1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Economía

Empresas no están aprovechando las políticas del posconflicto 

Según EY, el sector privado está perdiendo los beneficios de dichas políticas por falta de proyectos bien estructurados. 

El sector privado no quiere que se repita el incumplimiento de Colombia al TLC con Canadá.

El presidente de EY, Édgar Sánchez, resaltó que en el proceso para hacer de la paz algo tangible, el sector privado tiene un papel importante en el desarrollo de iniciativas.

Archivo portafolio.co

POR:
Portafolio
septiembre 21 de 2017 - 07:36 p.m.
2017-09-21

La falta de proyectos está llevando a que el sector privado pierda los beneficios de las políticas de posconflicto.

(Lea: Sector privado, clave para cerrar la brecha en infraestructura

Así lo determinaron en el evento ‘EY Posconflicto, Colombia renace’ en el cual se compartieron con los directivos de las compañías los mecanismos de desarrollo territorial que benefician a las empresas privadas que impulsen proyectos de infraestructura y desarrollo en zonas afectadas por el conflicto armado.

(Lea: “La desaceleración no le compete asumirla solo al Gobierno”

Los objetivos de esta política de posconflicto son generar valor para el territorio y las empresas, cerrar brechas socio-económicas, incentivar y articular la oferta y la demanda y ayudar al cumplimiento del acuerdo.

Para cumplirlos el Gobierno Nacional ha implementado cinco mecanismos de desarrollo territorial con los cuales las empresas pueden estructurar correctamente proyectos que apoyen el desarrollo de las regiones, estos son: pago de Impuestos con obras y tarifas del impuesto de renta reducidas en ZOMAC, proyectos de iniciativa privada en las regiones, proyectos ambientales, turismo y voluntariado.

Según Juan Felipe Quintero, subdirector territorial y de inversión pública del Departamento Nacional de Planeación, el reto de este sector para ejecutar el presupuesto disponible y apoyar a las zonas más afectadas por el conflicto es la estructuración de proyectos en estos territorios.

“A veces pensamos que no hay recursos y sí los hay, lo que falta son proyectos de calidad. Parte del dinero del Sistema General de Regalías está destinado para los municipios que hacen parte de las Zomac, en total son 1.3 billones, hay otros 3.1 billones que son de manejo municipal y existen 801.000 millones de pesos dirigidos a los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET)”, aseguró Quintero.

Sin embargo, la poca afluencia de proyectos, especialmente, de proyectos bien estructurados, está llevando a que las empresas pierdan beneficios que podrían aprovechar para desarrollarse y dinamizar las regiones rurales del país.

“Vemos un poco de timidez en la implementación de estos beneficios, muchos del orden tributario, que tienen la capacidad de jalonar el desarrollo económico de las regiones. El Gobierno no puede solo, tienen que participar los gremios, los empresarios, las entidades financieras, etc. que generando empleo dinamizarán la economía”, señaló Margarita Salas, socia de impuestos de EY.

En la misma línea, el presidente de EY, Édgar Sánchez, resaltó que en el proceso para hacer de la paz algo tangible, el sector privado tiene un papel importante en el desarrollo de iniciativas. “Nuestro propósito en EY es construir un mejor entorno en estas regiones mediante el apoyo al sector privado y por ende a las comunidades que más han sufrido del conflicto como las Zomac”, agregó.

Finalmente, se hizo un llamado al sector privado para que conozcan cómo pueden participar activamente del proceso y que es necesario disminuir la desigualdad entre el campo y la ciudad.

Compartir