Alertan de burbuja inmobiliaria en Ecuador | Finanzas | Economía | Portafolio
1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

Alertan de burbuja inmobiliaria en Ecuador

La Asociación de Bancos Privados de Ecuador (Abpe) advirtió ayer que la gran oferta de crédito de la banca pública en el país a condiciones muy favorables está estableciendo la “etapa inicial” de una posible burbuja inmobiliaria.

POR:
marzo 25 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-03-25

“Empiezo a ver síntomas de una posible burbuja inmobiliaria”, afirmó Joaquín Morillo, vicepresidente de Riesgo de Produbanco y miembro del directorio de la Abpe en una presentación a la prensa de esa asociación bancaria. Morillo explicó que el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess) está ofreciendo créditos hipotecarios sin ninguna entrada, lo que hace que los constructores suban los precios de las viviendas “porque la persona no lo siente, pues no tiene cuota de entrada”. El Biess, que comenzó a operar el año pasado, pretende prestar este año 800 millones de dólares para la compra de casas con el dinero que aportan los ecuatorianos a la seguridad social, lo que supone entre el 50 por ciento y el 60 por ciento del crédito inmobiliario total previsto para el ejercicio actual, advirtió Morillo. “Está inundando casi de crédito (el mercado) y la oferta (inmobiliaria) no ha tenido tiempo de reaccionar”, lo que provoca una subida de precios, explicó. El Biess y los otros bancos públicos tienen una tasa de morosidad del 8,5 por ciento, un porcentaje “imposible”, a juicio de Morillo, que significa que “operan a pérdidas”. Al mismo tiempo, cuentan con “muchísimas menos provisiones” que la banca privada para cubrir ese agujero, que eventualmente tendrá que asumir el Estado, indicó Morillo. “En la medida en que el volumen de pérdidas sea grande se puede amenazar la estabilidad macroeconómica”, advirtió. HELGON

Compartir