1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Empleo

¿Cómo mantener felices y productivos a sus trabajadores?

La remuneración económica no es lo único que motiva a los empleados. La confianza, la libertad y el sentido de pertenencia también impulsan a los trabajadores hacia un mejor desempeño.

"Si quiere comprender la palabra felicidad, tiene que entenderla como recompensa y no como fin". (Antoine de Saint-Exupéry)

“La felicidad va ligada a muchas cosas, por ejemplo, la alineación del equipo y de los intereses personales de los trabajadores con los de la compañía”, aseguran expertos.

123rf

POR:
Portafolio
febrero 08 de 2018 - 11:40 a.m.
2018-02-08

De acuerdo con un estudio realizado por la multinacional de recursos humanos Adecco en Colombia, el 93% de los encuestados afirmó que ‘estar feliz’ es uno de los factores más importante al momento de desarrollar de mejor manera su trabajo. Si bien son importantes las inversiones en tecnología y desarrollo, también es fundamental entender que el talento humano sigue siendo el recurso más valioso de las empresas.

(Lea: ‘Los que mantienen igual su negocio, no van a sobrevivir’)

“Sin duda alguna, el capital humano es el recurso más importante de una empresa y todos los esfuerzos de las compañías deben ir encaminados a cuidar y velar porque los empleados se sientan a gusto y satisfechos con su trabajo”, afirma Gustavo Higuera, gerente de Adecco Outsourcing Colombia.

(Lea: Contraloría detectó irregularidades en pagos de salarios y pensiones en la rama judicial)

Si bien la felicidad puede ser algo subjetivo, algo personal para cada individuo, hay conductas e incentivos que ayudan a que los trabajadores estén de mejor actitud y más animados para desarrollar sus funciones.

Muchas veces caemos en el error de asociar felicidad a beneficios económicos”, afirma Higuera, en vista de que si en algún momento para enfrentar una inconformidad del trabajador se hace un aumento en la remuneración, la experiencia dicta que en un tiempo volverá a suceder lo mismo, y el trabajador volverá a expresar su inconformidad en busca de otro aumento, cuando los incrementos en la remuneración van ligados a otros aspectos (mercado laboral, productividad, estado financiero de la empresa).

“En cambio, si logramos alinear las dos cosas, remuneración económica y las experiencias que aportan al salario emocional, nos estamos acercando más a la felicidad del trabajador. Esto aplica para todos los perfiles y categorías laborales: desde ejecutivos hasta operarios”, afirma el directivo.

EL SALARIO EMOCIONAL NO ES UNA TONTERÍA

Tener horario flexible para llegar, trabajar un día desde la casa, la flexibilidad en el tipo de vestuario (dependiendo la actividad que se realice) o tener una tarde libre al mes, por ejemplo, son algunas prácticas que no necesariamente implican el factor económico como incentivo que lleve al trabajador hacia un ambiente más agradable para laborar.

Tener una compensación simbólica para compartir con las personas cercanas, por ejemplo una invitación a cine, a cenar, entre otras, pueden hacer parte de un incentivo por el buen desempeño en el trabajo”, indica Higuera. “Todos estos beneficios surgen de escuchar las necesidades de los trabajadores. Más allá de lo monetario, permiten construir esos momentos de felicidad”, agrega.

Hablando del factor salarial vale la pena señalar que la equidad en el pago recibido también es importante. Debe estar alineado con la carga laboral, el horario, la media del mercado. Para un trabajador es importante sentir que no hay preferencias por ninguno de sus compañeros y que todos tienen una remuneración adecuada, y no que alguien que poco hace recibe mucho.

La capacitación también es fundamental, aseguran los expertos. Las oportunidades de formación adicional son buenas tanto para el empleado como para la empresa. Para el trabajador la capacitación constante es la oportunidad de desarrollar más sus capacidades y conocimientos. Para la empresa esto se traduce en un trabajador mejor preparado, con más para ofrecer en el camino de la consecución de los objetivos.

En este sentido, la encuesta adelantada por Adecco señala que el 52% de los consultados recibe capacitación y formación constante por parte de su compañía, contrastado con el 48% que afirmó no recibirla.

“La felicidad va ligada a muchas cosas, por ejemplo, la alineación del equipo y de los intereses personales de los trabajadores con los de la compañía”, asegura Higuera.

Finalmente, los encuestados respondieron a la pregunta ¿Qué deberían implementar las empresas en Colombia para ser más competitivas y productivas? El 48% dijo mejora en las condiciones laborales de los empleados, el 26% dar cursos y capacitaciones a sus empleados, el 14% innovar con el uso de la tecnología, el 6% abrir nuevos mercados y el 5% mejorar la relación con sus clientes.

Compartir