internacional, por lo cual podemos decir que vamos bien pero todavía hay muchas oportunidades y cosas por hacer.

Adriana Leal
Redacción Portafolio