1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Economía

El PIB a junio abre la posibilidad de que el país crezca 3% este año

En el segundo trimestre, la economía aumentó 2,8%, por encima de la expectativa del mercado. Construcción, el sector que más cayó.

Billetes

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
agosto 15 de 2018 - 11:10 p.m.
2018-08-15

A la economía colombiana definitivamente le fue bien en el segundo trimestre del año, e incluso tuvo resultados mejores de los esperados por diferentes actores del mercado.

El Dane reportó que en este periodo el producto interno bruto (PIB) del país creció 2,8%, explicado por un alza de 2,6% del valor agregado y de 3,1% en el dinamismo anual del recaudo tributario.

(Lea: PIB de Colombia creció 2,5% en el primer semestre). 

El resultado total es 1,1 puntos porcentuales superior al registrado en el mismo periodo del año pasado (1,7%), mientras que en el primer semestre la economía nacional creció 2,5%, superior también al dato de enero - junio del 2017, cuando fue de 1,9%.

Para Juan Daniel Oviedo, director del Dane, “vale resaltar la dinámica de (...) los servicios de tecnología, consultoría y asesoría, es decir, que son típicos de una economía basada en el desarrollo tecnológico y en la Cuarta Revolución Industrial, sobre todo porque tuvieron un crecimiento de 6,6%”.

De hecho, esta fue la rama que mejor desempeño tuvo en el lapso analizado y estuvo seguida de las actividades relacionadas con el agro y de la administración pública (ver gráfico). Ahora, si se observa por los campos que más contribuyeron a la variación positiva, estos fueron: sector público, comercio en general e industrias manufactureras.

REACCIONES POSITIVAS 

Sobre estos, Oviedo explicó que factores como el Mundial de Fútbol y su impacto le ayudaron al comportamiento de las industrias manufactureras (exactamente en bebidas y alimentos), mientras que el agro fue jalonado al alza por la producción de café.

Desde el Gobierno, la reacción a estos resultados estuvo dada por el ministro de Agricultura, Andrés Valencia, quien destacó los resultados, “ya que el crecimiento del sector de agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca fue de 5,9%. Sin embargo, el jefe de la cartera agropecuaria resaltó que hay que generar una política agropecuaria que le permita al campo colombiano aumentar la productividad”.

En esto coincidió Jorge Enrique Bedoya, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), quien agregó que “lo que uno encuentra en sectores como la ganadería, con crecimiento de 5,8%, y la porcicultura –cerca del 10%– es que son producciones mucho más planificadas, que responden a las estrategias que realizan todos los años para tratar de llegarle al consumidor final con sus campañas de promoción de consumo”.

En contraste con este buen desempeño, la construcción fue el sector al que peor le fue y sus directivos gremiales son realistas con esta situación.

Sandra Forero, presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), indicó que “la actividad comercial y constructiva requiere de estímulos para recuperar su dinamismo y eso implica que se deben asegurar los recursos para los programas de vivienda de Mi Casa Ya y de esta forma garantizar que el sector cuente con seguridad jurídica para el desarrollo y ejecución de los proyectos”.

La explotación de minas y canteras también cerró en rojo, aunque los gremios son optimistas de que se revierta esta situación lo más pronto posible. Santiago Ángel, presidente de la Asociación Colombiana de Minería (ACM), afirmó: “Esperamos que con la disminución paulatina de las lluvias en las zonas productoras y la confianza en la recuperación económica, mejore los indicadores para los próximos periodos”.

AJUSTES EN LA FORMA DE HACER LAS CUENTAS 

En medio de los resultados entregados por parte del Dane, su nuevo director, Juan Daniel Oviedo, indicó que los cálculos se seguirán haciendo de la misma manera que hasta finales del año pasado.

Esto sucedió puntualmente con el dato anual del PIB del primer trimestre, sobre el cual el anterior gobierno dijo, primero, que había sido de 2,2%, pero después lo rectificó al 2,8%, argumentando que este último era el correcto, ya que tomaba los datos desestacionalizados (sin contar festivos y factores climáticos).

No obstante, para la nueva administración los datos originales son los correctos, a la hora de revisar este tipo de información. “Los invitamos a que, para la lectura de la dinámica anual de la economía, usemos las series originales. En ese entendido, se ratificó un crecimiento de 2,2% en el primer trimestre y de 2,8% en el segundo de 2,8”, explicó Oviedo.

Asimismo, agregó que para evitar confusiones en las proyecciones que hacen los distintos grupos económicos, gremios, comisionistas y demás analistas, las cifras desestacionalizadas continuarán siendo publicadas.

Sobre esto, explicó: “Con todo respeto con el Banco de la República, entendemos que las diferentes entidades pueden estructurar sus modelos de proyección de la actividad económica; sin embargo, estamos convencidos de que la fuente oficial en Colombia de la dinámica de crecimiento de todas nuestras actividades es el Dane”.

Con relación al Emisor, se refirió a que este fue uno de los que también rectificó al alza el crecimiento del PIB del primer trimestre, al asegurar –en su momento– que había sido en realidad de 2,8%.

Así las cosas, las cifras “no originales” serán usadas por parte del Dane para comparar los desempeños de corto plazo (un trimestre contra el siguiente, por ejemplo) y las originales serán para análisis anualizados.

Compartir