1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Economía

Cuatro motores claves para dinamizar la economía colombiana

Expertos coinciden en el agro, pero piden no olvidar el aporte del sector minero. La infraestructura y la productividad son la prioridad.

Altillanura, agroindustria de vanguardia en el país

Efe

POR:
Portafolio
febrero 14 de 2018 - 09:13 p.m.
2018-02-14

Está claro que el momento más hostil para la economía colombiana ya se superó. El Dane revelará hoy cuánto creció el Producto Interno Bruto durante el año anterior, lo que servirá de base para identificar los sectores que permitirán que durante este año el desempeño sea mejor, siempre y cuando se ataque en los frentes señalados.

(Lea: Producción industrial cayó 1,1% en 2017, de acuerdo con la Andi)

Aunque los indicadores macroeconómicos muestran que la desaceleración ya es cosa del pasado, y que durante este y el próximo año el PIB se expandirá a tasas más altas, todo indica que dicho crecimiento seguirá estando por debajo del potencial del país y hay sectores que aún no hacen el aporte que se espera.

(Lea: Ventas minoristas cayeron 0,9% en el 2017)

Portafolio consultó expertos en materia económica para saber de qué manera se deben afrontar estos retos y coincidieron en que garantizar mejores tasas de crecimiento dependerá de trabajar en varios frentes de manera simultánea.

Para Rosario Córdoba, presidenta del Consejo Privado de Competitividad, lo que más le urge al país es “precisamente aumentar su nivel de competitividad, tanto de capital como laboral. Esto quiere decir, utilizar los recursos con los que se cuenta hoy, pero de una forma más eficiente; esto nos llevaría a tener un mejor PIB”.

Por su parte, la exdirectora del DNP, Cecilia López, considera que es importante “no creer que la recuperación de los precios del petróleo es otra bonanza como la de hace unos años. Lo que estamos viviendo con el crudo es un alivio, pero debe servir para trabajar en sectores que son claves hacia el futuro, y así crear una base productiva nueva”.

Advierte que el sector agroindustrial es, sin duda, uno de los que más potencial tiene en Colombia, eso sí, sin desconocer que “para lograr que el aporte sea importante en el PIB, se deben realizar reformas serias que permitan aprovechar esas ventajas que ofrece”, indicó López.

Rafael Mejía, presidente de la Bolsa Mercantil de Colombia (BMC), es partidario de potenciar esos sectores, como al agrícola, para mejorar el desempeño del PIB. Sin embargo, aclara que para ello, “es urgente mejorar la infraestructura del país, pero ante tantos escándalos de corrupción ha ido disminuyendo la marcha”.

Y es que el directivo sostiene que puede haber grandes oportunidades, pero “si no existen las carreteras, primarias, secundarias y terciarias; los puertos; aeropuertos y si no mejoramos la navegabilidad de los ríos; va a ser muy difícil sacar provecho a estos sectores porque los inconvenientes en el transporte encarecen la labor exportadora”.

Por su parte, Juan Pablo Córdoba Garcés, presidente de la Bolsa de Valores de Colombia, es consciente de que el sector agricultor puede ser una de las grandes alternativas para que el crecimiento de la economía sea mejor, no obstante, advierte que no se puede menospreciar ni dejar de lado, a los sectores que han sido motores durante varios años.

“No se trata de dejar de invertir en hidrocarburos y minería, estos han sido importantes y nos entregan una gran base exportadora, lo que hay que hacer es entregarles más opciones a los otros sectores. Se ha identificado el campo como uno de los que puede aportarle mucho al desarrollo del país, y se debe buscar cómo hacer para que aumente la participación del agro en el PIB”.

Así mismo, Tatyana Orozco, vicepresidenta de Asuntos Corporativos del Grupo Sura, indica que “para que el crecimiento del producto interno bruto colombiano sea más satisfactorio y alcance su potencial se requiere de una serie de medidas que conjugan esfuerzos públicos y privados en función de varios frentes”.

En primer lugar, señala Orozco, se requiere mejorar la productividad del aparato productivo nacional. “Es fundamental trabajar en dos aspectos. Uno es la mayor inversión educativa, particularmente en formación básica y técnica, con una clara pertinencia con el conocimiento, capacidades y habilidades requeridos en sectores que generan mayor valor agregado y tienen más ventajas competitivas y proyección internacional”, concluyó la directiva.

Daniel Guerrero

Compartir