Finanzas

La cartera de crédito creció 5,7% en el último año

A mayo, el saldo alcanzó los 447 billones de pesos, según la Superintendencia Financiera. Mientras tanto, el nivel de morosidad se mantuvo en 4,9 %.

El FMI destaca la calidad de la cartera de los establecimientos de crédito del país.

Finanzas Por: Portafolio

En mayo pasado, se mantuvo la tendencia que ha mostrado la cartera de crédito desde comienzos del 2018: el aumento en los saldos sigue siendo moderado, presionado especialmente por los préstamos comerciales.

Según los datos más recientes de la Superintendencia Financiera, al cierre de mayo la cartera de los establecimientos de crédito (incluido el Fondo Nacional del Ahorro) sumaba 447 billones de pesos.

(Lea: La cartera de crédito llegó a $444 billones)

Dicho saldo representa un incremento de 5,7 por ciento comparado con el mismo mes del 2017 (2,42 por ciento real).

Mientras tanto, la morosidad sigue en aumento, pero a mucho menor ritmo que el año pasado. La cartera vencida aumentó 18,8 por ciento real, y ya superó los 22 billones de pesos.

(Lea: La morosidad en los créditos da algunas muestras de revertirse

Visto de otra forma, por cada 100 pesos que están prestados, hay 4,9 que están ‘colgados’, proporción que se ha mantenido en los últimos meses.

LOS SEGMENTOS

Buena parte de la razón por la cual el crédito aún no da señales contundentes de repunte tiene que ver con la modalidad comercial, es decir los préstamos a empresas, pues son más de la mitad de la cartera.

Aquí, el saldo asciende a 242 billones de pesos, con una leve disminución en términos reales.

Este segmento es además el responsable del deterioro de la cartera desde comienzos del 2017, y aunque se ha moderado el incremento, sigue siendo históricamente alto. En el último año, el crecimiento real de los saldos vencidos es de 30 por ciento, hasta los 11,4 billones de pesos.

Esto obedece a empresas del sector energético, de transporte, constructoras y más recientemente pymes.

Por otra parte, los préstamos para consumo crecieron 5,29 por ciento real y ya superaron los 127 millones de pesos. Dentro de esta modalidad, los préstamos más utilizados son las libranzas, tarjetas de crédito y libre inversión.

La buena noticia es que se sigue acotando el aumento de la mora, pues en el último año los saldos colgados aumentaron 6,74 por ciento, a 7,6 billones de pesos. Es más, la cifra es más baja que la de abril.

Entre tanto, la mayor dinámica en la cartera corresponde a los créditos para vivienda, que al corte de mayo registraron un crecimiento real anual de 8,08 por ciento y ya suman 64,5 billones de pesos. No obstante, la morosidad ha aumentado más de 20 por ciento en los últimos 12 meses.

De todas maneras, para hacer frente a la morosidad, las entidades financieras llevan varios meses acelerando la constitución de provisiones.

A mayo, estos recursos ascendían a 27,2 billones de pesos. En la práctica, esto quiere decir que el cubrimiento del saldo de cartera vencido es de 123,8 por ciento, casi 1,3 puntos más que hace un año.

Pero, a diferencia de lo que ocurría hace un año, ya parece que se frenó la disminución en las utilidades.

Según la Superfinanciera, solo los establecimientos de crédito ganaron 3,82 billones de pesos entre enero y mayo, 163.000 millones más que en el mismo lapso del 2017.