Finanzas

El saldo de cartera vencida ya superó los $ 20 billones

Aunque se ha moderado el aumento en la morosidad del crédito comercial -el que más pesa-, lo cierto es que en los otros segmentos está creciendo a más del 20%.

Entidades financieras del país frenan utilidades a abril

Finanzas Por: Redacción Portafolio

Como ya se venía anticipando, el cambio de año aún no trae un ajuste significativo en el comportamiento de la cartera del sistema financiero.

(Lea: ISA superó en 135% meta de utilidades previstas a 2020)

De hecho, la morosidad continúa creciendo a tasas altas, pues a pesar de que se ha contenido un poco en el segmento comercial, en los de consumo y de vivienda se ha acelerado en los últimos meses.

(Lea: El Citibank ofrecerá más servicios desde Colombia)

Los datos más recientes de la Superfinanciera, que corresponden a enero pasado, muestran que el saldo de cartera vencida a más de 30 días de los establecimientos de crédito ya superó los 20 billones de pesos.

(Lea: )

Esto representa un incremento real anual de 24,5 por ciento, aunque está creciendo a menor ritmo que en el 2017, cuando hubo meses en los que superó el 40 por ciento.

Como proporción del total de créditos se vio un aumento, pues la cartera vencida representa el 4,56 por ciento, comparado con el 4,3 por ciento de diciembre, y el 3,78 por ciento de enero del 2017.

Esto obedece a que la mora creció diez veces más que la cartera total, cuya expansión en enero fue de 2,44 por ciento real (6,21 por ciento nominal), y se ubicó en 436 billones de pesos.

Sin embargo, la historia que traían los saldos en mora es un poco diferente por estos días. El grueso del deterioro del crédito durante el 2017 estuvo asociado a la cartera comercial (que representa el 54 por ciento de la cartera).

Como se recuerda, hubo grandes deudores en problemas, entre ellos Electricaribe, Ruta del Sol, los sistemas de transporte masivo, y otro tipo de empresas.

A estas alturas, las entidades han hecho provisiones sobre estos préstamos, en algunos casos se han recibido algunos pagos, y otros están en acercamientos para normalizar la cartera.

Precisamente, los saldos en mora en esta modalidad ya van en 9,6 billones de pesos, 27 por ciento más que hace un año, tasa de crecimiento mucho más baja que la del 2017.

Pero ahora, los segmentos que llaman la atención por su aumento más reciente en la morosidad son el de consumo y el hipotecario.

En el primer caso, las obligaciones vencidas aumentaron 22 por ciento, a 7,47 billones de pesos, presionadas principalmente por las tarjetas de crédito.

Entre tanto, los créditos de vivienda en mora aumentaron 27 por ciento en el último año, y ya van en casi dos billones de pesos.

En medio de esta situación, las entidades financieras han seguido aumentando sus niveles de provisiones, lo que afecta sus resultados financieros.

Así, el saldo de provisiones ya superó los 25 billones de pesos, lo que quiere decir que la cobertura es del 128 por ciento.