1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Economía

El arroz altera las relaciones comerciales con Ecuador

Debido a que Colombia no ha permitido el ingreso de 85.000 toneladas de grano ecuatoriano, el país vecino volvió a elevar los aranceles a productos nacionales.

Arroz Importado

En noviembre del 2017, Colombia se había comprometido a dejar entrar 85.000 toneladas de arroz ecuatoriano.

Archivo/CEET

POR:
Portafolio
marzo 04 de 2018 - 08:00 p.m.
2018-03-04

El arroz se ha convertido en factor de controversia en las relaciones comerciales entre Colombia y Ecuador en los últimos tiempos.

El viernes pasado, el país vecino decidió incrementar los aranceles para 10 partidas de productos colombianos que pertenecen a los sectores con mayores volúmenes de exportación a Ecuador, como textiles, automotores, alimentos, detergentes y cerámica, entre otros.

(Lea: Acuerdan cambiar condiciones del arroz que viene de EE. UU.

Esto, debido a que la Nación vecina alega un incumplimiento por parte Colombia, en cuanto al acceso de arroz ecuatoriano al territorio nacional.

(Lea: Urge sensatez frente al precio de la próxima cosecha de arroz

Oliva Díaz-Granados, directora ejecutiva de la Cámara de Comercio Colombo Ecuatoriana sostuvo que: “Ecuador ha demandado hace muchos años al país por un incumplimiento en los cupos de arroz. Colombia no permite la importación desde Ecuador, sin ninguna justificación. Por lo tanto, Ecuador presenta una demanda ante la Comunidad Andina, la gana y el 22 de agosto del 2017, mediante la resolución 021, impone unas sanciones arancelarias contra 10 partidas colombianas, que son las que más exportan”.

(Lea: Gobierno llega a un acuerdo con arroceros

En ese momento, el Tribunal Andino de Justicia decidió imponer un arancel de 20% a los productos más vendidos hacia el país vecino, cuando no demostraban 60% de denominación de origen regional.

Sin embargo, Díaz-Granados aseguró que “con una excelente labor de la ministra de Comercio, María Lorena Gutiérrez, junto con su homólogo ecuatoriano, Pablo Campana, lograron en noviembre del año pasado que Ecuador no nos impusiera esas sanciones, bajo la promesa de que Colombia iba a permitir el acceso de 85.000 toneladas de arroz desde Ecuador”.

No obstante, la directora de la Cámara de Comercio Colombo-Ecuatoriana aseguró que al parecer hay obstáculos técnicos desde el tema fitosanitario, impuestos por el Ministerio de Agricultura, que siguen impidiendo la entrada de arroz al país, por lo cual Ecuador tomó la decisión de volver a incrementar los aranceles.

Díaz-Granados dijo que “hay presiones por parte de los arroceros nacionales, sin embargo están cometiendo un error gravísimo; así no es la dinámica comercial. Si Colombia no puede cumplir, pues que lo diga de una vez por todas, porque no se pueden afectar a los empresarios con este vaivén de aranceles, que es un costo adicional para los exportadores nacionales”.

La directora concluyó que este impasse entre ambos países se debería solucionar rápidamente, por lo que la ministra Gutiérrez ya lo había logrado solventar una vez, pero que se necesita el apoyo del Ministerio de Agricultura.

Al cierre de esta edición, Portafolio conoció que la Mincomercio estaba en negociaciones con Ecuador para lograr desmontar el incremento de aranceles a las 10 partidas nacionales.

Cabe recordar que a finales de abril del año pasado, el Ministerio de Comercio Exterior de Ecuador informó que la sobretasa del 15% caería al 10% en abril, 5% en mayo y se eliminaría en junio, al igual que el sobrearancel del 35%, el cual se redujo a 23,3% en abril; 11,7% en mayo, y había dejado de tener vigencia en junio.

Asimismo, fue en junio del 2015 cuando el país vecino decidió implementar esta medida, que consistía en una sobretasa en los aranceles a las importaciones, que iba desde el 5%, hasta el 45%, y que buscaba hacer frente a la balanza de pagos del país tras la caída del precio del petróleo. Por esto, las exportaciones hacia esa nación se habían reducido un 36%.

Por su parte, Rafael Hernández, gerente general de Fedearroz, dijo que “el problema en Colombia es que hay 814.000 toneladas guardadas, según los últimos inventarios que hemos realizado, por ende, ¿para qué importar, teniendo sobreproducción?”.

El directivo gremial añadió que “hay artículos del acuerdo de la Comunidad Andina, como los 90 y 97, que aseguran que si el ingreso de arroz causa daño a la producción nacional se puede aplicar una especie de salvaguarda. Y si el país está suficientemente abastecido puede suspender o no aprobar importaciones de otros países”.

Hernández afirmó que “la entrada del arroz ecuatoriano nos causa un perjuicio y daño, no solo a nivel económico y financiero, sino también en lo social, por lo que son 500.000 familias que viven directa e indirectamente de esta industria en 215 municipios del país. El Gobierno de Colombia por constitución está obligado a proteger la producción de alimentos”.

Desde la Cámara Colombo Ecuatoriana también insistieron en el hecho de que sí se ha permitido la importación desde otros países. Según el Dane, entre enero y julio del 2017 se importaron US$51,3 millones en arroz de distintas clases. Sobresale que Estados Unidos participa con 99,2% de este monto comprado en el exterior. Las demás naciones a las que Colombia les ha comprado el cereal han sido: Italia, Tailandia, India, España, Vietnam y Pakistán.

Un analista experto en comercio exterior dijo que “Colombia está incumpliendo el ordenamiento de la Comunidad Andina, por lo que debería permitir la entrada de arroz, pero eso no ha ocurrido. Sin duda, el incremento de aranceles afecta las exportaciones a Ecuador y me preocupa, porque viene a sumarse con lo que está ocurriendo con Panamá. Además, los agricultores no quieren que el arroz ecuatoriano tenga acceso, pero los molineros sí lo desean”.

Andrés Felipe Quintero Vega
En Twitter: @QuinterovAndres

Compartir