Empleo

Ausentismo, el mayor impacto de la fatiga laboral en el país

En el agotamiento de los empleados el factor que más pesa es el exceso de tiempo de trabajo, pero no es la única causa

Cansancio laboral

Empleo Por: Portafolio

Cuatro de cada diez trabajadores en Estados Unidos sufren de fatiga relacionada con su actividad productiva y se trata de un problema que le ocasiona a esa nación pérdidas por 136.000 millones de dólares anuales, los cuales se gasta en tratar solo las consecuencias para la salud, sin contar con la reducción de la productividad por la baja en el desempeño individual de los empleados.

(Lea: ¿Cómo enfrentar la fatiga laboral?)

Colombia tampoco está libre de este fenómeno. Un estudio realizado por la empresa Kronos a partir de entrevistas con 119 líderes de Recursos Humanos en grandes empresas del país (de entre 100 y 2.500 empleados), aplicadas entre octubre del 2017 y enero del 2018, indica que la el agotamiento provoca ausentismo y afecta a 6 de cada 10 compañías en el país. Esta firma se considera uno de los principales jugadores mundiales en entrega de soluciones en administración de fuerza laboral en la nube.

(Lea: Fatiga laboral, entre las causas de accidentes en empresas

Jaime Cardoso, director de marketing para Kronos Latinoamérica, define la fatiga como un funcionamiento reducido de la persona, ya sea por agotamiento físico o mental. “Como la gente está agotada ya no da al 100% y no se concentra en lo que está realizando”, explica el experto.

(Lea: El derecho a la desconexión laboral: una garantía en extensión

El 65% de los consultados contestó que la principal causa es la carga excesiva de trabajo extra, en tanto que para el 32% prima la falta de compensación justa y para el 19% la falta de compañeros que tengan las habilidades requeridas con el fin de cumplir bien su labor. La cuarta razón relevante que mencionaron (18%) es tener un mal jefe.

En Colombia, según datos del Ministerio de Trabajo, laboran 2.193 horas al año, una cantidad que supera en 803 horas a las 1.363 que se laboran en Alemania. Y es más, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) estima que los colombianos le dedican a su trabajo principal 2.207 horas, Euromonitor Internacional habla de 2.232; la firma Michael Page, de 2.460 horas, y Manpower de más de 2.500 horas.

Otros estudios hechos por Kronos sobre fatiga permiten observar un contraste con Estados Unidos, donde el exceso de trabajo como factor de fatiga pesa un 64% (un punto menos que en Colombia) y México donde es 54% (11 menos).

En México se laboran 2.246 horas anuales según estudios del 2015 citados por Cardoso, en EE. UU., 1.790 y el promedio de la Ocde está en 1.766 horas.

Además, a pesar de que el pago en general es mejor, el porcentaje de la “mala remuneración” como causa de desgano llega al 41% en el primero de los países mencionados y en México resulta del 13%.

En ese aspecto, comenta Cardoso, incluso surgió el comentario de personas acerca de que la migración de venezolanos dispuestos a trabajar por menos plata está impactando al mercado laboral colombiano, y sería un factor que entre a pesar más a futuro.

Pero no por trabajar más se obtienen mejores resultados, a juzgar por cifras que ubican a México en el puesto 51 de productividad a nivel mundial, en tanto que Colombia está en el 61; Estados Unidos, en el tercero y Alemania en el quinto. En cambio, sí puede tener una incidencia negativa.

El 67% de los interrogados dijo que el mayor impacto del agotamiento está sobre el ausentismo laboral (por cansancio y enfermedad), y el 60% afirmó que en la disminución de la productividad. Entre tanto, en México los valores fueron 42% y 50%, respectivamente.

El 39% afirmó que perjudica el clima laboral y 25% que incrementa la posibilidad de que ocurran accidentes debido a que la persona reduce su atención.


Cardoso señaló que la falta de interés que viene aparejada con la fatiga lleva a que se tomen decisiones erróneas y a brindar un mal servicio al cliente. Y si bien los expertos saben que el agotamiento puede ser causa de rotación de personal, las empresas en general en el territorio nacional no han hecho conciencia de ello ni lo han medido.

Para el Director de marketing para Kronos Latinoamérica, el estudio demuestra que no hay una buena administración de personal –lo cual es casi general en América Latina–, ni buenas métricas del trabajo requerido para una determinada misión, además de que las empresas no están midiendo la fatiga en su interior, por lo cual no toman cartas en el asunto.

Ello lleva a que muchas veces, ante la necesidad de generar más productos o servicios, no vinculen a la gente requerida, sino que se opta por hacer trabajar horas extras a los empleados, con las consecuencias arriba señaladas.

Y ocurre con mayor frecuencia en empresas grandes que manejan estos procesos de forma manual, pues les resulta imposible un cruce de la información al respecto, que resulta copiosa.

“La idea es hacer una mejor planificación de la fuerza laboral con base en la cantidad de productos o servicios que se quieren y el cálculo de cuántas horas/persona necesito, con el fin de programar bien, y que en la ejecución los supervisores puedan ir chequeando quiénes están laborando más tiempo extra”, dice Cardoso.

La tecnología en estos casos puede ser de gran ayuda.