Finanzas

Innovación y valor agregado, el reto de las fiduciarias

El superfinanciero, Jorge Castaño, dijo que las entidades deben avanzar más en su transformación digital para ser más eficientes y mejorar la oferta.

Fiducias ganan espacio entre los inversionistas

Finanzas Por: Portafolio

En Colombia, la actividad fiduciaria concentra el 31 por ciento de los activos del sistema financiero (solo superada por los establecimientos de crédito), y tiene un rol de primera línea en la economía por los negocios que gestiona y por su papel para canalizar el ahorro de personas naturales.

(Lea: ¿Qué es más rentable: una fiducia o un CDT?). 

Sin embargo, a diferencia de otras industrias financieras, aún tiene pendiente, en términos generales, la tarea de la transformación digital y de innovar con más productos de mayor valor agregado y a menores costos que le permitan crecer y llegar a más clientes.

Durante el Congreso Latinoamericano de Fideicomiso (Colafi), que se realiza en Cartagena, el superintendente Financiero, Jorge Castaño Gutiérrez, dijo que es necesario darle mayor reconocimiento a la importancia que tiene esta industria como mecanismo para mover recursos entre el sector financiero y el real, así como instrumento de ahorro e inversión.

(Fiducia, la aliada de los negocios inmobiliarios). 

Por eso mismo, les hizo un llamado a que sean más proactivos en la búsqueda de negocios y en llegar a clientes y proyectos más allá de las grandes ciudades.

Como se sabe, hay 27 entidades en operación, con más de 24.000 negocios administrados en los distintos tipos de fiducias.

Entre tanto, las fiduciarias son los mayores gestores de Fondos de Inversión Colectiva (Fics), en los cuales gestionan 68 billones de pesos de 1,5 millones de clientes.

Sin embargo, este instrumento es uno de los que más desafíos entrañan. Castaño insistió en que la oferta actual está muy concentrada en inversiones en activos del mercado monetario, por lo cual señaló que la generación de negocios de las fiduciarias no puede darse a partir de productos básicos que compiten con las cuentas de ahorro y los CDT, pero con comisiones mucho más altas.

“Las entidades tienen que ser más ambiciosas en la forma en que ofrecen productos al cliente y crear una mayor oferta con valor agregado, especialmente para darles opciones diferentes a la nueva generación de consumidores financieros”
, y añadió que la transformación digital y la innovación son herramientas claves en este proceso, pues les permite mejorar en eficiencia y transmitirlo al usuario vía menores costos.