1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Economía

Fenómeno del Niño: qué tan probable es que se anticipe

El ministro de Agricultura aseguró en una entrevista reciente que la probabilidad se acerca al 100% y ya trabajan en planes preventivos.

Fenómeno de El Niño

El Minagricultura les hizo un llamado a los productores de que ahorren y almacenen toda el agua que sea posible.

Jaiver Nieto/CEET

POR:
Portafolio
agosto 26 de 2018 - 08:25 p.m.
2018-08-26

El anuncio hecho la semana pasada por el ministro de Agricultura, Andrés Valencia, de que la probabilidad de que se dé el fenómeno del Niño se acerca cada vez más al 100 por ciento, cayó como un baldado de agua fría en varios sectores económicos.

En una entrevista dada a Caracol Radio, Valencia aseguró: “Efectivamente este tema se discutió en el Consejo de Ministros; tenemos una probabilidad de Niño casi al 100%, es probable que el régimen de lluvias se vaya a alterar de forma importante entre noviembre y diciembre, y eso implica que tendremos unos meses de sequía, especialmente en el primer trimestre del próximo año”.

(Lea: Fenómeno de ‘El Niño’, un riesgo para el 2019)

De hecho, confirmó que ya están lanzando una campaña de prevención desde el Minagricultura y el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), con el fin de comunicar dos cosas.

LUCES Y SOMBRAS

“Primero, que se trate de ahorrar la mayor cantidad de agua, aprovechando las lluvias actuales, es decir, tener reservas en las fincas y granjas y, segundo, hacer todas las labores de prevención sanitarias y fitosanitarias para evitar que los animales se enfermen, que los cultivos se llenen de plagas, y que los prados se afecten profundamente”.

(Lea: Aumentan posibilidades de que aparezca un nuevo 'El Niño' este año

Un panorama similar plantearon la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, siglas en inglés), la Universidad de Columbia y la Oficina de Meteorología del Gobierno de Australia, las cuales coincidieron en pronosticar que en el primer semestre del 2019 el país se vería abocado a enfrentar este fenómeno.

Sus pronósticos son un poco más conservadores, aunque altos: los tres indicaron que hay un 75 por ciento de que el Niño llegaría al país entre enero y marzo del 2019, y que su impacto más fuerte se comenzaría a sentir desde el tercer mes, e incluso podría ir hasta mediados de año.

Estas coincidencias prendieron las alertas de los sectores económicos del país, pero también de los analistas macro, ya que una de las advertencias que ha venido lanzando el Banco de la República es que una sequía fuerte podría afectar seriamente el precio de los alimentos y, por ende, disparar la inflación. El equipo técnico de la entidad espera ahora que el costo de los alimentos crezca entre 2% y 2,5% este año, aunque un choque externo como el fenómeno del Niño podría aumentar esta cifra hasta número incalculables.

Las afectaciones irían más allá, según lo indicó el ministro de Vivienda, Jonathan Malagón. La semana pasada, durante una intervención en la Comisión Séptima del Senado, el jefe de esta cartera expresó su preocupación por la falta de recursos para terminar obras de almacenamiento en varios municipios, las cuales –agregó– “queremos tener listas para afrontar el fenómeno de El Niño, lo que ocasionaría gran afectación en la continuidad de la prestación del servicio de agua”.

Del otro lado de la mesa, Jorge Enrique Bedoya, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), le aseguró a este diario que, por ahora, se encuentran esperando el reporte del Ideam. “Una vez lo tengamos, lo segundo será conocer los planes del Ministerio de Agricultura, con el fin de ayudar al sector. En este caso, es importante resaltar que debe haber verdaderos recursos para el seguro agropecuario, de modo que podamos enfrentar este tipo de fenómenos”, agregó.

IMPACTO FISCAL

Por el lado fiscal, las preocupaciones tampoco son de poca monta. Varios equipos económicos y analistas de bancos y comisionistas han alertado del duro coletazo que un Niño le podría generar a las finanzas públicas nacionales.

En un informe, el grupo del BNP Paribas aseguró: “Mientras que El Niño es visto como causante de preocupación para el segundo semestre del 2018 y el primero del 2019, esperamos presiones inflacionarias significativas en el caso de tener un fenómenos de El Niño extremo (aunque no sea el escenario más probable por ahora)”.

Algo parecido fue reportado por parte del grupo de investigaciones económicas del Banco de Bogotá, que indicó que la posibilidad de una sequía se mantenía como un dato para ponerle la lupa en lo que resta del año. “En cuanto a los riesgos latentes, un fenómeno de El Niño es casi un hecho, pero su intensidad sigue siendo pronosticada como baja, lo que reduciría notablemente el impacto del clima sobre los precios de los alimentos”.

No obstante, el incremento de la probabilidad tiene en ascuas a todo el sector agro y macroeconómico.

PRIMEROS LLAMADOS

Durante su entrevista, el ministro de Agricultura, Andrés Valencia, explicó que los primeros coletazos del fenómeno del Niño serán claramente para el sector agropecuario, ya que “lo que ocurre allí es que vienen las heladas y, por eso, hay que trabajar con los floricultores y lecheros, para que eviten que se quemen pastos y cultivos”. Asimismo, indicó que “se debe trabajar con la defensa frente a plagas, particularmente los insectos, ya que se pueden incrementar los niveles de broca en el café o de mosca de fruta, por mencionar algunas”.

La SAC, por su parte, alertó que se debe cuidar el ingreso de los productores, ya que son otros de los perjudicados directos con esta situación, y ellos se verían afectados durante
el primer semestre del próximo año.

Compartir