1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Economía

Economía circular: estamos botando dinero a la caneca

En Colombia sólo el 17% de los residuos tiene algún tipo de tratamiento para ser reutilizados.

En el 2030 Corea del Sur no tendrá rellenos sanitarios. Los desechos que produzca serán reutilizados.

En el 2030 Corea del Sur no tendrá rellenos sanitarios. Los desechos que produzca serán reutilizados.

Archivo particular.

POR:
Portafolio
septiembre 13 de 2017 - 09:52 p.m.
2017-09-13

Un número importante de empresas comienzan a priorizar en sus agendas de sostenibilidad este concepto que supone un tránsito hacia un nuevo paradigma en materia de residuos y eficiencia en el uso de materiales. Es claro que es un tema de corresponsabilidad.

(Lea: Así se sacan fortunas de la basura

Corea en el 2030 no tendrá rellenos sanitarios, con lo cual los desechos que produzca su población serán reutilizados en cualquiera de los tres usos genéricos: reciclaje, generación de energía o uso biológico. Si bien, a primera vista parece utópico, es el modelo hacia el cual están migrando decenas de países del mundo, entre ellos el nuestro.

(Lea: Se acerca el plazo para la entrega del plan de basuras en los municipios

A pesar de que en Colombia sólo el 17% de los residuos tiene algún tipo de tratamiento para ser reutilizados, al ser comparados con Alemania, por ejemplo, esta cifra alcanza el 99,5%, hay esfuerzos cada vez más importantes de parte de compañías que se han empleado a fondo por incorporar el concepto de ‘Economía Circular’ en su agenda de sostenibilidad.

No es un concepto nuevo, la verdad es que desde la década de los 80 países europeos pusieron en la agenda esta fórmula a través de estímulos tributarios y otros instrumentos que visibilizaron sus beneficios y que las convirtieron en revolucionarias en cuanto a la idea que plantea para las empresas, que en la medida en que fueron entendiendo los beneficios de su implementación, la pusieron al servicio de fortalecer tres conceptos que en el mundo corporativo son viejos conocidos: la corresponsabilidad, la rentabilidad y la reputación.

Para el director de la Misión de Crecimiento Verde del DNP, Hernando José Gómez, que tiene entre sus pilares fundamentales justamente este tema, se trata de “un modelo muy beneficioso para las empresas que cada vez se muestran más interesadas en incorporar el concepto como un pilar estratégico dentro de sus estrategias de sostenibilidad. El Plan Nacional de Desarrollo (2014-2018) puso como elemento central el crecimiento verde, que requiere de la economía circular como pieza angular para contribuir con la competitividad del país, a generar menos desechos, mas productividad en el uso de los insumos y más negocios, más empleos verdes”, puntualizó.

CUADRATURA DEL CÍRCULO

Son varias las empresas que se han ocupado del tema. Una de ellas es Postobón, que tiene un componente importante de este esquema en su modelo de sostenibilidad llamado ‘Uno más Todos’, en el que se privilegia el uso eficiente de los materiales de envases y empaques para que no sean desperdicios o residuos con resultados que son de mayor relevancia: en 2016, por ejemplo, la compañía utilizó 7.392 toneladas de resina reciclada PET, con un aumento del 80% frente a 2015, equivalente a recuperar 291 millones de botellas, a ahorrar la energía comparable al consumo de 76.344 hogares y a reducir las emisiones de CO2 equivalentes a retirar 2.914 vehículos de las calles. Esto, además, trajo beneficio para 2.914 recicladores que se vincularon a la cadena de valor del reciclaje de PET.

“Dentro de nuestros objetivos estratégicos está consolidarnos como una empresa sostenible, esto implica avanzar en el desarrollo de innovaciones en los productos de la compañía con el fin de que incorporen material reciclado posconsumo. De esa forma, contribuiremos a hacer los ciclos cada vez más circulares y a dinamizar el mercado de materiales”, dice al respecto, Martha Ruby Falla, directora de Sostenibilidad de Postobón, quien anota también acerca de la responsabilidad por parte de los colombianos para que sean cada vez más conscientes de la separación de residuos. “Queremos invitar a todos nuestros consumidores a que separen en la fuente, pues hoy podríamos duplicar y hasta triplicar el uso de material reciclado. Todos tenemos una responsabilidad y nosotros trabajamos para que cada vez seamos más conscientes de ella”, concluyó.

Adicionalmente, entre 2015 y 2016, la compañía, bajo un esquema de innovación social, creó el programa MiPupitre Postobón, con el cual recuperó 690 toneladas de material de Tetra Pak, equivalentes a 84 millones de cajitas de jugos Hit y Tutti Frutti, las cuales se convirtieron en mobiliario escolar para beneficio de más de 26.000 estudiantes en instituciones educativas de bajos recursos.

Otra de las empresas que se la ha jugado por la economía circular es Alpina, que con la implementación de este esquema ha logrado un aprovechamiento de residuos del 93% a través de lineas de acción como el aprovechamiento del 100% de los residuos post-industriales de fibras de celulosa (cartón, papel, tetra brik) reincorporándolos en las cajas utilizadas para el embalaje de los productos de la compañía. El uso del lodo para compost es donde se aprovechan los lodos que salen de la Planta de Tratamiento Residual (PTAR) a través de un proceso de digestión y deshidratación para posteriormente ser entregados para hacer compost, con esto los nutrientes re-circulan pasando de un ciclo a otro. Y por último programas para el aprovechamiento energético del Biogás en donde el gas metano producido en los procesos de tratamiento de la planta de aguas residuales, es utilizado como fuente propia de energía renovable, reemplazando combustibles fósiles y aumentando la seguridad energética. Y ciclos cerrados del agua, en donde se cierran procesos en el uso de agua utilizada en los servicios industriales de sus operaciones. Trabajan continuamente para que el agua usada en calderas y sistemas de enfriamiento sea recirculada, con esto reducen el consumo de agua y energía.

“El objetivo es trabajar por una operación eco-eficiente en la que se minimice el consumo de recursos y se busquen cerrar los ciclos de los mismos, para agregar valor a la compañía, hacer sostenible la operación y proteger los recursos naturales”, señaló Cristina De La Vega, directora ejecutiva de Alpina.

“La economía circular, será entonces, un tema del cual muchas empresas darán de qué hablar, y esperamos que sean muchas más las que incorporen este modelo como pilar de sus operaciones”, remató Hernando José Gómez, director de la Misión de Crecimiento Verde.

Compartir