Finanzas

Peso colombiano, de las monedas menos volátiles

A pesar de las complicaciones de la coyuntura actual, la tasa de cambio en el país no ha tenido las reacciones que solía mostrar.

Peso colombiano cayó tras anuncios para debilitar la moneda

Finanzas Por: Portafolio

Al menos en los últimos cinco años, el peso colombiano había ocupado lugares destacados entre los escalafones de monedas en el mundo, pues sus reacciones solían ser muy pronunciadas frente a cualquier tema internacional.

Sin embargo, este año ha sido particularmente emocionante en distintos frentes y, con todo, la tasa de cambio en Colombia ha sido de las menos volátiles.

(Lea: El peso colombiano es el más revaluado del mundo este año)

Expertos consultados señalan que los niveles actuales del precio del petróleo, una situación política más despejada y mejoras en algunos indicadores de la economía colombiana.

Julián Cárdenas, economista de la AFP Protección, explica que si bien a finales de 2017 se veía una sincronización en el crecimiento global, luego la política comercial empezó a mejorar las expectativas y a poner de relieve un escenario más frágil.

(Lea: El peso colombiano, la moneda más revaluada entre los emergentes

“Las amenazas comerciales se habían analizado como una estrategia para llegar a un diálogo, pero recientemente el nivel ha aumentado, China ha devaluado su moneda, y se espera una mayor inflación por el aumento en los aranceles, temas que muestran que las grietas del crecimiento podrían ser mayores”, dice.

Justamente, los temores en materia comercial han provocado que los inversionistas estén más nerviosos, y esto ha provocado una salida de capitales de los mercados emergentes.

Y aunque Colombia no ha sido inmune a esta situación, la realidad es que si bien está recibiendo menos capitales del exterior para inversión de portafolios, esto no implica que estén saliendo.

PETRÓLEO, LA CLAVE

La principal explicación a esto tiene que ver con el petróleo, que en los últimos meses ha tenido una recuperación y ha vuelto a niveles por encima de lo previsto por los expertos.
De hecho, en lo corrido de este año, el precio del barril en la referencia Brent (clave para Colombia), ha sido de 71,65 dólares.

Diego Camacho, director de investigaciones económicas en Ultraserfinco, señala que justamente el petróleo es de los activos con mejor retorno este año, y por eso los inversionistas buscan mecanismos para tener exposición a él, como los activos del mercado colombiano. Pero además, los mejores precios del crudo representan un alivio importante para las cuentas del país.

Camacho afirma que si se hace la cuenta de cuánto son los ingresos de Colombia en pesos por cada barril de petróleo exportado, el resultado es que es casi igual al nivel que se recibía previo al choque petrolero, porque el precio del dólar ha estado más alto que antes del 2014.

“Con los precios actuales del crudo, el dólar debería estar más cerca de los 2.700 pesos, pero las tensiones comerciales no lo dejan bajar más”, dice.

A esto, añade que, en la medida en que el déficit de cuenta corriente del país se ha ajustado de manera importante, el país es menos vulnerable, aunque aclara que esto se da por el coctel de cosas que están pasando en los mercados, más que por medidas locales.

En esto coincide Felipe Campos, gerente de estrategia en Alianza Valores, al señalar que “la dirección del dólar en Colombia depende del apetito por la divisa a nivel global, pero la magnitud del movimiento la define la materia prima a la que se está expuesto, o sea el petróleo. Está bien que no haya volatilidad, pero esto no es por un cambio estructural, pues tenemos una economía de poca diversificación y dependiente del crudo, activo que está estable”.

Por eso, los expertos advierten sobre los riesgos que puede haber en caso de que el precio del hidrocarburo vuelva a bajar. El otro tema con incidencia fuerte en América Latina es la temporada electoral. Si bien en los días previos a las elecciones en Colombia hubo alta volatilidad en la divisa, cuando se concretó la elección de Iván Duque el mercado quedó más tranquilo.

Sin embargo, el panorama para los próximos meses, además del petrolero, exige atención. Cárdenas, de Protección, dice que habrá que seguir pendientes de las decisiones de Trump que afecten a las monedas, pero además vienen alzas en la tasa de interés de EE. UU. por parte de la Reserva Federal, lo que mantendrá al dólar fuerte.

luicon@eltiempo.com