Economía
1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Consulta popular de Cumaral llegó a la recta final

Este domingo los habitantes de ese municipio del Meta decidirán sobre el futuro de la industria petrolera en esa zona.

Consulta popular de Cumaral llegó a la recta final

Orlando Velandia, presidente de la ANH, admitió que se ha perdido la confianza de la gente y que recuperarla no es fácil.

HERNANDO HERRERA

Economía
POR:
Portafolio
mayo 30 de 2017 - 04:40 p.m.
2017-05-30

A pocos días de que se realice la consulta popular en la que los habitantes de Cumaral decidirán si quieren o no que en su territorio la industria petrolera haga perforación exploratoria, exploración sísmica y produzca hidrocarburos, la situación aún no es clara sobre los resultados que esta arrojará.

(Lea: Cajamarca votó masivamente en contra de la minería

En la comunidad y en los ambientalistas se percibe el temor de que la sísmica acabe con sus fuentes hídricas y que cause derrumbes como pasó hace cuatro años en la vereda Chepero Alto, donde hubo más de 100 derrumbes, originados entre otras razones por esa actividad exploratoria.

(Lea: Consultas populares pueden frenar el desarrollo del país, Asociación Colombiana de Minería

Para Orlando Velandia Sepúlveda, presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), que tiene la facultad de adjudicar áreas para exploración y producción de hidrocarburos, es clave que los cumaraleños tengan bien claro cuál es la verdad frente al tema del petróleo, pero apoyados en aspectos técnicos y no en suposiciones.

(Lea: 'Las consultas populares como la de Cajamarca van en contravía de la Constitución'

“Tengo evidencias técnicas de que hay áreas con cero producción de petróleo y son las regiones que han generado el mayor índice de deforestación y desertificación. La actividad petrolera no contamina los acuíferos porque están a 100 y 200 metros de profundidad y el petróleo está a más de 1.500 metros.

“Lo que queremos es que la gente tenga la información completa, que vea las dos caras de la moneda con una información objetiva y no echarle el discurso de que se va a perder la capacidad hídrica, que nos vamos a morir de sed, porque eso no va a pasar. El dilema agua o petróleo no debe existir”, sostuvo.

Agregó que las instituciones y la gente están partiendo de que las cosas se van a hacer mal y que ahí es su reproche porque no les dejan mostrar la capacidad técnica e institucional.

Admitió que se ha perdido la confianza de la gente y que recuperarla no es fácil, razón por la cual hay que revisar los casos en los que se ha perdido y ver dónde están las falencias.

“Si el reproche es al mal manejo que hace cualquier compañía petrolera no castiguemos a la industria, la industria como tal no es la culpable, pueden ser las acciones u omisiones de los órganos de control. La confianza habrá que recuperarla en la medida en la que a las compañías se les conmine a cumplir sus obligaciones contractuales, legales y ambientales y a las entidades de control a que cumplan su papel y en eso estamos”, sostuvo.

LAS RAZONES QUE TIENE LA CONSULTA POPULAR

Detrás de la pregunta que se les hará a los cumaraleños a través de un tarjetón en la consulta popular de este 4 de junio, y que fue declarada constitucional por el Tribunal Administrativo del Meta, está una historia que inició a mediados del año pasado, cuando varios líderes comunales recogieron casi 2.000 firmas.

Con ellas les pidieron al alcalde y al Concejo municipal que iniciaran el trámite de una consulta popular para decidir sobre la ejecución del proyecto petrolero Llanos 69 en Cumaral.

Según la comunidad, el contrato 009 de 2012 celebrado entre la ANH y la empresa Mansarovar Energy, que incluye 22.650 hectáreas de Cumaral y Medina, Cundinamarca, representa un alto riesgo sísmico en la región por involucrar una zona de recarga hídrica muy importante del piedemonte llanero.

El resultado de esa gestión fue el Decreto No. 35 de marzo 24 de 2017, de la Alcaldía de Cumaral en el que se expone que el contrato de exploración y producción de hidrocarburos “afectará de manera irreparable el recurso hídrico contenido en: ríos, caños, nacederos, morichales, lagunas, fauna y flora en general y aljibes, que incluso surten del recurso natural (agua) a otros municipios distintos a Cumaral como: El Calvario, Restrepo, Villavicencio y Medina, en los departamentos del Meta y Cundinamarca”.

‘NO ES UNA ACTIVIDAD AMIGABLE CON LA NATURALEZA'

Según Nelson Vivas Mora, ambientalista y vocero de la Mesa Hídrica Ambiental del Piedemonte Llanero, en Cumaral hay un área deleznable y sensible y por eso se recomienda no desarrollar actividad petrolera.

Dijo que a raíz de los 120 derrumbes que se causaron en la vereda Chepero Cormacarena contrató un estudio con la Universidad de Caldas que recomendó no hacer labores de sísmica en la parte alta de Cumaral.

“Con lo ocurrido y analizado en esa vereda se detectó que hubo deforestación, sísmica y saturación del agua en el suelo lo que generó remoción en masa que ocasionó esos derrumbes. Eso hace concluir que es una zona de alto riesgo y lo aconsejable es que no la intervengan y así lo recomendó la Universidad de Caldas”, indicó.

Insistió en que no se puede intervenir la cordillera ni el piedemonte, ni los páramos, porque el petróleo no es posible sacarlo técnicamente en aquellos lugares y que eso lo dicen estudios de universidades.

“Lo que queremos es alertar a la gente sobre los riesgos que hay con la sísmica y veo muy difícil que sea compatible esa actividad petrolera en un sector como la cordillera o el piedemonte porque no hay una tecnología que sea amigable con el medio ambiente”, insistió Vivas.

Jhon Fredy Martínez, líder cívico y defensor de los acueductos rurales de Cumaral, dijo que recorrió todo el municipio y que le gusta el apoyo que ha demostrado la gente para la consulta y que eso pasa porque es una tierra que no quiere cambiar la vocación agroturística y ganadera del municipio por la explotación petrolera.

‘SE PONE EN RIESGO EL ACCESO AL AGUA'

La dirigencia política del Meta, a través de los partidos Cambio Radical, Liberal, Polo Democrático y Alianza Verde, señaló que la explotación de crudo en el piedemonte llanero no es recomendable y por eso decidió apoyar a quienes le dicen No a esa intervención.

La senadora Maritza Martínez Aristizábal, del partido de la U, dijo que lo importante es que la gente salga a votar y que no haya indiferencia y aclaró que su postura frente al tema es apoyar el ‘No’ porque Cumaral está en el piedemonte de donde extrae el agua para todas sus actividades.

“No estoy de acuerdo con que se privilegie una actividad económica como la petrolera que pone en riesgo el acceso al agua que va a necesitar el municipio”, sostuvo.

Frente a la pregunta de a cuál de las dos posturas creerle para apoyar el ‘Sí’ o el ‘No’, dijo que esa es la gran dificultad porque nunca la información es totalmente confiable y siempre dependerá de un sesgo, de una ideología preconcebida frente a la actividad.

“Otros tenemos una postura de prevención y nos inclinamos por la no necesidad de adelantar sísmica en el piedemonte. Mi recomendación a quien va a votar es que haga un análisis integral, más allá de lo ambiental y mezcle el tema social y económico que termina golpeando tan fuerte a los municipios productores”, dijo la senadora.

UNA VOTACIÓN CONTRARRELOJ

Voceros de la comunidad que pregona votar por el No en la consulta popular de Cumaral, señalaron que para esta jornada electoral habrá que correr para votar porque cada elector tiene menos de un minuto para hacerlo.

Jhon Fredy Martínez, líder cívico defensor de los acueductos rurales de Cumaral, sostuvo que para las pasadas elecciones el municipio tuvo 42 mesas electorales y para la consulta popular sólo se autorizaron 22, (14 área urbana y 8 zona rural) con el argumento que la abstención en las consultas es alta.

En las 14 mesas del casco urbano sólo podrán votar 6.720 de los 13.366 cumaraleños que conforman el censo electoral en el área urbana.

“Si uno coge la jornada electoral que es de 8 horas y la fracciona en minutos de ahí salen los ciudadanos aptos para votar por mesa, deja un resultado de 980 por mesa lo que nos da que cada ciudadano tiene menos de un minuto para votar”, explicó.

Fuentes de la Registraduría Nacional señalaron que la planificación de la consulta permitirá que la totalidad de las personas habilitadas para votar lo puedan hacer sin ningún inconveniente.

¿Y SI GANA EL NO?

La ANH, Ecopetrol y la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP) dicen que si la decisión del pueblo es no, pues se perderá la opción de aprovechar bien esos recursos ambientalmente sostenibles y de beneficiarse con la existencia de unos importantes recursos que serían de gran ayuda para un Estado con afugias fiscales y para una comunidad con bastantes necesidades sociales.

Rubén Darío Romero Castro
Redactor LLANO SIE7EDÍAS