Finanzas

La cartera de crédito llegó a $444 billones

El crecimiento real anual fue de 2,5%. Sin embargo, el deterioro continúa: los saldos vencidos suman $21,9 billones, el 4,93% del total.

El FMI destaca la calidad de la cartera de los establecimientos de crédito del país.

Finanzas Por: Portafolio

En los primeros meses de este año ya son varios los indicadores que muestran una mejor dinámica de la economía. Sin embargo, el crédito todavía no da señales contundentes, aunque ha mejorado.

Entre enero y abril de este año, el saldo de cartera creció 2,5 por ciento real anual (9 por ciento nominal), al ubicarse en 444,2 billones de pesos (incluido el Fondo Nacional del Ahorro), según datos revelados ayer por la Superintendencia Financiera.

(Lea: La morosidad en los créditos da algunas muestras de revertirse)

Al verlo más en detalle, la tendencia no es la misma en todas las modalidades. De hecho, la cartera comercial es la que sigue frenando la dinámica del crédito, pues en el primer cuatrimestre del 2018 tuvo una leve disminución real, comparado con el mismo lapso del año pasado.

El saldo de préstamos en este segmento asciende a 241,6 billones de pesos, con lo cual su participación es del 53 por ciento en el total.

(Lea: La cartera de crédito superó los $433 billones

Mientras tanto, los créditos de consumo se incrementaron 5,56 por ciento, y ya superan los 126 billones de pesos.

Entre tanto, la mayor dinámica continúa presentándose en los préstamos para vivienda, pues en el último año aumentaron 8 por ciento hasta los 63,7 billones de pesos.

(Lea: Cartera, con señales de mejora

Entre tanto, los microcréditos que son otorgados por las entidades bancarias subieron 3,5 por ciento, y suman 12 billones de pesos.

MORA NO CEDE

Y es que al tiempo en que los saldos de cartera aún no recuperan la dinámica de años anteriores, la morosidad sigue creciendo a tasas importantes, con lo cual ahora pesa más dentro del total.

Las cifras de la Superfinanciera dieron cuenta de un incremento de 20,68 por ciento en el saldo vencido hasta abril, con lo cual ya ronda los 22 billones de pesos.

Si bien ese ritmo de crecimiento es mucho menor al que traía durante el 2017, la realidad es que tasas de crecimiento de dos dígitos siguen estando muy por encima del promedio.

Así, el indicador de calidad de cartera llegó a 4,93 por ciento, nivel que no se veía desde el 2004.

Aunque en todos los segmentos se han visto mayores saldos de cartera vencida, nuevamente la modalidad comercial es la que responde por la gran mayoría del deterioro.

Hasta abril, el saldo en mora en este segmento iba en 11,1 billones de pesos, es decir 28 por ciento más que hace un año.

Como se recuerda, las entidades financieras han señalado que esto obedece a clientes puntuales, entre los que se encuentran firmas del sector energético, de infraestructura, los sistemas de transporte masivo, y, más recientemente, algunas del sector constructor.

Por otra parte, los préstamos para vivienda vienen mostrando un mayor incremento en la morosidad. Según las cifras de la Superfinanciera, a abril los vencimientos aumentaron 24,32 por ciento, hasta los 2,04 billones de pesos.

En menor medida, el crédito de consumo también tiene deterioro, pues el saldo ‘colgado’ subió 12 por ciento y va en 7,79 billones de pesos.

Esta situación ha obligado a que en el último año los establecimientos de crédito eleven sus provisiones (21,2 por ciento más que hace un año).

Así, ya cuentan con 26,88 billones de pesos aprovisionados, es decir que la cobertura de la cartera vencida es del 122,8 por ciento.

Por ese acelerado aumento en las provisiones, las entidades financieras han visto menores utilidades en los últimos meses, pero el punto más complicado fue en el 2017.

Ya a estas alturas, las ganancias de los establecimientos de crédito se han recuperado, y hasta abril van en 3,2 billones de pesos, 4,4 por ciento más que al mismo corte del año pasado.

Cabe recordar que parte del aumento tuvo que ver con la mejora en los portafolios de inversión.

luicon@eltiempo.com