Finanzas

Acciones petroleras, con optimismo moderado

Aunque hay buenas expectativas frente a los precios del crudo y a las inversiones de las firmas, persisten las dudas sobre la demanda.

Ecopetrol

Finanzas Por: Portafolio

Los inversores tienen cada vez más confianza, al menos hasta cierto punto, en que 2018 será el año de las acciones de las petroleras. Si bien esos títulos vienen subiendo desde mediados de 2017, no han logrado sostener el ritmo de la recuperación de los precios del crudo, lo que ha abierto una brecha de desempeño inusualmente grande. También han quedado a la zaga de los índices bursátiles.

(Lea: Promigas, Ecopetrol e ISA: acciones que más subieron en 11 meses)

La incertidumbre sobre si la remontada del crudo puede mantenerse y los temores a que el auge de los vehículos eléctricos pueda socavar la demanda en el largo plazo ponen un signo de interrogación.

(Lea: Acción de Ecopetrol se destaca a nivel mundial

No obstante, un panorama más optimista para los precios del petróleo respecto al derrumbe de 2014/15, sumado a que las empresas del sector energético han vuelto a registrar utilidades y generar efectivo luego de tres años de recortes brutales, podría marcar un punto de inflexión.

(Lea: Cinco cosas que no compraría un millennial

“El 2017 fue un año desafiante para los inversores, pero ahora hay oportunidades reales en el sector de la energía”, dijo Olivia Markham, gerente de cartera de BlackRock Commodities Income Investment Trust. Para Markham los precios del crudo subirán gradualmente hasta 2020 porque habrá una menor oferta, producto del derrumbe de la inversión en los últimos años.

UBS, RBC y JP Morgan han publicado panoramas positivos para el sector en las últimas semanas, mientras que analistas de Barclays pronosticaron que las utilidades de las acciones petroleras europeas integradas podrían crecer 20% frente al tercer trimestre.

“Annus Mirabilis. El mayor flujo de caja libre en décadas es un buen augurio para 2018”, dijo Bernstein en su panorama para las grandes petroleras europeas.

Las cifras del año pasado son sombrías. El índice MSCI del sector energético mundial, que mide los principales papeles ligados al crudo, subió apenas un 1,3% a pesar de que el Brent tocó máximos no vistos en dos años y medio. Las acciones de las grandes petroleras suelen moverse a la par de los precios del crudo, pero esa correlación se quebró el año pasado. Desde junio, el índice MSCI ha subido 20% pero el barril de Brent se disparó 50%.

Pero con los pronósticos de que la producción de petróleo de esquisto en EE. UU. crecerá con fuerza, sigue habiendo escepticismo respecto a si los valores podrán mantenerse.

Reuters