1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Economía

Con el PIB y el IPC bajo control, la tarea son las exportaciones

El crecimiento mejora y la inflación se acerca al objetivo, lo que deja como prioridad la diversificación y el crecimiento de las ventas al exterior a los niveles previos a la crisis.

Exportaciones

Hacia el 2012 las exportaciones era por US$62.000 millones, US$24.000 millones más que el año pasado.

Archivo particular.

POR:
Portafolio
marzo 05 de 2018 - 09:55 p.m.
2018-03-05

Las exportaciones colombianas son un tema que ha estado en deuda durante los últimos años. Aunque el 2017 cerró con un saldo muy superior al de los años anteriores, la cifra sigue lejos del nivel que se tenía antes del desplome de los precios internacionales del petróleo, y por ende, se constituye en el principal desafío del Gobierno ya que el PIB viene mejorando, aunque a paso lento, y que la inflación se encamina hacia el punto medio del rango del Banco de la República.

(Lea: Exportaciones crecieron 17,2% en el último año

Para Munir Jalil, director de Investigaciones Económicas del Citibank en Colombia, los desafíos que tiene el país deben verse de dos maneras, la primera evaluando las necesidades del corto plazo, que serían de hasta dos años, y las que existen en el mediano y largo plazo.

(Lea: Comercio de los contenedores crecería 5% durante el 2018

“Las de corto plazo involucran un ajuste fiscal que está pendiente con el fin de cumplir con la ley de regla fiscal. Sea cual sea el candidato que llegue a la Casa de Nariño el siete de agosto, deberá decidir sobre qué camino recorrerá con el fin de continuar con el proceso de consolidación fiscal. Aquí las opciones involucran reducción de gasto o incremento en los ingresos; o una combinación de los dos”.

(Lea: Exportaciones no tradicionales crecieron en 2017

Sin embargo, el economista asegura que sin importar quién sea el ganador de las elecciones presidenciales se tendrán que tomar decisiones polémicas. “Como se dice de forma coloquial “el palo no está para cucharas” y se deben tomar decisiones que no van a ser las más populares si se quiere mostrarles a las agencias calificadoras de riesgo como S&P, Moody’s y Fitch que el compromiso por la consolidación fiscal es inquebrantable. Dónde lo anterior no se maneje como la operación tan delicada que efectivamente es, el país podría terminar con disminuciones adicionales en su calificación de riesgo por parte de Moody’s y Fitch (S&P ya actuó al respecto)”, añadió Jalil.

Con respecto a las tareas que hay pendientes en el largo plazo indicó que la más importante “es la recuperación de los ingresos externos. Hacia 2011 y 2012, el país tuvo los récords históricos en materia de exportaciones alcanzando US$62 mil millones y el año pasado (que fue un “buen” año cuando miramos los ingresos desde el 2014), estos alcanzaron US$38 mil millones. Eso nos deja con un faltante de US$24 mil millones solo para retornar a los niveles que exportábamos antes de que cayeran los precios del petróleo”, sostuvo.

Por tal razón asegura que “la prioridad en materia económica debería estar en tener una agenda exportadora que incluya no solamente qué debemos producir si no además planes para facilitar la producción, transporte y comercialización de estos productos que seguramente tendrán que ser ‘nuevos’ en el sentido de que aunque hoy los ingresos externos están representados en un 52% por petróleo, sus derivados y carbón, el llenar el hueco faltante dependerá más de qué nuevos productos se puedan vender sin olvidarnos, claramente, de los que ya nos generan ingresos”, concluyó.

Para el exministro de Hacienda Guillermo Perry, la preocupación principal también va por el lado fiscal y la importancia de que el país conserve la confianza de los inversionistas internacionales y su calificación de riesgo con grado de inversión. “El principal afán para el Gobierno que llegue en agosto tendrá que ser el tema fiscal, este ya fue identificado como un tema a resolver tanto por la comisión de expertos tributarios como por la de gasto e inversión. Cuando la sobretasa de las empresas se elimine, y quede al 33% a partir del 2019 va a volverse a abrir un hueco importante que se tendrá que llenar o vía reducción del gasto, que la comisión ya dijo que eso se logra en el mediano plazo o con el aumento de los ingresos, que se lograría por medio del control de la evasión, en el mediano plazo también, o quizá el nuevo presidente se vea en la necesidad de tramitar una nueva reforma tributaria estructural”, indicó.

CLAVE DIVERSIFICAR

Por su parte, para el presidente de Analdex, Javier Díaz, “lo más duro del proceso de ajuste de la economía ya pasó y lo que se espera es que el país recupere la senda de crecimiento. El comportamiento reciente de la inflación deja margen para que el Banco de la República baje aún más la tasa de interés de intervención. Esto es fundamental para que el consumo de los hogares nuevamente tenga una dinámica positiva. En materia de exportaciones lo que se espera es que la tendencia de crecimiento se consolide y vaya acompañada de un proceso de diversificación de la canasta exportadora, en la que participen cada vez más los productos diferentes a los minero energético. Ojalá que las corrientes proteccionistas que se empiezan a ver en algunas economías desarrolladas no echen al traste esta posibilidad”.

Así mismo, el directivo gremial sostuvo “que en este contexto las principales tareas están en el tema fiscal y en el proceso de facilitación del comercio. En ambos casos es preciso trabajar para combatir la corrupción, la evasión, el contrabando y la informalidad”, concluyó Díaz.

Daniel Velandia, director de Investigaciones de Credicorp Capital considera que entre las tareas que se deben tener en la agenda es la de superar el 3% - 3,5% como crecimiento potencial.
“Para ello la diversificación productiva y la ejecución efectiva de las obras 4G son clave. Además, la diversificación es importante para que la cuenta corriente mejore estructuralmente a través de mayores exportaciones. Por otra parte, el tema fiscal sigue siendo una tarea pendiente, tal vez a través de una combinación de mayores ingresos y menores gastos, para lo cual la discusión de la reforma pensional es relevante.

Finalmente, creemos que el tema de la informalidad laboral y empresarial es la base de muchos de los problemas de la economía colombiana, por lo que tomar medidas adicionales para reducirla es importante”.

EL AÑO PARA RECUPERAR LA CONFIANZA DEL CONSUMIDOR

Para el analista económico Luis Alberto Rodríguez “el país tiene retos inmediatos como la recuperación de la confianza del consumidor, esta sigue estando en terreno negativo a pesar de aparentemente haber tocado fondo. Similarmente hay retos para materializar un robusto impulso el sector externo, la caída de las exportaciones desde la destorcida de precios del petróleo y la modesta recuperación de las exportaciones no tradicionales dejan desafíos muy grandes” manifestó.

Además, Rodríguez recalcó la necesidad de conocer el informe final de la comisión del gasto “ya que el país está en mora de aumentar la eficiencia del gasto”. Esto junto a un plan de acción para fortalecer las instituciones.

Compartir