1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

Lo actual: juegos para adultos desde el móvil

Un grupo de hábiles y rencorosos pájaros quieren acabar con los crueles cerdos verdes que han robado sus huevos lanzándose sobre ellos con la ayuda de un enorme tirachinas.

POR:
marzo 19 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-03-19

Este es el argumento de Angry Birds, el último bombazo en videojuegos que ha tenido lugar fuera de las consolas. Al éxito de iPhone como plataforma para este y otros juegos le han seguido pronto el de los dispositivos con pantalla táctil de Samsung, HTC o Sony. En total, unos 250 millones de teléfonos inteligentes en todo el mundo amenazan la popularidad de las consolas portátiles como plataforma de videojuegos. La reacción de Nintendo y Sony no se ha hecho esperar y en los próximos meses tratarán de dar otra vuelta de tuerca al mercado con una nueva generación de consolas portátiles que ofrecen más potencia, mejores gráficos y mayor conectividad. Con la 3DS, Nintendo apuesta por las tres dimensiones, que tan buenos resultados están dando en los cines, y se reafirma como alternativa de ocio para toda la familia. Mientras, desde Sony optan por ofrecer una conectividad similar a la de los teléfonos (3G, GPS y WiFi), con una potencia equivalente a la de la PlayStation 3 en su Next Generation Portable (NGP). Sin embargo, la incógnita de su futuro más allá de esta generación sigue sin respuesta. PÚBLICOS DIFERENTES Gilberto Sánchez, director editorial de Virtual Toys, explicó que con estas estrategias es probable que las consolas aguanten el envate durante un tiempo, en un contexto en el que los móviles de última generación “aún resultan caros”. “Los precios de las consolas son más ajustados, sus costes de fabricación son más bajos y están hechas para durar más. Yo no dejaría mi iPhone 4 a mi hijo de 6 años, pero sí una Nintendo DS”, relata Sánchez, quien cree que, de momento, lo que han conseguido los teléfonos inteligentes es abrir el mercado de los videojuegos a un público de entre 15 y 49 años con un alto nivel adquisitivo. Cambian las plataformas y también los públicos y tipos de juegos. Los títulos de estrategia o aquellos en los que la precisión de movimientos marcan la diferencia siguen siendo los preferidos de los jugadores habituales, que optan por las consolas. Por el contrario, los jugadores ocasionales -adultos, mujeres o jóvenes sin videoconsola- aprovechan las posibilidades de su móvil para divertirse con juegos en los que prima el elemento social. - Los híbridos, la ventana al futuro de la diversión en su mano El secretario general de la Asociación Española de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento (aDeSe), Carlos Iglesias, considera que el móvil “acerca a los usuarios a los videojuegos”, y que el futuro de este tipo de ocio está en los híbridos, una opción que ya se ve en el Xperia Play de Sony. Este aúna en un sólo aparato comunicación y entretenimiento y combina una experiencia de juego con calidad PlayStation y la tecnología de un teléfono inteligente con Android. En definitiva, se trata de un híbrido que parece tener más posibilidades de éxito que el fallido N-Gage, el intento de Nokia por acercarse al mundo de los videojuegos en 2005. “Sin poder concretar fecha, el futuro está en los híbridos. Los terminales móviles cuentan con una capacidad gráfica que va en aumento y la telefonía ha dejado de ser lo fundamental”, ha defendido Iglesias. Carlos Zahumenszky, editor del blog dedicado a nuevas tecnologías Xataka, discrepa acerca del futuro de los terminales mixtos: “el gran problema de los móviles es que pelean por una pantalla, no van a añadir grosor para incluir mandos y los mandos táctiles, que cansan más y que a veces no responden, no pueden competir con la ergonomía de los de las consolas”. Las consolas están diseñadas para que el usuario se sienta parte de la historia y pase varias horas seguidas jugando, una comodidad en la que los híbridos como el Xperia Play aún tienen mucho camino por recorrer. Consolas, tabletas, teléfonos inteligentes o híbridos..., el futuro de los videojuegos para llevar aún está por decidir, un desenlace en el que la decisión de las desarrolladoras por decantarse por una u otra plataforma puede pesar mucho. En este sentido, el director editorial de Virtual Toys lo tiene claro. Su compañía invierte actualmente en juegos para PC y móviles, pero también en novedades para consolas portátiles. “La mayor garantía que podemos tener de que las consolas aún tienen mucho que decir es que los desarrolladores seguimos invirtiendo en títulos para 3DS y la nueva PSP”. helgon

Compartir