1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Economía

Emisor evaluó los riesgos de permitir las criptomonedas

Las alertas serían sobre la integridad financiera, debido a que estos esquemas pueden convertirse en canales para el lavado de activos.

Banrepública

El Estado Gobierno formó un grupo de trabajo para estudiar estos mercados y evaluar la conveniencia de regular ciertos aspectos.

aRCHIVO PORTAFOLIO.CO

POR:
Portafolio
octubre 12 de 2017 - 08:57 p.m.
2017-10-12

La integridad financiera, así como la protección al consumidor, se constituyen de acuerdo con un documento técnico del Banco de la República en los principales riesgos que tendría la economía colombiana si se reglamentaran y permitieran las inversiones, negociaciones y transacciones con las denominadas criptomonedas.

(Lea: Día histórico para el bitcoin)

Entre las conclusiones del documento que reveló el Emisor, se destaca que “la tecnología de registro descentralizado encriptado (distributed ledger technology, DLT) tiene un gran potencial en futuros desarrollos de los sistemas de liquidación y compensación de activos, y que, en este sentido, las criptomonedas solo son una de sus posibles materializaciones”.

(Lea: 'El Blockchain revolucionará la política, los negocios y las finanzas del futuro') 

Además, el informe presentado añadió que los esquemas de estas monedas digitales presentan ventajas potenciales en términos de menores costos de tenencia y transferencia de riqueza en ciertos nichos del mercado de servicios de pago, tanto a nivel nacional como internacional.

Sin embargo, aclara que la volatilidad en el precio de estas, su limitada adopción y aceptación, los altos riesgos, tanto para participantes especializados como para pequeños usuarios, y el ser operadas por agentes privados de manera anónima, hace que las criptomonedas sean, hasta el momento, muy limitadas como medio de pago y depósito de valor.

Todos estos aspectos hacen que sea una herramienta de poca relevancia frente a los volúmenes transaccionales de sistemas de pago como las tarjetas de crédito, y frente a las tenencias mundiales de monedas de curso legal, como el dólar.

Es por varios de estos factores que no existe aún un consenso sobre qué tipo de regulación debe ser aplicada a estas, presentándose diferencias significativas en los enfoques tomados en distintos países.

EL CASO COLOMBIANO

Los riesgos más sobresalientes que puede enfrentar la economía colombiana al permitir el desarrollo de estos esquemas en el mediano plazo son:

1) La integridad financiera, debido a que estos esquemas pueden convertirse fácilmente en canales para actividades asociadas al lavado de activos, la financiación del terrorismo y la evasión fiscal.

2) La protección del consumidor, en la medida en que operadores especializados entren a ofrecer servicios de negociación, custodia y transferencia de fondos en criptomonedas.

El intento de agentes privados de entrar a intermediar en el mercado de estas en Colombia, según los anuncios de prensa, podría indicar que el mercado de estos activos está creciendo, como es el caso en varios países de la región y, en consecuencia, es importante monitorear dicho espacio y sus desarrollos.

En este sentido, vale recalcar que, bajo la regulación vigente en Colombia, los riesgos de posibles pérdidas económicas en la adquisición, negociación y transferencia de estos instrumentos recaen exclusivamente sobre quien voluntariamente participe en dichas actividades.

Vale la pena mencionar que junto con otras entidades del Estado, el Banco de la República ha formado un grupo de trabajo para estudiar estos mercados y evaluar la conveniencia de entrar a regular ciertos aspectos de las criptomonedas a medida de que los desarrollos así lo ameriten.

Adicionalmente, este año el Banco de la República entró a ser parte de los participantes en la iniciativa R3, liderada por una firma desarrolladora de esquemas DLT del mismo nombre, la cual busca explorar posibles aplicaciones de esta tecnología en futuros desarrollos de la infraestructura financiera y de pagos en al ámbito internacional.

ASÍ ESTÁ EL MERCADO 


En algunas naciones, las autoridades económicas han tomado medidas en torno a las condiciones para realizar transacciones o inversiones con estos instrumentos.

El mercado de criptomonedas es muy activo, con más de 700 esquemas de estas que compiten entre sí. Las que más se transan y se utilizan son el bitcoin, ripple y ethereum.

A julio de 2017, bitcoin y ethereu m alcanzaron un valor de mercado de US$60.000 millones (un tercio del valor de Citigroup en el New York Stock Exchange) y las siguientes 30 criptomonedas más cotizadas unos US$21.000 millones.

No obstante, a finales de 2015 habían salido de circulación 400 de estas. Así mismo, se han dado desarrollos en derivados y obligaciones e instrumentos financieros denominados en estos instrumentos.

EL REGULADOR LOCAL

La Superintendencia Financiera es la autoridad encargada de vigilar a las entidades que captan recursos del público, no obstante, el regulador ha lanzado advertencias sobre los riesgos de invertir en este tipo de vehículos, aunque no ha definido una regulación sobre los mismos. 

Por lo pronto, se ha indicado que en Colombia está permitido invertir en estos, pero bajo los riesgos que esto implique y con la claridad de que no existe un respaldo estatal o privado en caso de que dichos recursos desaparezcan por cuenta de una mala administración.

Lo que sí está prohibido es que las entidades del sistema financiero realicen asesorías o inversiones en criptomonedas. Las autoridades han enfatizado en que los activos intangibles representan un riesgo muy significativo para los inversores, y por tal motivo se les sugiere no hacerlo.

Compartir